SOCIEDAD › EN MAR DEL PLATA, EL DRAMA QUE DESATó EL BOXEADOR SIGUE EN BOCA DE TODOS

Voces que le hacen sombra a La Hiena

Todos los relatos de testigos apuntan contra el boxeador y descalifican su argumentación. La Hiena había dicho que chocó al Fiat porque creyó que iba a frenar y no lo hizo y que no se dio cuenta de lo que provocó y no quiso bajar por temor a pelearse.

 Por Carlos Rodríguez

Desde Mar del Plata

En la esquina de Independencia y Ayacucho, a dos cuadras del balneario La Perla, ayer se seguía comentando el accidente que protagonizó el boxeador Rodrigo “La Hiena” Barrios y en el que murió una joven embarazada de seis meses. “Los testimonios son contundentes. Barrios venía a mucha velocidad cuando embistió al Fiat 147 que fue el que finalmente atropelló a la chica. Creo que no puede alegar que no sabía el daño causado, cuando el auto que embistió salió disparado sobre la gente. Es como si hubiera salido volando por el aire, por la forma en que se fue contra la esquina. Pudo haber sido un desastre mucho mayor.” El policía que estaba haciendo guardia en el lugar, a media cuadra del hecho, le dijo a Página/12 que “hay varios testigos que vieron todo y, si mantienen su declaración, la situación de Barrios es muy complicada”. Carlos, encargado de un edificio de Independencia al 600, confirmó que una mujer, de la que sólo se sabe el nombre, Cristina, declaró que La Hiena “nunca intentó frenar porque venía muy rápido y actuó como si no hubiera visto el semáforo en rojo”, en el cruce de Independencia con Ayacucho.

Barrios, que ayer fue llevado al penal de Batán, dijo en su defensa, al declarar ante la fiscal María Teresa Ruiz, que cuando llegó al cruce con Ayacucho “el auto azul, un 147, iba adelante mío. Yo pensé que iba a cruzar la calle, pero sólo amagó a cruzar y se frenó, cuando todavía el semáforo estaba en amarillo. En ese momento fue que lo choqué, cuando todavía no estaba el semáforo en rojo”. Al parecer, los testigos del accidente ocurrido el domingo cerca de las 15.30, opinan todo lo contrario. “Yo estaba a media cuadra del accidente, en Independencia al 700 y cuando llegué a la esquina todos aseguraron que la chica estaba cruzando con la luz verde. El único vehículo que siguió de largo fue el de Barrios”, insistió el policía, que pidió mantener su nombre en reserva.

Barrios sigue detenido bajo los cargos de homicidio culposo agravado en concurso ideal con lesiones culposas. La víctima fatal, Yamila Vanesa González, de 20 años, fue embestida por el Fiat 147, cuyos ocupantes estaban parados frente al semáforo, sin tener el freno puesto. “No podían imaginarse lo que pasó. Se ve que Barrios los quiso esquivar, pero no pudo y les dio un topetazo con el extremo derecho de la camioneta, lo que hizo que se desviaran hacia el cordón. La chica recién había empezado a cruzar la avenida cuando la atropellaron y la metieron debajo de un Mitsubishi que estaba estacionado en la esquina. Por eso, al principio, no la encontraban. Cuando yo llegué al lugar, tenía una herida sangrante en la rodilla, pero parecía que estaba lúcida. Se ve que las lesiones internas eran muy graves y por eso falleció”, insistió el policía que estuvo en el lugar la tarde del hecho.

“Yo no alcancé a ver si había gente o no en esa esquina. Lo único que vi es que, después, la gente se empezó a juntar, No sabía cómo iba a reaccionar la gente que estaba ahí. Yo soy conocido y estaba con un auto importado”, dijo Barrios al tratar de justificar las razones de la fuga, que duró unas seis horas, hasta que se presentó detenido. “Un chico que estaba estacionado en la vereda de enfrente, con su auto, lo vio doblar a Barrios por Ayacucho y lo reconoció enseguida. No tenía escapatoria, tenía que entregarse”, sostuvo el policía consultado por este diario.

“No sabía que era una mujer (la que conducía el 147). Pensé que era un hombre que podría haberse bajado para pelear”, dijo el boxeador, quien insistió en que no vio que hubiera gente lesionada. “Lo único que vi es que el auto se desplazó hacia adelante y hacia la derecha.” El boxeador sostuvo ante la fiscal que no había tomado alcohol. De todos modos, la jueza de Garantías Lucrecia Bustos ordenó que siga detenido, medida que fue apelada, todavía sin respuesta, por el abogado del imputado, José Vera.

“El accidente ocurrió en unos segundos y no creo que Barrios haya tenido mucho tiempo de pensar si había gente o no, si lo iban a pelear. El se tendría que haber parado para asistir a las víctimas o al menos para comprobar lo que había pasado, pero no lo hizo”, insistió el policía. Cristina, la testigo presencial, que ya declaró ante la Justicia, aseguró que el Fiat 147 “había parado en forma correcta, antes de cruzar la calle y salió despedido por la violencia del impacto que recibió. Había cuatro mujeres cruzando la calle y atropelló a dos”. Para la mujer “Barrios no lo pensó mucho, giró primero a la izquierda, por Ayacucho y después a la derecha, de contramano, por la calle Catamarca. Allí también pudo haber ocasionado un desastre todavía mayor”, recalcó el policía que dialogó ayer con este diario en la esquina donde ocurrió la tragedia.

Ayer por la mañana, fueron sepultados en el cementerio de San Miguel los restos de Yamila Vanesa González. Su marido, Sebastián Ceballos, declaró ante la prensa que la Justicia “le tiene que dar un escarmiento a La Hiena, porque en este caso no puede haber impunidad. Barrios no puede ser dejado en libertad de ninguna manera”. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al ser consultado sobre lo sucedido, opinó que “el abandono de persona debería ser (un delito) agravado” en el caso de un accidente de tránsito. Lamentó que en casos como éste “con una buena defensa, por ser un homicidio culposo, se haya logrado la libertad en forma inmediata”.

Compartir: 

Twitter
 

Rodrigo Barrios quedó detenido en la cárcel de Batán luego de su declaración ante la Justicia.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.