EL MUNDO › LA GUERRA DE CALDERON A LOS NARCOS MEXICANOS

Otro record de los sicarios

 Por Gerardo Albarrán de Alba

Desde México, D. F.

En un año en el que no logró posicionarse políticamente, ante el descrédito y deslegitimación con que asumió la presidencia de la República, y ante la falta de resultados en materia económica y social, Felipe Calderón apostó todo al combate contra el crimen organizado y también perdió. Montado en operativos militares, plagadas las policías federales de efectivos de las fuerzas armadas y abiertas las puertas a la intervención estadounidense en el combate al narcotráfico, el saldo de la cruzada de Calderón arroja 2.794 ejecuciones del 1 de diciembre de 2006 al 30 de noviembre de 2007 en 31 de las 32 entidades federativas del país. Sólo el estado de Colima se salva.

En promedio, 7,65 personas fueron ejecutadas todos los días durante los primeros 12 meses de la presidencia de Calderón, quien ha hecho del discurso contra la violencia su más recurrente acto de gobierno. Pero la realidad es que la Secretaría de Seguridad Pública federal registra un incremento de 14,2 por ciento en el número de personas asesinadas por el narcotráfico que abarcó prácticamente a todo el país, incluyendo estados que nunca antes habían registrado tal grado de violencia, que se disparó a niveles alarmantes en al menos 10 estados de la República, según un reporte difundido por el diario La Jornada.

Pero esto no ha mermado el optimismo de Calderón, quien empieza a creer que los problemas se están resolviendo, pese a que la tasa de desempleo abierto aumentó a 3,5 por ciento de la población económicamente activa, los alimentos subieron 40 por ciento, los energéticos iniciarán el año al alza, la seguridad social se contrajo, la migración se disparó a una persona por minuto que cruza la frontera con Estados Unidos en busca de una oportunidad de vida, y el campo mexicano sufrirá una embestida de muerte a partir del próximo 1º de enero, cuando deberán abrirse totalmente las importaciones de alimentos pactado en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, particularmente maíz y frijol. En una primera consecuencia, la Cámara de Diputados estima que el flujo de migrantes indocumentados mexicanos subirá 10 por ciento el próximo año. Las cifras de muerte no consideran las 562 personas que murieron este año al tratar de cruzar la frontera norte.

Pero a fin de cuentas, según el “Estudio de las ejecuciones, primer año de gobierno diciembre 2006-noviembre 2007”, los asesinatos atribuidos al crimen organizado han frenado e incluso revertido su creciente tendencia. Es decir, mientras en marzo y abril pasados fueron ejecutadas 10,29 personas al día, en noviembre último sólo 6,2 personas murieron de esta misma forma. Las fuerzas armadas han pagado su propia cuota de sangre en la cruzada calderonista: 42 elementos del ejército y 5 de la marina ha sido asesinados, 16 de ellos decapitados por el narco.

Calderón está ya en su segundo año de gobierno y el panorama luce más que difícil, bajo la sombra del escándalo de la administración de Vicente Fox, el permanente acoso ciudadano que no deja acto público sin recordarle la ilegitimidad de su investidura, un Congreso dominado cada vez más por el PRI y un país militarizado. Pero él todavía encuentra espacio para el optimismo y presume que 2008 será oportunidad propicia para “consolidar avances” y “aprovechar coyunturas”.

Por lo pronto, de regalo de Navidad para Calderón y sus discursos, el narco ejecutó a 50 personas solamente entre el 21 y el 26 de diciembre pasados, cuatro de ellos militares y cinco policías. Otros siete policías fueron abatidos el viernes en el estado de Zacatecas, al enfrentarse a un comando de la banda de los Zetas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.