EL PAíS › LA JUSTICIA RECHAZó LOS PLANTEOS DE NULIDAD DEL ARMADOR DE AUTOS ACUSADO EN LA CAUSA AMIA

Telleldín, con procesamiento confirmado

El juez instó al fiscal Nisman a acelerar la instrucción sobre el destino de la Trafic que explotó en la AMIA para llegar al juicio oral.

 Por Raúl Kollmann

El juez Rodolfo Canicoba Corral ratificó ayer el procesamiento de Carlos Telleldín en relación con el atentado contra la AMIA, siguiendo lo señalado por la Corte Suprema. El máximo tribunal desechó una nulidad decretada por el Tribunal Oral que derivó en el sobreseimiento de Telleldín. Por ese motivo, el armador de autos con partes robadas, que fue la última persona que tuvo en su poder la Trafic que estalló frente a la AMIA, volvió a quedar procesado, con un atraso de nada menos que 16 años. Telleldín, que estuvo preso diez años, presentó una serie de pedidos de nulidad sobre la nueva investigación impulsada por el fiscal Alberto Nisman, pero el juez rechazó esas nulidades y ratificó el procesamiento. Canicoba Corral señaló que no ordena la detención de Telleldín porque éste está en condiciones de apelar la decisión.

El armador de autos truchos había pedido la nulidad de su procesamiento de 1994 con el argumento que, ya desde un principio, el ex juez Juan José Galeano y los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia actuaron con parcialidad orientando la causa hacia una pista falsa, la de los policías. Canicoba le contestó señalando que ya la Corte Suprema dijo que hay una primera parte de la investigación que es válida, lo que incluye el descubrimiento del motor de la Trafic entre los escombros de la mutual judía. Para el Tribunal Oral Federal –que fue muy severo en la evaluación de las evidencias– quedó probado que el atentado se cometió con una camioneta Trafic, armada por Telleldín con un motor que compró y una carrocería robada. El TOF 3 llegó a esa conclusión después de escuchar a numerosos peritos y tomar en cuenta, por ejemplo, que una de las víctimas tenía incrustado un elástico del vehículo en el tórax. El fiscal Nisman tiene que avanzar sobre esa base, tratando de esclarecer –después de 16 años– cómo llegó la camioneta a manos de los terroristas.

En ese camino, Nisman pidió una serie de medidas de prueba para establecer la forma en la que se trasladó la camioneta quemada, qué contenía el motor que apareció en la AMIA, desde la agencia que lo vendió Automotores Alejandro, de Alejandro Monjo, hasta el taller de un mecánico que trabajaba en combinación con Telleldín, Claudio Cotoras. También Nisman quiere profundizar la pesquisa sobre Hugo Pérez, un amigo de Telleldín que vivía por entonces en su casa. Otra medida de prueba impulsada por el fiscal es el entrecruzamiento de llamadas telefónicas en la zona de la AMIA en la mañana del atentado, así como las comunicaciones establecidas por Telleldín durante un viaje que realizó enseguida después del ataque contra la mutual judía. En su recorrido hacia Misiones, pasó por Luján y Corrientes. Nisman quiere saber a qué teléfonos llamó.

Cuando Telleldín fue detenido, cinco días después del atentado, declaró que la camioneta se la dio a una persona con acento extranjero, que entregó un documento falso a nombre de Ramón Martínez. Dos años más tarde, en 1996, y tras haber recibido un pago de 400.000 dólares, Telleldín sostuvo que le entregó el vehículo a un grupo de policías, algo que ya había deslizado en forma extraoficial varias veces, sobre todo en diálogos con Página/12. Sobre esa base, los investigadores que trabajaron en el caso –la SIDE, el encargado de la Federal, Jorge “Fino” Palacios, sumados al juez y los fiscales– armaron una pista falsa dirigida contra los policías bonaerenses que en ese momento encabezaba el ex comisario Juan José Ribelli. Lo concreto es que el movimiento de la Trafic quedó en la nebulosa y sobre ello pretende trabajar el fiscal.

De todas maneras, en la resolución de ayer, Canicoba insta a Nisman para que cierre cuanto antes la etapa de instrucción y eleve el caso a un nuevo juicio oral.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Telleldín preparó la camioneta que se cargó de explosivos y se estrelló contra la AMIA.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.