EL PAíS › JORGE SOBISCH FUE CITADO A DECLARAR POR EL ASESINATO DE FUENTEALBA

Sin lugar para más excusas

El ex gobernador de Neuquén fue convocado a presentarse como testigo el próximo martes. Lo pidió la querella porque en su momento admitió haber dado la orden de impedir la manifestación en la que fue asesinado el docente.

Un día después de que el subcomisario José Luis Flores declarara que la represión en la que murió el maestro Carlos Fuentealba fue ordenada por Jorge Sobisch, la Cámara del Crimen 1 de Neuquén citó para el martes próximo al ex gobernador de esa provincia como testigo en el juicio al policía Darío Poblete, acusado de asesinar al docente neuquino durante el violento desalojo de la ruta 22 el 4 de abril del año pasado.

El Tribunal hizo lugar a un pedido efectuado por el abogado de la querella, Gustavo Palmieri, en la última jornada de testigos del juicio a Poblete. El defensor Ladislao Simón se opuso a la medida, al señalar que “lo resuelto viola el principio de contradicción, el derecho a defensa del debido proceso y pone de relieve quizá con más énfasis la manifiesta parcialidad de este Tribunal”.

Por su parte, el abogado Palmieri expresó su satisfacción por la citación a Sobisch. “Es un ciudadano común que deberá explicarnos que intervención tuvo en el procedimiento”, expresó el letrado. Y precisó que “la citación de Sobisch tiene que ver con que fue quien reconoció públicamente haber dado la orden de impedir la manifestación docente del 4 de abril del año pasado, y aunque esa orden no existe por escrito, como debería haber estado, veremos luego de la declaración de Sobisch como testigo cómo continuamos con la tramitación de la causa Fuentealba dos”. Esa investigación, impulsada por la viuda de Fuentealba y el gremio docente, está vinculada con las responsabilidades políticas y con la cadena de mandos de la policía por el operativo represivo en el que fue herido de muerte Fuentealba.

La querella intenta que comparezca Sobisch, quien no cuenta con fueros parlamentarios ni como funcionario provincial, porque considera que los policías actuaron con una orden política de reprimir cualquier intento de los docentes por cortar las rutas. Esa hipótesis fue ratificada el jueves por el subcomisario Flores, quien integraba la Policía Metropolitana, cuando dijo ante el tribunal que la noche previa a la represión se reunió en la rotonda de Arroyito con el comisario inspector Juan Carlos Escobar, quien le informó que tenía directivas precisas de no dejar cortar en ese sector. La fiscalía le preguntó si recordaba de quién venía la orden. “Si mal no recuerdo, me dijo que del gobernador” Sobisch, respondió el policía.

Por otra parte, en la audiencia de ayer declaró un perito forense que realizó la autopsia al cuerpo de Fuentealba y que aseguró que al docente le dispararon con la escopeta lanzagases a unos “siete metros de distancia”. En las audiencias anteriores varios policías dijeron que la distancia aconsejada para dispersar multitudes era de 80 metros.

El martes también serán citados dos docentes que participaron de la manifestación. Para la semana próxima queda pendiente la exhibición de videos y fotografías adjuntadas al expediente, y luego los alegatos.

Compartir: 

Twitter
 

Sobisch es señalado por la querella como responsable político del asesinato de Fuentealba.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.