EL PAíS › EL SENADOR URUGUAYO JOSé MUJICA HABLó SOBRE LA INTEGRACIóN REGIONAL

“Hace falta voluntad política”

El ex ministro de Agricultura de Tabaré Vázquez participó de una charla en el Senado, disertó sobre el Mercosur y también mencionó el lockout. “No hay que improvisar. Tenemos que ser conscientes de nuestros recursos”, aseguró.

 Por Sebastián Premici

“El Mercosur surgió en un momento particular de la historia de las ideas, el neoliberalismo. Nos juntamos para el negocio, para vendernos cosas. Tenemos que tener la voluntad política para acrecentar el capital integrador. El mundo tiende a la desintegración, por eso hace falta la voluntad política para unirnos.” José “Pepe” Mujica, senador uruguayo y posible candidato a la presidencia de su país por el Frente Amplio, participó ayer del Congreso Iberoamericano de la Sociedad Internacional para el Desarrollo. En un tono poético (pero para nada nostálgico), Mujica habló sobre la necesidad de la integración latinoamericana, la modificación del Estado y la redistribución de la riqueza. Cuando se le preguntó por el actual conflicto entre el gobierno argentino y algunos sectores del campo, el legislador uruguayo señaló: “Estos no son tiempos para improvisar. Tenemos que ser conscientes de nuestros recursos”.

Pepe Mujica es conocido en Uruguay y Latinoamérica por su militancia como “tupamaro” en la década de 1960. Pero también por haber integrado el gobierno de Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay, como su ministro de Agricultura. Actualmente, es senador por el Frente Amplio y posible candidato a la presidencia. Ayer participó del Congreso Iberoamericano de la Sociedad Internacional para el Desarrollo. “Sus palabras fueron como una bocanada de aire fresco frente a nuestros problemas actuales”, se sinceró con PáginaI12 Bernardo Kosacoff, titular de la Cepal de Argentina. Mujica habló desde el Salón Azul del Senado, escenario donde se llevó acabo –hace dos semanas– el debate por las retenciones móviles.

–¿Qué opina sobre el actual conflicto entre el gobierno argentino y el campo? –le preguntaron a Mujica distintos participantes.

–Estos no son tiempos para experimentos. A su debido tiempo, que los gobiernos hagan todos los cambios que crean necesarios. Pero no hay que improvisar. Tenemos que ser conscientes de nuestros recursos –argumentó el legislador charrúa. Sin querer decirlo de manera explícita, su respuesta fue una crítica a la administración de Cristina Fernández de Kirchner. Más allá de esta referencia a la coyuntura local, sus palabras apuntaron a la integración regional.

“Llegamos temprano a ser colonia y tarde a la industrialización. Tenemos que modificar el Estado, apuntar a la redistribución del ingreso. Hay que organizar todo distinto. Tenemos que terminar con la pachorra de continente rico. Queremos riqueza pero no queremos ser ni China ni Japón. Queremos ser latinoamericanos”, aseguró Mujica, con tono serio, directo, como si estuviese prologando una nueva edición de Las venas abiertas de América latina, de Eduardo Galeano. La charla de la que participó Mujica ayer a la mañana estuvo moderada por José Ignacio de Mendiguren, vicepresidente de la UIA, una entidad que a las puertas del Consejo del Salario está reclamando que no se incrementen los sueldos de los trabajadores. Contradicciones hay en todos lados.

Mujica, que también es conocido por haber liberalizado las exportaciones de carne en su país sin la aplicación de retenciones, habló del Mercosur y de la responsabilidad que tienen los países más grandes del bloque para llevar la región a buen puerto.

“Los procesos productivos de largo plazo inciden en la psicología de las sociedades. Las causas grandes no pueden ser reducidas meramente a relaciones comerciales (relaciones fenicias). No se puede definir la relación de dos pueblos por sus relaciones comerciales, por cuánto le vendo al otro. ¿Por qué tanto comercio y tan poca construcción económica entre los pueblos? Dentro del Mercosur, Argentina y Brasil tienen que ser los líderes de la región. Deberán estar a la altura de las circunstancias y resolver sus problemas internos”, afirmó Mujica.

Para el senador y posible candidato a la presidencia de Uruguay (aunque ayer dijo que no está para correr esa carrera a sus 74 años), ubicarse a la altura de las circunstancias quiere decir que ambos países tengan “gestos afirmativos” hacia la región. “Uruguay no puede hacer todo. Tiene que existir la decisión política para que, por ejemplo, los médicos argentinos vayan a trabajar al Uruguay. O que Brasil sea el fabricante de las maquinarias agrícolas que usaremos nosotros. Se necesitan estos gestos”, aseveró Mujica.

El senador reconoció que, más allá de las buenas intenciones de la región (y nombró al Brasil de Lula da Silva, la Bolivia de Evo Morales y el Paraguay de Nicanor Duarte Frutos), los que están fallando en alcanzar esta integración son los partidos políticos. “Falta la subjetividad emocional de los pueblos, nos falta la retaguardia de la fuerza integradora. No se puede vencer en la historia, sin el calor de las masas”, concluyó Mujica.

Compartir: 

Twitter
 

José Mujica con Enrique Iglesias, ministro de Planificación de Uruguay, y José de Mendiguren, de la UIA.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.