EL PAíS › RENUNCIó ALBERTO FERNáNDEZ Y SERGIO MASSA SERá EL NUEVO JEFE DE GABINETE DE CRISTINA KIRCHNER

Con un salto de Tigre al gabinete de CFK

Después de fuertes discusiones con la Presidenta, Alberto Fernández se alejó del Gobierno. En la carta que se conoció públicamente sugirió que se nombrara un nuevo elenco de colaboradores, pero, por el momento, no habrá cambios en la primera línea. Se va Lufrano de Canal 7.

 Por Daniel Miguez

Alberto Fernández presentó su renuncia a la Jefatura de Gabinete ayer a la mañana, tras hilvanar una serie de desacuerdos con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner respecto de los cambios que él consideraba que había que hacer en el Gobierno, tanto de nombres como de formas. El ex funcionario tuvo en los últimos días fuertes discusiones con la Presidenta y con el ex presidente Néstor Kirchner y jugó su última carta para recuperar el rol que supo tener en el poder, pero obtuvo como respuesta la rápida designación del intendente de Tigre, Sergio Massa, para reemplazarlo en el cargo.

La imagen de joven gestionador forjada en su paso por el Anses y las aptitudes políticas que demostró al conseguir la intendencia de Tigre fueron algunas de las características valoradas por Cristina Kirchner para designar a Massa en un cargo de íntima confianza ante la sorpresiva renuncia de Alberto Fernández. El nuevo jefe de Gabinete asumirá hoy a las 18 y Fernández –que hasta ayer estaba en cama con gripe– estará presente en el acto, según lo confirmó él mismo a PáginaI12.

En el texto de su renuncia, el ex jefe de Gabinete le sugirió indirectamente a Cristina Kirchner que designe “un nuevo elenco de colaboradores” dado que “se abre una nueva instancia en su Gobierno”. Pero fuentes cercanas a la Presidenta le dijeron a este diario que en lo inmediato no habrá otros cambios importantes en el gabinete. En la definición incluían al secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Fuentes muy cercanas a la Presidenta relataron que la distancia con Alberto Fernández se fue acrecentando en la medida que él fue dejando trascender sus disidencias. La renuncia se precipitó ayer luego una discusión que comenzó el domingo a la noche en Olivos sobre los pasos futuros del Gobierno ante la nueva realidad política, pero también sobre el pasado inmediato.

CFK le facturaba cómo manejó el conflicto con las cámaras agropecuarias y, sobre todo, su desenlace, ya que, según fuentes de la quinta de Olivos, el jefe de Gabinete era el guardián de la relación con el vicepresidente Julio Cobos, que dio el decisivo voto en contra de las retenciones móviles en el Senado.

Como la disputa no se zanjó el lunes ni el martes, Fernández envió su renuncia. En el transcurso del día habló tres veces con Cristina Kirchner, sin que esas comunicaciones lograran cambiar el curso de los acontecimientos. Sin embargo, fuentes cercanas a la Presidenta sostienen que ella ya había decidido relevar a Fernández tras la discusión del domingo. La versión concuerda con la de allegados a Massa, que sostienen que ese día ya tuvieron indicios de que podría ser designado jefe de Gabinete.

“Vos sos mi amiga, sabés todo lo que te quiero, pero creo que mi renuncia pueda ayudarte a hacer los cambios que me parece que hay que hacer”, le habría dicho ayer Fernández a CFK. Según pudo saber PáginaI12, tanto la Presidenta como Néstor Kirchner se molestaron mucho con él por el modo de su alejamiento. De hecho, pese a la expectativa que había, Cristina Kirchner participó ayer por la tarde de un acto en la Casa Rosada y no hizo ninguna mención a la renuncia.

Quizás hoy en el acto de asunción de Massa haga algún tipo de reconocimiento hacia Fernández, quien fue su colaborador más cercano desde 1998, cuando comenzaron la sociedad política. Eso se debe a que el enojo de los Kirchner con Fernández es por diferencias políticas. “Alberto es mi amigo y vamos a seguir siendo amigos”, se le escuchó decir ayer a Kirchner. Fernández le dijo algo parecido a los suyos: “No vamos a dejar de ser amigos. A lo mejor como secretario general del PJ, sigo trabajando con Néstor pero en el partido”.

Apenas conocida la renuncia, la Presidenta convocó a Massa a Olivos para ofrecerle el cargo. Era el nombre que más sonaba cada vez que se mencionaba la posible salida de Fernández, por encima de otros candidatos como del ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el embajador en España, Carlos Bettini.

Tras ser designado, Massa dijo que la Presidenta le pidió que “genere consensos, que esté cerca de los gobernadores, los senadores y los diputados. Y que profundice el trabajo del Gobierno en beneficio de la comunidad”. La apelación a la búsqueda de consensos no fue casual, ya que luego sostuvo que iba a poner su “vocación de diálogo” al servicio del Gobierno.

Las dos menciones de Massa al diálogo y al consenso tienen su apoyatura en una definición que le dio la Presidenta ayer en Olivos: “Vamos a ser más conciliadores, pero no vamos a cambiar el rumbo político”. Quizás invirtiendo el orden (“no vamos a cambiar el rumbo político, pero vamos a ser más conciliadores”), la frase resulte más reveladora y es en realidad al concepto que se atuvo Massa.

“Voy a dejar hasta la última gota de transpiración”, agregó el designado jefe de Gabinete. Esta frase también está en consonancia con otra de las virtudes que CFK ve en el intendente de Tigre: su capacidad de trabajo, a la que algunos le asignan una hiperactividad similar a la de Néstor Kirchner.

Ese rasgo lo llevó a convencer a Kirchner el año pasado a que lo habilite a presentarse en las elecciones a intendente de Tigre. Kirchner creía muy probable que Massa, de 36 años, fuera a perder frente al oficialismo local, Acción vecinal, que gobernaba el municipio desde 1987. Pero Massa, después de mucho insistir, obtuvo la venia, se presentó y, aunque muy ajustadamente, ganó. El premio inmediato fue que Néstor y Cristina Kirchner fueran a su acto de asunción

Massa, que fue el diputado provincial bonaerense más joven, con 27 años, llegó a la Anses de la mano de Eduardo Duhalde en 2002 y siguió con Kirchner. En 2005 fue electo diputado nacional, pero no asumió para seguir al frente de ese organismo. Allí firmó varios aumentos a los jubilados y lo coronó en marzo de 2007 con la aprobación de la reforma jubilatoria que permite la opción entre el sistema de capitalización y el de reparto.

La designación de Massa cosechó elogios de distintos colores. Del oficialismo salieron a apoyarla los gobernadores Daniel Scioli, José Luis Gioja, José Alperovich y Jorge Capitanich, así como el jefe del bloque kirchnerista de Diputados, Miguel Pichetto, y el jefe de la CGT, Hugo Moyano. Por supuesto, también fue elogioso el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, que reiteradamente pidió la renuncia de Fernández. Pusieron reparos a la medida Roberto Lavagna y José Manuel De la Sota, así como varios dirigentes de la oposición. El único ministro que se pronunció públicamente fue el de Trabajo, Carlos Tomada, quien aplaudió la designación de Massa y le dedico elogios a Fernández.

Si es como se anuncia desde Olivos, que la salida de Fernández no implicará más cambios, ni afectará a los ministros más cercanos a él como el de Economía, Carlos Fernández y de Salud, Graciela Ocaña, la expectativa estará puesta en como armará su equipo Massa.

Una de las secretarías más importantes de su órbita es la Medios, que maneja Enrique Albistur, a quien anoche la Presidenta confirmó en su cargo. A su vez, Albistur le aceptará la renuncia a la directora de Canal 7, Rosario Lufrano, en lo que será el único cambio en la conducción de los tres medios públicos. Aunque no se confirmó su reemplazante, hace unos días el director del canal Encuentro, Tristan Bauer, fue sondeado para el cargo. También tenía garantizada su continuidad el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, que lleva adelante el proyecto de la ley que reemplazará a la actual Ley de Radiodifusión.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo jefe de Gabinete, Sergio Massa, y su antecesor, Alberto Fernández.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.