EL PAíS › EL KIRCHNERISTA ARMANDO “BOMBóN” MERCADO Y EL RADICAL GENARO COLLANTES ANTICIPAN LA ELECCIóN

Catamarca se prepara para votar

El Frente Cívico y Social y el Frente para la Victoria transitan los tramos finales de la campaña. El ex presidente Néstor Kirchner viajará mañana a la provincia para participar del cierre de los K. El vicepresidente Julio Cobos argumentó problemas de agenda y canceló la visita que tenía prevista.

 Por Sebastian Abrevaya

Armando “Bombón” Mercado

Superamos diferencias

Tras dieciocho años de desencuentros, el peronismo catamarqueño volvió a la unidad para enfrentar al Frente Cívico y Social en las elecciones legislativas del próximo domingo. Uno de los artífices de ese delicado equilibrio, el legislador kirchnerista Armando “Bombón” Mercado, afirmó que para conseguir el acuerdo entre los sectores de Luis Barrionuevo, Ramón Saadi y el kirchnerismo “cada uno tuvo que hacer concesiones”. “Notamos que si el peronismo que quedaba por fuera del Frente para la Victoria se unía con nosotros podíamos concebir un proyecto que se compareciera con los principios del gobierno nacional y que derrotara al Frente Cívico”, reveló Mercado en diálogo con Página/12. El ex esposo de la ministra Alicia Kirchner consideró que la gestión del gobernador Eduardo Brizuela del Moral es “pobrísima” y le subió el voltaje a la elección local: “Acá está en juego la Argentina”, advirtió.

–¿Por qué se reunificó el PJ?

–Los tres sectores vimos que Catamarca estaba siendo sometida a esta carencia de trámite y ese hecho coyuntural se planteó por encima de las diferencias que mantuvimos durante los dieciocho años en los que el peronismo se había fragmentado. Además, notamos que si el peronismo que quedaba por fuera del FPV se unía con nosotros podíamos concebir un proyecto que se compareciera con los principios que establece el gobierno nacional y que derrotara al Frente Cívico.

–¿Cómo se superaron las diferencias internas?

–Cada uno tuvo que hacer concesiones para que esto se llevara a cabo. Así se ha concretado esta unidad que al tejido social le vino muy bien porque es lo que estaban demandando. A algunos dirigentes nos puede haber gustado en menor o mayor intensidad la concreción de esta unidad, pero la dirigencia estuvo a la altura de las circunstancias y ninguno puso trabas para que esto se concretara. Seguramente los resultados de todo este ejercicio se van a ver el 8 de marzo.

–Saadi denunció que no se respetó el acuerdo establecido para la confección de las listas y pidió elecciones internas en el PJ al día siguiente de las legislativas. ¿Qué le parecen sus afirmaciones?

–Es su postura, pero su dirigencia y todas las voluntades que componen el saadismo están trabajando en aras de este proyecto.

–¿Y con respecto al sector de Barrionuevo?

–Barrionuevo no puso objeciones a que eso se concretara. No viene a Catamarca, tiene en el presidente del PJ, Dalmacio Mera, a uno de los protagonistas de esta instancia de unidad. No tenemos nada que destacar en contrario al ejercicio que hemos hecho, que estamos realizando y que vamos a seguir realizando hacia adelante.

–¿Cómo se explica que el gastronómico sea uno de los más críticos del matrimonio presidencial y sea parte del PJ opositor a nivel nacional?

–Esas son apreciaciones que no las puedo hacer yo, sino que las tiene que hacer Barrionuevo.

–¿Qué le parece la gestión de Brizuela del Moral?

–Pobrísima. Catamarca no ha gestionado absolutamente nada de lo que la Nación puso a disposición de un montón de distritos. Somos una provincia absolutamente minera y, de estar a la cabeza en esa actividad, no hay un solo nuevo emprendimiento. Por otra parte, la falta de agua y de luz son problemas ancestrales, viscerales del catamarqueño. El propio ministro de Obras Públicas dijo: “Catamarca va a ser una provincia moderna porque en 2010 va a tener luz”.

–Pero Brizuela del Moral viene reclamando más de 100 millones de pesos en fondos atrasados...

–No me consta. Quien tiene la responsabilidad de gestionar en nombre de una provincia debe plantarse ante la Nación con énfasis. Eso no ocurrió con Catamarca. Además, son sorprendentes los números que muestran la evolución de lo que le corresponde a la provincia por coparticipación, que es inmediatamente depositado, y la inversión que la Nación hizo en Catamarca.

–¿Cómo ve la nacionalización que se está haciendo de la elección?

–Es correcto porque acá está en juego la Argentina. No se pueden trazar islas de la realidad nacional. Si queremos que Catamarca esté bien tenemos que ser sostenedores del gobierno Cristina Kirchner. Es un ida y vuelta de objetivos de un mismo proyecto político.


Genaro Collantes

El Frente está unido

El Frente Cívico y Social, que encabeza el gobernador radical Eduardo Brizuela del Moral, pondrá a prueba su gestión el próximo domingo en el primer test electoral del año. El diputado Genaro Collantes, uno de los hombres más cercanos al mandatario provincial y el encargado de mantener la relación con el vicepresidente Julio Cobos, criticó el “descarado desembarco” de funcionarios nacionales a la provincia y afirmó que la presidenta Cristina Fernández “se acuerda de Catamarca durante la campaña electoral”. Collantes, en diálogo con Página/12, aseguró que “la provincia entrega mucho más de lo que recibe” en términos de coparticipación e insistió con el reclamo de 107 millones de pesos adeudados por el Ejecutivo nacional.

–Desde el gobierno provincial reclaman al Ejecutivo nacional el pago de fondos atrasados, pero Cristina Fernández puso de ejemplo a Catamarca como una de las provincias que más incrementó los recursos que le traspasa la Nación. ¿Qué le responde?

–Cuando vino la Presidenta el gobernador Brizuela del Moral hizo públicamente el reclamo de 107 millones de pesos correspondientes a deudas de vivienda. Pero, además, reclamó por las retenciones a la minería que fueron aplicadas unilateralmente. Eso implica un fuerte deterioro en las finanzas de la provincia. Solamente en concepto de impuesto a las ganancias –correspondiente a las regalías, las cuales no son coparticipables–, la provincia entregó 1500 millones de pesos. Eso indica que la provincia entrega mucho más de lo que recibe. Por otra parte, no es que la Nación otorga generosamente los recursos que pertenecen a la coparticipación, sino que son recursos derivados automáticamente. No es una decisión presidencial incrementarlos o no, sino que depende del incremento de la masa de recursos fiscales. Además, el porcentual, en relación con lo que recibía la provincia, es mucho menor.

–¿Qué le parece la nacionalización de la elección?

–Parece que la Presidenta se acuerda de Catamarca durante la campaña electoral. De otra manera no se explica el descarado desembarco de funcionarios nacionales a días de un cierre de campaña. Vienen, además, con expresiones que no se condicen con la realidad, como que la producción minera es pobre.

–Precisamente desde uno de los cuestionamientos de la oposición es que disminuyó abruptamente la cantidad de metros perforados...

–La Nación alteró las reglas de juego promoviendo retenciones y tendrá que explicar por qué lo hizo. Eso alteró los proyectos y la inversión de los que querían trabajar en el tema. Produjo recelo, falta de confianza y reclamos. La provincia se ve doblemente perjudicada, no sólo porque no recibe lo que tiene que coparticiparse, sino porque es como un socio de esas empresas que también se perjudicaron.

–También hay críticas a la actual gestión por problemas en servicios básicos como agua y luz...

–Eso forma parte de la campaña del FPV. No es real, son estrategias políticas para plantear un déficit. El tema de la energía es un tema absolutamente nacional. Nuestro sistema energético tiene una interconexión con el sistema nacional. En Catamarca se están haciendo inversiones. Hemos venido de una represa que se está construyendo que va servir para producir energía hidroeléctrica y también para el tema del agua.

–¿Cómo ve la unidad del PJ catamarqueño?

–Fue una línea política bajada desde Olivos. La instrucción fue “todos contra Brizuela del Moral”. De alguna manera, el esquema era reunir a los distintos sectores del peronismo. Pero hay una fracción muy importante del PJ que encabeza Liliana Barrionuevo, que se referencia en el gobernador Rodríguez Saá de San Luis, que no participa del ese acuerdo. Eso habla de que no todos están en la misma sintonía. La estrategia de la unificación se cumplió mucho menos de lo que ellos pensaban. El Frente Cívico, en cambio, está unido, con todas las distintas expresiones de los partidos que lo integran.

–¿Por qué se canceló la visita del vicepresidente Julio Cobos a la provincia?

–El gobernador tiene una muy buena relación de amistad con él, pero nosotros hemos planteado la elección como una cuestión absolutamente provincial. Se eligen concejales y diputados y senadores provinciales y por eso se ha determinado que son mucho más importantes las cuestiones de los catamarqueños que las discusiones nacionales.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.