EL PAíS › EN LíNEA CON LA DECISIóN DE LA MESA DE ENLACE DE TERMINAR EL LOCKOUT, LAS ASAMBLEAS LEVANTARON LOS CORTES

Ultima noche en la ruta con votación dividida

El “cambio de estrategia” propuesto por las entidades rurales, llevando la pelea al Congreso, no fue aceptado unánimemente, aunque anoche ya era notorio el despeje de rutas. Los dirigentes proponen vender granos, pero poco.

 Por Tomás Lukin

“Nos vamos de la ruta.” Aunque algunos pocos se quedarán a la vera del camino, los ruralistas anunciaron ayer que levantan los cortes y vuelven al campo. Anoche, la Comisión de Enlace finalizó por tercera vez un lockout y ahora apuntan a “visitar y reunirse” con los diputados de cada provincia para encauzar el debate en el Congreso. Por su parte, las cámaras empresarias del transporte también finalizan con las medidas de fuerza, porque desde las entidades rurales les aseguraron que van a comercializar granos. Las corporaciones agropecuarias, que se volverán a juntar el lunes, sostuvieron que no realizarán ningún tipo de recomendación formal a los productores. Por el frío y la lluvia, muchos cortes se levantaron anticipadamente y en algunos puntos del país los transportistas ya están cargando granos. Aunque finalmente se alinearon con las cuatro entidades, en Paraná y Gualeguaychú, bastión de De Angeli, no todos estaban conformes con la decisión de levantar los cortes. En el sector supermercadista sostienen que el abastecimiento se normalizará a mediados de la semana entrante. La distorsión en los precios tardará más tiempo en corregirse.

El encargado de anunciar el fin de los cortes fue Alfredo De Angeli, que pretendió desvincular de responsabilidad a su sector por el de-sabastecimiento y el aumento de precios. Durante el día de ayer, poco a poco, ruralistas y transportistas fueron abandonando las rutas. El mensaje que emiten desde las cuatro entidades es que cada productor tiene vía libre para hacer lo que quiera con sus granos, pero señalan que lo mejor sería que limiten sus ventas. “Estamos recomendando que se comercialice lo mínimo indispensable, pero de todas formas quedará a conciencia de cada productor; hay algunos que están muy apretados”, apuntó a Páginai12 Alicia Tomazuk, coordinadora de la región NEA de Federación Agraria. Por su parte, el titular de FAA en Córdoba, Agustín Pizzichini, indicó que “esta vez sí vamos a comercializar, hay gente que está muy apretada y va a vender lo necesario, pero muchos van a especular hasta que mejoren las condiciones de mercado”. En las asambleas de ayer los ruralistas discutían las nuevas metodologías a seguir: reuniones con los diputados y funcionarios, mantenerse al costado de las rutas y carpas en la Plaza de los Dos Congresos y en las plazas principales de las ciudades del interior.

Por su parte, los transportistas, que el jueves ya habían empezado a retirarse de las rutas, hicieron ayer su anuncio oficial tras haberse asegurado “de palabra” la comercialización de granos. “Levantamos totalmente los cortes; ayer hablamos con Federación Agraria y ellos nos aseguraron que los productores van a comercializar. En algunas localidades como Rojas, Junín o Bragado, algunos camiones ya están cargando”, afirmó a Páginai12 Rubén Agugliaro, titular de la Confederación Argentina de Transportistas de Carga. Con las rutas liberadas, los empresarios del transporte de carga calculan que, aun cuando las nuevas ventas de los productores sean escasas, podrán trasladar a puerto los granos que los productores rurales ya liquidaron a las empresas exportadoras. “Los productores tienen compromisos de entrega que cumplir y hay ventas a futuro que están para entregar. En principio, tenemos alrededor de treinta días de trabajo por delante, siempre y cuando tengamos combustible”, advirtió Guy, que también señaló la posibilidad de que suban las tarifas de los fletes. Más optimista fue Miguel Bettini, de la cámara bonaerense Febotac, que participó del fallido levantamiento de los bloqueos el viernes pasado, quien afirmó que “hay entregas atrasadas, algo van a comercializar, en Olavarría ya estamos cargando y esperando para salir el lunes. Si todo sigue bien, tenemos trabajo para dos meses”.

Anoche en Gualeguaychú y Paraná no todos estaban de acuerdo con la decisión de las cuatro entidades ni con los anuncios que hizo ayer por la mañana su líder, Alfredo De Angeli. Durante la tarde de ayer, miembros de Federación Agraria de Gualeguaychú apuntaron a este diario que “la idea del paro era voltear o suspender la resolución 125 y eso no se logró, entonces, ¿por qué nos vamos a ir? El paro surgió porque los autoconvocados empujaron a los dirigentes y seguimos adelante por las bases, ahora las están ignorando”. En Paraná, antes de realizar la asamblea que decidió alinearse a las cuatro entidades, un dirigente de FAA señaló que “hay mucha bronca y muy pocas ganas de levantar, ni siquiera sabemos si los diputados van a abrir las carpetas (debatir el proyecto). Lo mejor sería esperar al lunes, pero hay mucha gente y vamos a ver lo que quiere la mayoría”.


El dólar quedó en 3,06

El dólar cerró ayer en 3,06 pesos con una demanda firme, mientras que las reservas del Banco Central quedaron en 47.672 millones de dólares. Por su parte, el Mercado de Valores se vio nuevamente impulsado por la actividad en el ejercicio de opciones que movió 129 millones de pesos mientras que las operaciones de contado totalizaron 119 millones. El MerVal se movió apenas 0,1 por ciento a la suba. Los títulos públicos abrieron con buen ritmo de operaciones y precios que, al igual que en las últimas jornadas, mostraron alzas puntuales, especialmente en bonos ajustados por CER. En el Mercado Abierto Electrónico se negociaron 633 millones de dólares en bonos. El euro subió al máximo de la semana y cerró en 1,56 dólar. Tras conocerse el levantamiento del lockout agropecuario, algunos contratos se ajustaron hacia la suba. El trigo operó en 211 dólares la tonelada, con un alza de 2 dólares, el maíz a 176 dólares, con una suba de 3,5 dólares y la soja superó los 300 dólares. En el plano internacional, el temor a una mayor inflación en Estados Unidos, el debilitamiento del dólar, una posible suba en las tasas de interés de la FED y la tensión internacional en Medio Oriente impactaron en el precio del petróleo, que cerró la semana en 136 dólares el barril.

Compartir: 

Twitter
 

Vuelta al pago. Los ruralistas dejaron la ruta lanzando advertencias que hacen dudar sobre la normalización de la oferta de granos.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.