EL MUNDO

Fujimori enfrenta un juicio por violaciones a los DD.HH.

El proceso al ex presidente peruano se centra en crímenes emblemáticos del Grupo Colina: 15 asesinatos en Barrios Altos y la ejecución de nueve estudiantes y un profesor en La Cantuta.

 Por Carlos Noriega
desde Lima

En medio de una gran expectativa, hoy se inicia el juicio al ex presidente Alberto Fujimori, que gobernó autoritariamente entre 1990 y 2000, por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante su régimen. Fujimori deberá responder ante los tres magistrados de la Corte Suprema que lo juzgarán por los asesinatos cometidos por el Grupo Colina, escuadrón de la muerte formado durante su gobierno con miembros en actividad del ejército. El proceso a Fujimori se centra en dos crímenes considerados los más emblemáticos: el asesinato de 15 personas, incluido un niño, en una modesta vivienda de Barrios Altos, en el centro de Lima, en noviembre de 1991, y el secuestro y ejecución de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta, ubicada en las afueras de Lima, en julio de 1992.

Junto a estos dos hechos, Fujimori también deberá responder en el juicio que se le inicia hoy por el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer. Ambos fueron detenidos ilegalmente en 1992 luego del autogolpe de abril de ese año y permanecieron varios días recluidos en instalaciones militares antes de ser liberados. La Fiscalía ha pedido 30 años de prisión para Fujimori, de 69 años, por los delitos de secuestro, lesiones graves y homicidio calificado. Para ser juzgado, Fujimori no tendrá que salir del cuartel de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, donde está recluido, como el único preso de ese lugar, desde su llegada a Perú, el 22 de septiembre de este año, extraditado desde Chile. Cerca de su habitación se ha construido una Sala de Audiencias exclusiva para los juicios que se le seguirán, que también incluyen cuatro casos de corrupción. La Sala de Audiencias está separada por un vidrio antibalas del ambiente donde se ubicarán los periodistas y el público.

El Grupo Colina fue creado al interior del ejército durante el gobierno de Fujimori por quien fuera su brazo derecho y encargado de los trabajos sucios, Vladimiro Montesinos, el hombre que controlaba los servicios de inteligencia. La noche del 3 de noviembre de 1991, un grupo de hombres armados y encapuchados ingresó violentamente en un viejo solar de Barrios Altos, a pocas cuadras del Palacio de Gobierno, donde vendedores de helados hacían una fiesta para recaudar fondos para mejorar el vetusto lugar donde vivían. Para los servicios de inteligencia los heladeros estaban conectados con el grupo maoísta Sendero Luminoso. Los militares, armados con ametralladoras HK con silenciadores, les ordenaron a los asistentes a la fiesta tenderse boca abajo en el piso y ahí los acribillaron. Murieron 15 personas, entre ellas un niño que corrió a abrazarse con su padre cuando le estaban disparando. Ese fue el bautizo de sangre del Grupo Colina.

El 18 de julio de 1992 los miembros del Grupo Colina ingresaron en los dormitorios de la Universidad La Cantuta, que semanas antes había sido tomada por el ejército, y secuestraron a nueve estudiantes y un profesor. Gracias a una infidencia salida del propio Servicio de Inteligencia, los cuerpos de los diez desaparecidos fueron encontrados en un descampado de las afueras de Lima. Habían sido ejecutados y sus cuerpos quemados. Ante el escándalo por los asesinatos de los universitarios y las revelaciones en la prensa opositora sobre la existencia del Grupo Colina y la identificación de sus principales integrantes, el gobierno armó una parodia de juicio militar en el que se condenó a los miembros de Colina, encabezados por el mayor Santiago Martin Rivas, su jefe operativo, pero se dejó de lado a quienes ordenaban sus acciones. Un año después del juicio militar, todos los miembros de Colina, que pasaron su breve condena en un cómodo cuartel militar, fueron amnistiados por Fujimori. Cuando cayó el régimen fujimorista, en noviembre del año 2000, la amnistía a los miembros del Grupo Colina fue anulada y sus integrantes comenzaron a ser detenidos y actualmente están siendo juzgados.

Compartir: 

Twitter
 

El Grupo Colina, escuadrón de la muerte del fujimorismo, está siendo juzgado por sus crímenes.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.