EL PAíS › PESCE DISPUSO CAMBIOS EN LA ESTRUCTURA GERENCIAL DEL BANCO CENTRAL

Ordenando tras el desalojo

El presidente interino inició una cuidada reestructuración. Hoy publicará la radiografía económica mensual, el Informe de Inflación, tal como había sido preparada pero sin el “autobombo” que le imprimía el desplazado titular de la entidad.

 Por Tomás Lukin

El directorio del Banco Central decidió realizar cambios en la estructura gerencial de la entidad. El presidente interino Miguel Pesce propuso fusionar las subgerencias de Investigaciones con Economía y Finanzas y la de Recursos Humanos con Servicios Generales. En la reunión, a la que sólo faltaron dos directores que se encuentran de viaje, también se decidió cambiar al auditor general de la institución. La iniciativa busca limitar lo que consideran una extendida estructura y poner en esos cargos funcionarios cercanos a la nueva conducción. Los funcionarios desplazados serán adscriptos a otras áreas del banco. El órgano de gobierno del Central aprobó la publicación del Informe de Inflación que se difundirá hoy sin los autoelogios a la gestión del despedido Martín Redrado. Además, como todos los martes, se realizó la licitación de las Letras del Banco Central (Lebacs). El volumen adjudicado mediante el instrumento volvió a ubicarse en los niveles promedio del año pasado. Todavía resta nombrar al vicepresidente segundo del banco.

“No pretendemos sacudir el árbol. Se están cambiando dos subgerencias: auditoría y administración, nada más. No hay cambios importantes, la gerencia general no se modifica y las cuestiones operativas o normativas tampoco”, explicaron a Página/12 cerca del presidente interino. El nuevo auditor de la entidad será Eduardo Prina, asesor de Pesce cuando éste fue ministro de Hacienda de Ibarra en la ciudad de Buenos Aires y también durante su paso por la Auditoría General de la Nación. En la fusionada subgerencia de Recursos Humanos desembarca José Luis D’Ipólito. El funcionario, quien se encuentra en la AFIP, trabajó con el actual titular del BC en la intervención de Santiago del Estero. Los gerentes Eidis (Recursos Humanos) y Domínguez (Servicios Generales) pasarán a desempeñarse en otros sectores.

A cargo de Investigaciones Económicas, que ahora también será responsable del área de Economía y Finanzas donde estaba encargado Pedro Rabasa, permanecerá el economista Jorge Carrera, con quien Pesce no tiene una línea tan directa. De ese sector dependerá la elaboración de los distintos documentos del banco, como el Informe de Inflación, que será difundido hoy por la tarde.

La publicación de ese trabajo, que presenta la radiografía macroeconómica de la autoridad monetaria, estaba programada para el miércoles pasado pero se demoró para eliminar las criticas elípticas y los metamensajes que deslizaba Redrado. Ayer, en la reunión, se pulieron los últimos detalles. “El Banco Central está ganando en institucionalidad, se recuperaron las atribuciones del directorio que es el verdadero órgano de gobierno y, como tal, el encargado de aprobar los informes oficiales. No se está manoseando ningún número, sino que ahora no estará cargado de opiniones personales”, señalaron a este diario desde el directorio. El Informe seguirá incluyendo las estimaciones de inflación realizadas por distintas consultoras privadas y no mencionará al Fondo del Bicentenario.

Según señalaron desde el sector del directorio que responde a Pesce, funcionarios afines a Redrado, como Carlos Pérez, se mostraron de acuerdo con la decisión, así como el personal de línea del organismo. De la reunión del directorio también participaron los dos síndicos del banco. Para despejar cualquier duda sobre la remoción de Redrado del cargo, cerca del presidente interino remarcaron que fue Pesce quien realizó la convocatoria y armó el orden del día.

“Los mercados no están siendo afectados, eso quedó claro con la subasta de Lebacs. Una vez que aclaró la cuestión institucional, reapareció el atractivo de los bancos para colocar su liquidez en esta herramienta”, comentaron desde el directorio. Se adjudicaron 1225 millones de pesos contra los 732 millones de la semana pasada. Para algunos economistas, las elevadas tasas que paga el Banco Central a través de las Lebacs y Nobacs al sector privado establece un piso muy alto para las tasas de interés que ofrecen al público las entidades financieras. “Los bancos no van a jugarse a prestarle a ninguna empresa si pueden colocar los depósitos sin riesgo a una tasa muy atractiva”, cuestionan.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Pesce, presidente interino del Banco Central. Del directorio a la Bicameral.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.