EL PAíS › ACTO EN CONMEMORACION POR LOS DIECINUEVE AÑOS DEL ATENTADO A LA EMBAJADA DE ISRAEL

“Fue un ataque a todo el pueblo argentino”

Hablaron uno de los heridos en el atentado, el embajador Daniel Gazit y el canciller Héctor Timerman, quien aseguró que para la Casa Rosada la investigación del atentado a la embajada sigue siendo “un tema urgente”.

Se cumplieron 19 años del atentado a la Embajada de Israel y, como cada 17 de marzo, hubo un acto para recordar a las víctimas. Sobrevivientes y familiares se reunieron en la esquina de Suipacha y Arroyo. Allí, el embajador israelí, Daniel Gazit, insistió en su pedido de justicia y responsabilizó a Irán por el ataque que causó 29 muertos. El canciller Héctor Timerman dijo que para la Casa Rosada “sigue siendo un tema urgente”. El homenaje comenzó a las 14.50, la hora del atentado. En la plaza seca donde en 1992 funcionaba la embajada se hizo un minuto de silencio, se leyeron los nombres de las 22 víctimas identificadas y se colocaron flores.

Gabriel Pitchón, uno de los heridos, abrió el encuentro. “Queremos saber quiénes fueron los autores materiales, quiénes los autores intelectuales de esta barbarie. Queremos saber también quiénes fueron los colaboradores locales y, por sobre todo, queremos saber quiénes son los encubridores”, expresó el familiar. También se refirió al estado de la investigación y destacó los cambios que se produjeron desde “el fin de la Corte Suprema menemista hasta la decisión de la presidenta Kirchner de presentar en el Congreso de la Nación un proyecto de ley de reparación para familiares de víctimas y sobrevivientes”.

Luego hablaron el canciller Héctor Timerman y el embajador israelí. “Los ataques contra la Embajada de Israel y la AMIA fueron ataques contra todo el pueblo argentino y ninguna razón política, ideológica o religiosa podrá justificar jamás ataques terroristas de esta naturaleza”, sostuvo Timerman en su intervención.

El canciller recordó que la Argentina hizo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre pasado, “un nuevo llamamiento para que las autoridades de Irán cooperen con la Justicia argentina en la causa AMIA, proponiendo que se eligiese un tercer país para juzgar a los ciudadanos iraníes acusados de haber participado del atentado”.

El embajador Gazit leyó primero un mensaje del canciller israelí, Avigdor Lieberman, quien señaló que Irán “amenaza al mundo”.

“Es Irán con sus crímenes, que ahora ha sumado una nueva amenaza con el desarrollo de un programa nuclear. Es Irán el país cuyo presidente llama a borrar a Israel del mapa. Es Irán el país que amenaza a la comunidad internacional”, dijo el mensaje del gobierno israelí.

Gazit, por su parte, apuntó: “Esos terroristas tiene otra escala de valores y otros héroes. Quieren destruir el mundo en el que viven, pero no es una película de Hollywood, ésta es la vida que acontece día a día”. Y asoció el tema con lo que sucede en Japón. “Vieron lo que pasa, como si no bastaran los desastres naturales que hay, lo que se está haciendo el hombre a sí mismo; imaginen ustedes si un artefacto nuclear estuviera en manos de los grupos terroristas que financia Irán”, aventuró.

Junto a Timerman estuvieron el ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario de Culto de la Cancillería, Guillermo Oliveri. Por la ciudad se acercaron el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Guillermo Montenegro, y Oscar Moscariello, vicepresidente primero de la Legislatura, que está a cargo de la Jefatura de Gobierno por el viaje de Mauricio Macri a París. También fueron el senador y precandidato a jefe de Gobierno porteño Daniel Filmus, dos ex jefes de Gobierno que pugnan por volver, Aníbal Ibarra y Jorge Telerman, y el ex árbitro Javier Castrilli, que también se quiere postular.

Gazit fue el representante de más rango de la comunidad judía, ya que no participaron los titulares de las dos asociaciones. Guillermo Borger, titular de la AMIA, viajó a Washington para asistir a un seminario sobre terrorismo de la OEA, mientras que su par de la DAIA, Aldo Donzis, estaba en Neuquén.

En el lugar, la artista plástica Leonor Coifman comenzó a trabajar en una réplica de la obra Los siete días de la destrucción, que estaba colgada en una de las paredes de la embajada y se perdió con el atentado.

Compartir: 

Twitter
 

El embajador de Israel, Daniel Gazit, y el canciller Héctor Timerman durante el acto por la embajada.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.