EL PAIS › RECHAZO DE OFICIALISTAS, OPOSITORES Y HASTA DE LA FEDERACION AGRARIA

Solo como De Angeli en una elección

 Por Alejandra Dandan

Al menos por unas horas, Alfredo De Angeli quedó aislado políticamente. La dirección de la Federación Agraria Argentina (FAA) condenó en un comunicado las proclamas del empresario sojero de Entre Ríos a acarrear a los peones rurales el día de las elecciones y decirles a quién deben votar. Eduardo Buzzi aseguró que se trataba de una posición “oligárquica y feudal”. Pidió una rectificación, mientras las segundas líneas de la FAA entrerriana pedían “pista” en Buenos Aires para salir a criticarlo. No fueron los únicos. Durante todo el día el arco político desde el oficialismo a la oposición vapuleó la frase.

“Estimado Alfredo”, dijo Buzzi en su carta, “como federados no podemos menos que repudiar las expresiones que has vertido ayer en Entre Ríos, que tienen más que ver con la Década Infame y lo peor de la política argentina que con la democracia plural, participativa e inclusiva que programa y pregonó históricamente FAA”.

De Angeli habló el miércoles pasado en un encuentro de 500 ruralistas en la Sociedad Rural de Paraná. Al final de la conferencia de prensa, propuso “juntar a los empleados de las estancias, subirlos a una camioneta y decirles a quién hay que votar”. A su lado estaba una parte de los integrantes de la patronal del campo, Hugo Biolcati, de la Sociedad Rural; Mario Llambías, de la CRA, y Carlos Garetto, de Coninagro, que prefirieron el silencio. Ayer, De Angeli intentó relativizar sus dichos. “Me expresé mal, y me entendieron peor”, dijo ayer acorralado por la lluvia de críticas. “Lo que digo es que, si gana este gobierno, se profundiza el modelo, y entonces va a haber más desocupación y las tranqueras se van a cerrar.”

En el interior de la FAA, el cruce entre De Angeli y Buzzi se leyó en términos políticos. El enfrentamiento entre ambos dirigentes es histórico, pero uno y otro conviven cuando el conflicto con el Gobierno sube de tono. Ahora, sin aire para volver a las rutas, en la FAA creen que De Angeli no tiene más lugar que el de generar barricadas y exabruptos en medio de la campaña política. Lo que ambos tienen en el horizonte son las internas del 29 de septiembre próximo en la FAA: Buzzi debe revalidar su mandato de presidente y De Angeli –de mínima–, el mandato de presidente de la Federación entrerriana. O puede intentar pelear por la dirección nacional y enfrentar a Buzzi, pero para eso aún necesita sumar aliados.

Desde las fuerzas políticas las críticas a De Angeli aunaron a la oposición y a las voces kirchneristas. Durante una visita al centro comunitario del barrio Don Orione, Néstor Kirchner dijo que “debe respetar a la gente”. En Entre Ríos, el gobernador Sergio Urribarri definió las declaraciones como “lamentables” y aseguró que “no son un exabrupto ni un acto fallido; es la expresión de un pensamiento real”. Subir a los trabajadores rurales a las camionetas, agregó, “y llevarlos a votar por alguien es una expresión antidemocrática de patrones autoritarios”. En ese sentido, el ex gobernador Jorge Busti salió a pedirle un psiquiatra. Y el titular del bloque del Frente para la Victoria de la Cámara de Diputados y candidato en Santa Fe, Agustín Rossi, consideró que “el país atrasa” con dirigentes como De Angeli, con estilo de “capanga” y “mucho autoritarismo”.

Con el correr de las horas, hasta Francisco de Narváez se vio obligado a carearse con uno de sus mejores aliados políticos. Escueto, respondió: “No estamos de acuerdo con eso”. Y cuando le preguntaron si el empresario entrerriano habló en nombre suyo, el empresario contestó: “De ninguna manera”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared