EL PAíS › JOSé LUIS GIOJA, GOBERNADOR DE SAN JUAN

“Los peronistas sabemos renovarnos”

 Por Martín Piqué

El gobernador de San Juan, José Luis Gioja, postergó sus vacaciones para participar de la travesía sanmartiniana de seis días a lomo de mula sobre los Andes. Lo acompañarán efectivos de los ejércitos argentino y chileno. Al hablar de política, Gioja también pide postergar algo. Propone aplazar para 2011 los reacomodamientos que preceden a una elección presidencial. Consultado por un eventual giro conservador en el peronismo, pide excluir del diálogo a las categorías clásicas de izquierda y derecha (“no me gusta encuadrarme”) y enseguida aclara que se reconoce parte del proyecto político que gobierna el país. Sobre las candidaturas presidenciales del PJ, Gioja suelta una definición algo ambigua. Dice que el peronismo cuenta con “una gran cantera de dirigentes” y que “sabe renovarse”. Y se ubica entre esa lista de presidenciables: “El que sabe manejar un karting se anima a subirse a un Fórmula 1”.

–Hay dirigentes del peronismo que cuestionan el liderazgo de Kirchner y sostienen que su ciclo comienza a agotarse. ¿Comparte esa visión?

–No. Es falso oportunismo. Algunos creen que está de moda hablar mal del Gobierno y se prenden. Pero en el país, en el plano político, ha sucedido un hecho trascendente, que para mi partido es central, y es la aprobación de la reforma política, que posibilita las internas abiertas, simultáneas y obligatorias. Es un instrumento macanudo porque fija reglas de juego. Entonces, el que quiera, que se prepare y salga a la cancha. Porque no se trata de andar mirando la paja en el prójimo y la viga en el propio. Soy optimista, con la reforma política vamos a avanzar y mucho. Vamos a poder acordar, y vamos a tener que hacer una mesa para ver las alianzas. Que otros dirigentes jueguen por dentro de la estructura partidaria me parece muy bien. Y si no lo hacen, no podrán ser candidatos. El peronismo nunca ha sido sectario. La experiencia del caso uruguayo, o lo de Santa Fe, han sido positivas. En San Juan, el 28 de junio a la noche, mientras festejábamos el triunfo por 38 puntos, dijimos que a la Argentina le hacía falta un sistema electoral parecido al uruguayo.

–¿Duhalde y De Narváez deben competir dentro de la estructura partidaria?

–Duhalde tiene todo el derecho de presentarse. Tiene una historia, una trayectoria. Yo no me animo a hacer pronósticos. En el segundo caso, hay un tema constitucional que habrá que ver y resolver. La Constitución es muy clara al establecer cuáles son las condiciones para ser candidato a presidente. Si la Constitución lo habilita, habrá que jugar adentro... y adentro daremos la pelea. Hoy está gobernando la Argentina un proyecto político que tiene un montón de actores. Se producirán alineamientos. Pero después de esa interna no va a haber que estar pechando para comprobar quién sale primero.

–¿Quiere ser Presidente?

–El que sabe manejar un karting se anima a subirse a un Fórmula 1, podés andar bien o podés chocarlo. Yo sé manejar un karting y me animo a subirme a una Fórmula 1. Pero éstos no son tiempos para definiciones de ese tipo. Son tiempos para apuntalar diálogos internos. En el peronismo tenemos que aprender a consensuar. Y lo vamos a hacer. Los esfuerzos electorales son para el 2011, que será el año de las definiciones, ahí veremos. Mi compromiso es gobernar San Juan lo mejor posible. Pero, ojo, el carnet de conductor lo tengo.

–¿Se viene un giro al centroderecha del peronismo?

–Como buen peronista, no me gusta encuadrarme de izquierda, derecha o centro. Me gusta encontrar siempre la solución a los problemas del país. Con esos encuadres tal vez te equivocás. Lo que hay que hacer es elaborar un muy buen programa de gobierno, que continúe con un montón de reivindicaciones y cosas buenas que se lograron en los últimos años, y también que sea frentista y abierto, porque el peronismo nunca fue sectario ni excluyente. Los peronistas tenemos programa y definiciones sobre las grandes cosas: lo económico, lo social, lo político, los derechos humanos. Son las cuestiones centrales para nuestro movimiento, como la justicia social. En ese sentido, el hecho más trascendente ha sido la asignación universal por hijo. La pedía todo el mundo y una vez que sale, critican. A mí me parece una medida excepcional. Los que estamos en el interior realmente valoramos el sentido de justicia que tiene.

–Moyano dice que Cobos no está capacitado para ser presidente porque tuvo miedo cuando se discutió la Resolución 125.

–Yo no hubiera hecho lo que él hizo. Sin duda. Si ése fue el hecho que lo catapultó para ser el principal referente de la oposición, la verdad es que... es demasiado.

–¿Qué perspectivas le ve al peronismo en 2011?

–Creo que le va a ir muy bien. El peronismo es una gran cantera de dirigentes. Y los peronistas sabemos renovarnos, sabemos advertir cuáles son los problemas, sabemos gestionar. Tenemos toda una historia de sacar las papas del fuego cuando la Argentina estaba complicada. Tenemos gente, tenemos propuestas y doctrina. Ahora tenemos que hacer el mejor programa, explicárselo a la sociedad y convocar a todos los argentinos.

–¿Cuáles son los problemas complicados hoy?

–Hoy estamos, capaz que yo también, con la urna en la cabeza. Lo hace el Gobierno y lo hace también la oposición. Hay que bajar un cambio y gobernar. No puede ser que todo lo que hace el Gobierno sea malo, aunque tampoco todo lo que hace es muy bueno. No puede ser que todo sea blanco o negro. Si priorizamos los problemas nacionales, al que le toque gobernar le va a ir mucho mejor en 2011.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.