EL PAíS › EL KIRCHNERISMO RECLAMARA AL TRIBUNAL ELECTORAL DE CHUBUT EL LLAMADO A ELECCIONES COMPLEMENTARIAS

Una apelación a que se vuelva a votar

El Frente para la Victoria hará hoy una presentación en contra de la decisión del Tribunal Electoral chubutense de no hacer una nueva votación. Pedirá que no sean “proscriptos” los dos mil ciudadanos que sufragaron en las mesas anuladas.

 Por Nicolás Lantos

“No puede ser que el Tribunal Electoral defina que estos dos mil ciudadanos, que no se han expresado en las urnas, sean proscriptos y no puedan participar de la elección de las autoridades de todos los chubutenses”, argumentará esta tarde el Frente para la Victoria, a través de su apoderado, Blas Meza Evans, cuando presente la apelación a la resolución de la junta electoral chubutense que decidió no convocar a comicios complementarios en esa provincia. Así buscarán que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) revierta el fallo del TEP, que se negó a hacer votar nuevamente a más de dos mil electores empadronados en seis urnas que fueron anuladas por irregularidades: la diferencia entre los dos candidatos que se disputan la gobernación es de apenas 401 votos y un nuevo turno electoral podría cambiar el resultado, por lo que la jurisprudencia indica que debería permitirse que vuelva a votarse en esas mesas.

“Más que criterio jurídico, lo que buscó el tribunal fue quedar bien con Das Neves”, disparó ante la consulta de Página/12 el diputado nacional y apoderado del PJ, Jorge Landau. Lo dijo basado en el texto de la resolución del TEP, que dedica varias líneas a establecer que no hubo fraude en los comicios del 20 de marzo, una idea que el actual gobernador intentó imponer, con poco éxito, desde aquella noche en la que faltaron datos del escrutinio. “En realidad, para determinar si hay o no elecciones complementarias lo único que cuenta es la cantidad de urnas anuladas y la diferencia entre ambos candidatos. Si hubo fraude o no debe dilucidarse en el ámbito penal”, explicó Landau, uno de los autores del texto que se presentará esta tarde.

Desde la vereda de enfrente buscan limar las aristas políticas del asunto y presentarlo meramente como “una cuestión legal”, en la que las normas juegan a su favor. “Si uno se pone a escuchar las declaraciones de los constitucionalistas, puede ver cómo es la cosa”, indican en el entorno del gobernador Mario Das Neves y señalan los dichos de Daniel Sabsay: “No hay antecedentes en el mundo de elecciones complementarias”, sostuvo el abogado. “Puede ser que no existan en el mundo, pero en la República Argentina sí existen, sería bueno que estudiara la historia reciente de su país”, salió al cruce Landau.

El más notorio de los casos de comicios complementarios, por la cercanía geográfica y temporal, se dio en la misma provincia de Chubut, cuando –ante denuncias de fraude– el mismo TEP que anteayer denegó la convocatoria habilitó en el año 2007 que se volviera a votar en la mesa de extranjeros de la localidad de Gualjaima, porque por la diferencia en juego podía cambiar de color un lugar en el Concejo Deliberante. En Pichanal, Salta, por orden del Tribunal Electoral provincial, la intendencia se definió en una segunda elección, luego de que se anularan cuatro mesas con 624 votantes, cuando la diferencia inicial entre los dos candidatos más elegidos era de sólo 17 votos.

El 29 de noviembre de 2009, cinco meses después de los comicios legislativos, los electores de dos mesas de Purmamarca, Jujuy, debieron volver a las urnas para definir dos bancas en la Legislatura provincial. En este caso la decisión llegó hasta la Cámara Nacional Electoral. En Formosa, en 2006 hubo un caso similar que alcanzó a cuatro mesas. Por último, en la provincia de Buenos Aires, en los últimos años, hubo dos casos en la misma línea: en 2003, en el partido de Lincoln, y cuatro años más tarde, en Lobería.

“El código electoral establece que es la Justicia Electoral, especialmente la Cámara Nacional Electoral, la que determina si se llama o no a elecciones complementarias –explica Landau–. Y lo que determina la CNE es que si el resultado de las mesas anuladas puede variar el resultado real de la elección (es decir, el reparto de cargos en cualquier nivel), entonces debería repetirse.” En el Frente para la Victoria confían en que el máximo tribunal chubutense escuchará estos argumentos; desde Modelo Chubut se encuentran listos para apelar ante la Corte Suprema de la Nación.

Además de la gobernación, que disputan el dasnevista Martín Buzzi y el kirchnerista Carlos Eliceche (con una ventaja parcial de 401 votos a favor del primero), también se pondrán en juego las intendencias de Camarones y Puerto Madryn. En ambas localidades, el cargo de intendente se definió por diferencias más exiguas que la cantidad de votantes pendientes.

Compartir: 

Twitter
 

El dasnevista Martín Buzzi y el kirchnerista Carlos Eliceche aún pelean por la gobernación.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.