EL PAíS › UN COMISIONADO CONTRATADO HACE QUINCE DíAS HABíA SIDO SEPARADO DE LA FEDERAL POR PROTEGER PROSTíBULOS

La selección natural de la Metropolitana

Ricardo Cajal fue designado luego de una supuesta purga y revisión de legajos, que se realizó porque se supo que otro agente de la Metropolitana estaba procesado por encubrir prostíbulos.

 Por Werner Pertot

La Policía Metropolitana no ahorra escándalos. Ricardo Cajal fue designado comisionado mayor de esa fuerza luego de la supuesta purga y revisión de legajos. Es un ex comisario de la Federal que fue separado en medio de una investigación por la protección a un prostíbulo, que incluyó supuestas coimas, amenazas y una causa armada contra el que denunciaba. Con este nuevo traspié, se repite lo que los macristas prometieron que no ocurriría luego de que debieron separar de la Metropolitana a Fausto Colombo, que estaba procesado por encubrimiento de tres prostíbulos.

Tras el escándalo de Colombo, el ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, aseguró que les haría firmar una declaración jurada a los nuevos ingresantes y que se extremarían los recaudos. Sin embargo, por la resolución 662/10 contrató a Cajal. En la admisión –que ahora está en manos del Instituto Superior de Seguridad Pública– no leerán los diarios: el ex comisario de la Federal formó parte de un escándalo por protección de prostíbulos en 1998. Ese año, la División de Asuntos Internos abrió sumarios contra unos 50 policías, entre los que estaba Cajal, que era el jefe de la Comisaría 2ª de San Telmo. Como parte de una purga generalizada, anularon su ascenso a comisario inspector y lo pasaron a disponibilidad.

Asuntos Internos investigó su relación con los prostíbulos a raíz de una denuncia del abogado Angel Grieco, que era cliente del boliche The One. Grieco sostuvo que el 17 de mayo de 1997 intentó denunciar en la comisaría una agresión que había sufrido dentro del local, pero que Cajal y otros policías trataron de convencerlo de que no la hiciera. El abogado relató que, cuando vieron que no iban a poder persuadirlo, le armaron una causa por “amenazas y tenencia de arma de guerra”. Ese proceso llegó a juicio oral y el fiscal pidió su absolución y que se investigara a los policías.

Pero la historia no acaba allí: Grieco también acusó a Fernando Soto, el primero de los defensores del juez Norberto Oyarbide ante el juicio político en el que fue absuelto por supuesta protección de prostíbulos. Grieco aseguró que Soto le ofreció cinco mil pesos para que retirara la denuncia. Soto negó las acusaciones en su momento.

Según informó Página/12, Cajal era un protegido de Carlos Gallone, condenado a reclusión perpetua por la “masacre de Fátima” en la dictadura. Gallone es, además, el comisario que llamó a Jorge “Fino” Palacios y lo comunicó con un reducidor de autos involucrado en el secuestro de Axel Blumberg. Ese fue el motivo del pase a disponibilidad de Palacios en 2004. “Cajal protegía los saunas lujosos de San Telmo cuando lo echaron, luego de que fuera procesado. Macri y Montenegro siguen incorporando personajes con prontuarios abultados”, cuestionó el legislador kirchnerista Francisco “Tito” Nenna, quien encontró a Cajal dentro de la lista de contratados a través de la Universidad de San Martín en el Boletín Oficial del jueves pasado. Empezó a trabajar el 20 de julio.

Compartir: 

Twitter
 

La Metropolitana incorporó a un comisario que la Federal echó en 1998.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.