EL PAIS › CAMPAÑA DEL CENTRO SIMON WIESENTHAL PARA CAPTURAR JERARCAS NAZIS

Ultima chance antes de que mueran

El Centro Wiesenthal lanzará hoy el operativo “Ultima Chance”, destinado a ubicar a criminales de guerra que se siguen escondiendo en la Argentina y en América latina. Todos tendrían más de 90 años. El proyecto prevé el pago de recompensas a cambio de información.

El Centro Simón Wiesenthal (CSW) lanzará hoy la Operación Ultima Chance destinada a capturar a criminales de guerra responsables de miles de muertes durante el nazismo. Efraín Zuroff, director de esa operación, le dijo a Página/12: “Sabemos que hay genocidas aún con vida, tanto en la Argentina como en el resto de América latina. Por ejemplo, buscamos al doctor Aribert Hein, médico del campo de concentración de Matthausen y que mandó a la muerte a centenares de personas”. El proyecto Ultima Chance prevé el pago de recompensas a cambio de información sobre los criminales de guerra del Tercer Reich.

Zuroff, junto al director para América latina del CSW, Sergio Widder, y el doctor Stefan Klemp, investigador principal en el Centro de Documentación en Alemania, ofrecerán hoy una conferencia de prensa en la sede de la AMIA, Pasteur 633, a las 14.30. Allí darán detalles de la operación que se lanzó primero en Lituania, Letonia y Estonia en julio de 2002 y que ha permitido plantear en la Justicia 99 casos de sujetos vinculados a crímenes cometidos durante el nazismo, así como la emisión de tres órdenes de arresto y dos solicitudes de extradición.

–¿Cómo se interpreta desde el punto de vista ético que ustedes continúen la búsqueda de personas que hoy tienen más de 90 años? –le preguntó este diario a Zuroff, quien por primera vez visita la Argentina.

–Le contesto en tres sentidos. Primero, si ellos hubieran tenido el menor respeto por los ancianos, a los que mataron sin piedad alguna, tal vez estaríamos hablando de otra cosa. Segundo, el paso del tiempo no rebaja la culpa. Nadie recibe una medalla por tener más edad o por llegar a viejo. Un asesino es un asesino, tenga la edad que tenga. Tercero, supongamos por un instante que ponemos un límite de edad para juzgarlos o condenarlos. En ese caso estaríamos permitiendo que escape sin castigo un genocida. Eso sería intolerable.

Aunque no quiso adelantar aspectos de Ultima Chance, Zuroff sí le dijo a este diario que tiene un listado de nombres y personas que aún pueden estar con vida y con nombre falso en la Argentina o en otro país de América latina. De hecho, el programa será lanzado en Santiago de Chile el viernes que viene, en San Pablo, el 4 de diciembre y en Montevideo el 7 de ese mes. Uno de los ejemplos al que se refirió Zuroff fue el del doctor Hein, un hombre que vivió en Cataluña hasta 2005. El sujeto era conocido como el Doctor Muerte, igual que otro siniestro galeno, Josef Menguele, quien vivió en la Argentina, tuvo cédula de identidad a su propio nombre en el país y murió ahogado en Brasil cuando la Justicia le seguía los pasos.

Como es obvio, el nombre de la operación, Ultima Chance, está referido al hecho de que los criminales de guerra buscados tendrán alrededor de 90 años. Es que han transcurrido 62 años desde el final de la Segunda Guerra Mundial y los cuadros de las SS nazis, que tenían funciones en los campos de concentración seguramente rondaban en aquella época los 30 años.

Son muy pocos los casos de jerarcas nazis extraditados desde la Argentina para ser juzgados en otros países. Los más resonantes fueron los de Erich Priebke, detectado en Bariloche en 1994, Josef Schwamberger, encontrado en La Plata en 1987 y Gerhard Böhne, uno de los creadores de las cámaras de gas móviles, en 1964. Unos años antes, Adolf Eichmann fue capturado clandestinamente en San Fernando por un comando israelí y, tras un juicio en Jerusalén, fue condenado a la horca. Existen pruebas categóricas de que genocidas alemanes y croatas vivieron en la Argentina, entre ellos Menguele, Ante Pavelic, Eduard Roschmann y Walter Kutschmann, pero hay sospechas de que decenas de jerarcas también se escondieron en el país y nunca fueron detectados.

Compartir: 

Twitter
 

Erich Priebke fue detectado en Bariloche en 1994, aunque él no se escondía y tenía actividad pública.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.