EL PAíS › EN EL FRENTE PROGRESISTA BUSCARON BAJARLE EL TONO A LA DIVISION SIN AVANZAR EN EL DIALOGO

Buena onda pública, todo igual por lo bajo

Tanto desde el sector de Binner y Stolbizer como del de Solanas consideraron que todavía se podía llegar a un acuerdo antes de la inscripción de las candidaturas. Pero, por ahora, ninguno cede y el armado por separado avanza.

 Por Miguel Jorquera

Pino Solanas consideró que Binner y Stolbizer lo marginaron de las decisiones.
Imagen: Pablo Piovano.

El día después no cambió nada en la repentina fractura del frente electoral de centroizquierda. Fernando “Pino” Solanas buscó bajarle decibeles a la decisión de inscribir su propia alianza después de que considerara que el PS y el GEN lo marginaron de las decisiones del Frente Amplio Progresista (FAP), negó un enojo con el candidato presidencial Hermes Binner y dejó abierta una puerta para “discutir todo” hasta el 24, un día antes de que venza el plazo para la presentación de listas de candidatos. En tanto, las fuerzas que respaldan al cineasta afirmaron que respetarán el acuerdo alcanzado en la Ciudad, al mismo tiempo que preparan su propio armado electoral a nivel nacional. Los socialistas buscaron emparentar el enojo de Solanas con los chispazos propios de un nuevo espacio creado con muy poco tiempo. El GEN salió a respaldar la candidatura de Pino en la Ciudad, aunque sigue llenando los casilleros de candidatos bonaerenses sin Proyecto Sur. Los ex socios de Solanas –Unidad Popular y Libres del Sur– consideraron un “error” la decisión e intentan tender puentes para evitar la ruptura definitiva. Pero, por ahora, no hay negociaciones.

Ayer, todos fijaron posturas por separado. Solanas fue el más solicitado a la hora de dar explicaciones y evitó cargar con la mochila de la ruptura. “Esperamos todo mayo para saber si Binner iba o no con la UCR. Esperamos las internas santafesinas y el congreso del PS para que tomaran una decisión, que podía haber sido negativa. La sorpresa fue que después de todo eso, el PS y el GEN ya habían decidido inscribir la fuerza entre ellos dos sin considerarnos”, repitió por varios medios. Luego abrió una puerta al diálogo: “Hay que sentarse a discutir todo. Hasta el 24 (de junio) hay tiempo, aunque los plazos son muy cortos”, señaló.

Pero al interior de Proyecto Sur los ánimos eran otros. “Nos sorprendió este paso tan mezquino y amarrete del socialismo, no permitiendo que el Movimiento Proyecto Sur sea parte a nivel nacional de la alianza”, dijo Mario Cafiero y anticipó que el espacio tendrá fórmula propia en octubre. Por la tarde, la diputada Alcira Argumedo, una de las estrategas de Proyecto Sur, participaba de una reunión con todas las fuerzas afines –PSA, MST y algunas fuerzas provinciales– en el mismo sentido. “La forma en que el PS y el GEN plantearon la organización del frente nos pareció inaceptable. Para nosotros, el ámbito de la toma de decisiones y lo programático son límites precisos”, dijo Argumedo a Página/12.

“Muchos de nosotros venimos de la experiencia del Frente Grande y no queremos volver a repetir la Alianza ni (Fernando) De la Rúa”, señaló la diputada antes de ratificar que sostendrán el acuerdo con todas las fuerzas que integran el frente en la ciudad y admitir que preparan su propia fórmula y listas de candidatos para octubre.

Desde Rosario, uno de los hombres de confianza de Binner, el senador provincial Carlos Zabalza le adjudicó “las molestias expresadas por un sector de Proyecto Sur son los chispazos propios de cuando se genera un espacio nuevo con muy poco tiempo” y señaló que la inscripción del FAP solo con las firmas del PS y del GEN “es un trámite”. “Hay que distinguir las cuestiones legales de la política; la política se resuelve el 25”, dijo por su parte la diputada socialista Alicia Ciciliani, asociando lo político sólo al cierre de lista de candidatos.

En el GEN, Margarita Stolbizer se mostró “sorprendida” por la decisión de Solanas, pero confió en que “antes del 25 de junio esto se pueda resolver y no se ponga en riesgo” la sociedad con Binner. Sus diputados Horacio Alcuaz y Gerardo Milman manifestaron que Buenos Aires “debe ser parte de una construcción nacional amplia y progresista, y el GEN trabajará sin cesar para que Solanas sea el nuevo jefe de Gobierno”.

Aunque en territorio bonaerense, donde el GEN maneja “la lapicera”, se sigue confeccionado la lista de diputados nacionales sin Proyecto Sur. Los cinco primeros lugares quedaron para Víctor De Gennaro (UP), el intendente de Azul Omar Duclón (GEN), Victoria Donda (Libres del Sur), Ricardo Cuccovillo (PS) y Juan Carlos Alderete (CCC-PCR). La misma noche del miércoles, cuando se producía la ruptura, el GEN porteño también ponía nombre a los “candidatos de Binner” en la ciudad: Claudio Lozano (BApT), Roy Cortina (PS) y Martín Hourest (GEN).

Desde Libres del Sur consideraron como un “grave error” la decisión de Solanas. “Ojalá Pino y Proyecto Sur revean su decisión, se sumen a las listas del FAP el 25 de junio y podamos, así, todos juntos, afrontar el gran desafío de las elecciones presidenciales”, expresaron los dirigentes Humberto Tumini y Jorge Ceballos. “Vamos a trabajar para que Pino gane en la ciudad y conservar el mismo frente porteño para que en octubre tengamos candidatos a diputados acompañando la candidatura de Binner”, dijo Lozano a Página/12. “Hasta el 25 vamos a tender todos los puentes posibles para que Pino sea un referente y un actor más del FAP”, agregó. Aunque por ahora nadie los construye ni los transita.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.