EL PAíS › LA NORMALIZACIóN NO SERíA PLENA

Con una bolsa bajo la manga

 Por Sebastián Premici

“(Alfredo) De Angeli, que para nosotros es el número uno de la Mesa de Enlace, pidió a sus productores que liberen las rutas pero nos llamó la atención cuando les dijo que vendan sólo lo necesario. Si un dirigente pide que no vendan mucho, eso también es desabastecimiento y especulación sobre los precios”, señaló a Páginai12 José Alvarez, presidente de la Cámara de Industriales Panaderos de la Ciudad de Buenos Aires. Los 100 días de conflicto dejaron como saldo 150 panaderías cerradas –con un 50 por ciento de la industria molinera frenada–, millones de litros de leche desperdiciados, 500 millones de pesos en pérdida para los supermercados chinos, problemas en la distribución de alimentos en general y de combustibles en todo el interior del país, donde llegó a pagarse el litro de nafta 5 pesos y 4 el de gasoil. Durante los 100 días sobrevoló el fantasma de la especulación y el mercado negro, lo que explicaría parte del aumento de precios de las últimas semanas.

Tal como señaló ayer Páginai12, la primera etapa del lockout agropecuario produjo un aumento de la canasta básica de alimentos del 23,2 por ciento, según datos de la Consultora Equis, de Artemio López. Luego de retroceder un 24 por ciento –durante las semanas de impasse–, la canasta volvió a trepar un 6,4 por ciento durante los otros tres lockouts. Desde los diferentes sectores de la cadena agroalimentaria aseguran que los precios volverán a acomodarse una vez que haya un normal abastecimiento, calculado (con viento a favor y sin cortes de ruta) para el próximo jueves.

“Tenemos que recomponer los agujeros en el stock y el impacto que produjo en las góndolas, según las diferentes zonas. Para hacer una evaluación completa de lo que se perdió, preferimos ser cautos y ver que se levanten todos los cortes”, afirmó a este diario Juan Vasco, titular de la Asociación de Supermercados Unidos (Coto, Wal Mart, Jumbo, La Anónima, entre otros).

Uno de los más afectados por los sucesivos lockouts agropecuario sumado al de los transportistas fueron los molinos, lo que repercutió directamente sobre las panaderías. En toda Capital Federal y Gran Buenos Aires llegaron a cerrarse 150 establecimientos. “El panorama no deja de ser dramático, el 40 por ciento de las panaderías de la provincia cesó sus labores por falta de materia prima. Por ahora, no hay normalidad que valga”, indicó a Páginai12 Emilio Mojari, titular de la Federación de Panaderos de la Provincia de Buenos Aires. El sector denunció que a falta de materia prima (harina), quien la tenía la vendía con un sobreprecio del 100 por ciento, mitad en blanco y mitad en negro.

En una conferencia de prensa realizada ayer, supermercadistas, panaderos, y molinos denunciaron el desabastecimiento generado a partir del lockout agropecuario. “Aparecieron listados de precios exorbitantes, botellas de aceite sin etiquetar. Hasta hoy (por ayer), el 50 por ciento de las bocas de Capital y Gran Buenos Aires están desabastecidas”, denunció Miguel Angel Calvete, representante de los supermercados chinos, que en todo este conflicto perdieron 500 millones de pesos.

Tanto los supermercadistas como las carnicerías aseguraron a este diario que entre miércoles y jueves de la semana próxima debería haber un normal abastecimiento de alimentos. Los carniceros también denunciaron aumentos de precios. “Hay que trabajar muy fuerte para bajar los aumentos, que fueron aproximadamente del 12 por ciento la media res, incrementos que se trasladaron a los consumidores”, señaló Alberto Williams, representante de las carnicerías de la Capital Federal.

Exabruptos de por medio, los problemas en el abastecimiento fueron más marcados en el interior del país, debido a los centenares de cortes de ruta. Pero a medida que pasaban los días, la Capital Federal y el Gran Buenos Aires se hacían eco de los faltantes. No pocos hablaron durante esta semana de una situación caótica. Sin embargo, durante la jornada de ayer y a horas del fin del lockout, esos mismos sectores comenzaron a hablar de una normalización en el abastecimiento. A pesar de este anuncio, Alfredo De Angeli pidió a sus seguidores que vendan lo menos posible. Habrá que ver qué sucede en los días venideros, teniendo en cuenta que durante estas 100 jornadas muchas veces se anunció estar al borde de un precipicio.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Ana D´Angelo
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.