EL PAíS › CINCO MILITANTES DE LA CTA SON ACUSADOS EN NEUQUéN

Juzgados por pintar una pared

 Por Adriana Meyer

Cinco militantes de la CTA van a ser juzgados en Neuquén por haber escrito sobre un paredón que ya exhibía una pintada del ex gobernador provincial. Sobre el lema de su campaña presidencial de 2007, “Sobisch 100 por ciento preparado”, los acusados pintaron “asesino” y por eso deberán responder penalmente en el juicio oral que se inicia este jueves, acusados de “daño agravado”. “Vamos a demostrar que somos absolutamente inocentes en una tierra de culpables, que esta causa la impulsó la misma policía que mató a Carlos (Fueltealba) y a Teresa (Rodríguez), y el mismo Poder Judicial arrastrado a los pies del poder político que reprime y permite que roben el territorio ancestral a los mapuches, que aprieta y encarcela a diario a nuestros pibes, que persigue y criminaliza la protesta social”, dijo Mario Alonso, uno de los imputados.

El 4 de abril de 2007, cuando el maestro Carlos Fuentealba cayó baleado durante la represión a una manifestación docente, Alonso estaba a pocos metros. Por esos días, el gobernador Sobisch hacía campaña y la creatividad militante empezó a agregar la palabra “asesino” a su slogan, en paredes y afiches. Durante la madrugada del 4 de agosto aprovecharon las pintadas de “Sobisch 100 por ciento preparado”, en Chos Malal, porque ese día era el aniversario de la ciudad y el entonces gobernador se aprestaba a visitarla.

La causa –que además de a Alonso llevará al banquillo a los docentes Mirta Méndez, Ceferino Vázquez y Marcelo Vilches, y al militante Ariel Cid– se inició porque dos policías dicen haber visto a un grupo de personas encapuchadas, a unos ochenta metros, pintando una pared. Con un par de fotos de esas pintadas y dos vecinos que denunciaron que ensuciaron sus domicilios el expediente llegó a juicio oral, sin que los acusados fueran detenidos, ni fueran secuestrados los pinceles ni los aerosoles, ni se hicieran peritajes caligráficos. El abogado de Alonso, Federico Egea, dijo que la policía labró un acta en la que ni siquiera individualizó a los militantes que luego acusó, y sólo indica que “junto a una pared pintada había grupo de personas con bufandas y gorros”. Egea argumentó que esas leyendas “son parte del legítimo derecho constitucional a peticionar ante las autoridades y de manifestarse públicamente”.

Consultado por Página/12, Alonso se quejó de que el único enjuiciado por el crimen del maestro es el ex cabo José Luis Poblete y que en la llamada causa Fuentealba II siguen sin ser llamados a declarar los responsables políticos de la represión. “Nuestra rabia es muy grande, nuestra provincia es hermosa pero se respira impunidad, latrocinio y despojo a campesinos criollos y mapuches.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.