EL PAíS › RODRIGUEZ SAA Y DUHALDE CERRARON SUS CAMPAÑAS PARA LA INTERNA PORTEÑA

Ahora los tienen que votar

El gobernador puntano lo hizo en un salón de La Rural. Pidió no repetir lo de Chubut y anunció que trajo fiscales de su provincia. Duhalde hizo un cierre más modesto. Le pidió a la Presidenta que copie a Lula y no a Chávez.

Alberto Rodríguez Saá cerró ayer su campaña electoral en el Salón Ocre de La Rural. Eduardo Duhalde tuvo también su propio y modesto cierre en el auditorio Monseñor De Andrea del barrio de Monserrat. El Peronismo Federal arrancará este domingo la devaluada preinterna en Capital con solo dos candidatos presidenciales, después de que Felipe Solá y Mario Das Neves se automarginaron de la disputa. “Lo voy a resumir en diez palabras: le gano a Duhalde y después a Cristina”, soltó el puntano. El bonaerense ignoró a su contrincante y eligió pegarle al gobierno nacional. “Es el hombre más capaz” para “hacerse cargo de la situación difícil” que atraviesa el país, dijo su esposa Chiche, que llamó a los porteños a participar el domingo en el primer turno de la compulsa que prevé varios domingos de elecciones por regiones. La cantidad de votos que saldrá de las urnas es la principal obsesión de los candidatos, preocupados porque una escasa participación empobrecería aún más la cuestionada interna que solo ellos dos se empecinaron en continuar.

De impecable saco gris y zapatos al tono, “El Alberto” se mostró más calmo que en los días previos de campaña ante los dos mil seguidores que –aseguraron los organizadores– reunió en La Rural. Vaticinó entusiasta sus triunfos sobre Duhalde y Cristina y lanzó su consigna preferida contra el Gobierno: “No al capitalismo de amigos, no a la corrupción”.

“La diferencia con el resto de los candidatos es que yo no tuve nada que ver con ellos”, dijo Rodríguez Saá, refiriéndose a los lazos que sus compañeros tuvieron con el Gobierno. “Duhalde lo trajo a Néstor, Solá y Das Neves fueron sus gobernadores y (Julio) Cobos su vice”, lanzó días atrás el puntano. “Solá, Das Neves y De Narváez son los auténticos decadentes”, había agregado mucho más verborrágico y belicoso por haber eludido los compromisos que habían asumido dentro del PJ anti K.

Agradeció el apoyo del piquetero MIJP que conduce Raúl Castells –ausente ayer–, el Partido Demócrata Cristiano, el Verde y el Es Posible, la estructura que creó para sus incursiones en las peleas presidenciales. En la platea con pocas figuras se destacaba su hermano, el senador Adolfo, e Isabel Sarli. “La Coca” filmó Mis Días con Gloria en el Hollywood puntano que financia su gobierno, San Luis Cine.

Nada original, Rodríguez Saá llamó a sellar junto a todos los partidos de oposición un Pacto de La Moncloa argentino. Eso, lógicamente, después de la interna de los federales que lo tendría a él como ganador. Sobre el final lanzó una advertencia para propios y extraños: “No repitamos lo de Chubut el domingo porque así perdemos todos”. Luego partió rápidamente a San Luis, donde hoy abrirá las sesiones ordinarias en la Legislatura puntana para regresar nuevamente a la Capital el mismo domingo, donde se instalará en su bunker del Teatro Victoria, donde ya trabajan 50 “operadores” de su propio centro de cómputos que recibirán los datos de sus fiscales traídos desde su provincia.

Duhalde, en cambio, armó un cierre de campaña porteña más modesto, aunque anticipó que aprovechará la falta de veda electoral para recorrer lugares y realizar encuentros hasta el sábado, un día antes de la primera etapa del maratón federal. “Argentina es más potente que el mismo Brasil, aunque parezca una exageración”, sostuvo Duhalde.

“Están comprando la dignidad de legisladores, diputados y gobernadores, porque se creen que la plata que le entra al país es de ellos”, dijo Duhalde atacando al Gobierno. “No digan que lo que ocurrió con Clarín y La Nación es respetar a los gremios, eso responde a un ataque a la libertad de prensa y es una burda copia de (Hugo) Chávez”, soltó el ex gobernador y agregó: “Señora Presidenta, no se copie de Chávez, cópiese de Lula”.

Acompañado por su esposa, candidatos porteños y un grupo de acólitos, Duhalde no mencionó a su único contrincante en la interna federal. Aunque lo había hecho unos días antes. “Si llego a ganar necesito que colaboren conmigo tanto Alberto como Adolfo (Rodríguez Saá), porque San Luis es escuela de administración de gobierno”, elogió el bonaerense antes de pedirle a su contrincante que si pierde revea su postura y vaya nuevamente por la gobernación de San Luis.

Compartir: 

Twitter
 

Rodríguez Saá cerró en La Rural y prometió ganarle a Duhalde y después a Cristina Kirchner.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.