EL PAIS › LA CAMARA DE CASACION RATIFICO LA INCONSTITUCIONALIDAD DE LOS INDULTOS A VIDELA Y MASSERA

Los ex comandantes, otra vez condenados

Deben seguir cumpliendo la pena perpetua impuesta en el Juicio a las Juntas. El tribunal aclaró que la sentencia de Massera sigue vigente más allá de que fue declarado “incapaz” y que podría ser trasladado a un “establecimiento médico psiquiátrico”.

Los indultos que concedió el ex presidente Carlos Menem a los dictadores Jorge Rafael Videla y Emilio Eduardo Massera en 1990 fueron declarados inconstitucionales por la Cámara Nacional de Casación Penal. La decisión, que ratifica un fallo de la Cámara Federal, deja firmes las condenas a reclusión perpetua que ambos represores habían recibido en 1985 en el marco del Juicio a las Juntas.

Aunque se da por descontado que los abogados defensores van a apelar el fallo ante la Corte Suprema, el máximo tribunal ya sentó jurisprudencia en casos anteriores acerca de que no puede indultarse a los culpables de crímenes de lesa humanidad y, por lo tanto, imprescriptibles. Justamente, el fallo que dio a conocer ayer la Sala II de la Cámara de Casación se basa en estos antecedentes al sostener que “surge clara la imposibilidad sostenida por la Corte Suprema de Justicia de la Nación de dictar indultos sobre hechos calificados como delitos de lesa humanidad”.

“Los indultos dispuestos a favor de Videla y Massera entraron en colisión al momento de su dictado con el ordenamiento jurídico entonces vigente”, consideraron los camaristas Guillermo Yacobucci, Luis García y Eduardo Ri-ggi. Es por esto que “desde ese mismo momento carecieron de validez para imponerse”, a pesar de que la Corte Suprema, en su antigua composición, los consideró válidos, aclaró el fallo.

“De esta forma –continúa– se inhibe de eficacia el alegar que se han afectado derechos definitivamente adquiridos por sus beneficiarios, dado que la fuente de éstos aparece viciada en su legalidad desde un primer momento.”

El próximo paso es remitir la causa a un juzgado de Ejecución penal para que se instrumente la manera en que Videla y Massera continuarán cumpliendo la pena perpetua impuesta en el Juicio a las Juntas.

Videla, de 82 años, cumple prisión preventiva en el instituto carcelario de Campo de Mayo, procesado por distintas causas por delitos de lesa humanidad, incluyendo el robo de bebés durante la dictadura.

En el caso de Massera, que vive en su piso sobre avenida del Libertador, desafectado de las causas en su contra por motivos de salud, la Cámara de Casación aclaró de forma expresa que esta condena sigue vigente más allá de que el ex almirante fue declarado “incapaz” de afrontar la defensa en un proceso en su contra. En todo caso, la pena podrá completarse en un “establecimiento especial, médico psiquiátrico”, designado por el juzgado encargado de hacer cumplir las condenas.

Videla y Massera habían sido condenados en 1985 a prisión perpetua por la Cámara Federal porteña en el marco del Juicio a las Juntas que gobernaron el país entre 1976 y 1983, pero cinco años más tarde el entonces presidente Carlos Menem dictó el decreto que indultó a los mandos militares que encabezaron la dictadura.

En abril de 2007, la Cámara Federal anuló estos indultos, fallo que ayer fue ratificado por la Cámara de Casación y que ahora espera, de parte de la Corte Suprema, una última confirmación.

Compartir: 

Twitter
 

Los dictadores Emilio Eduardo Massera y Jorge Rafael Videla, cuyos indultos fueron anulados.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.