EL MUNDO › PRESIONA LA LIGA NORTE, SOCIA DEL PREMIER ITALIANO

“Penultimátum” para Berlusconi

Según Umberto Bossi, el consejo de ministros debe aprobar la reforma constitucional en dos semanas. También le pide que apruebe la reducción de los contingentes militares que se encuentran en el exterior en misiones de paz.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Aun reconociendo que no es momento para llamar a nuevas elecciones “porque se favorecería a la izquierda”, el líder de la Liga Norte y principal aliado del gobierno de centroderecha de Silvio Berlusconi dictó ayer sus condiciones a Il Cavaliere en 12 puntos que, si no se cumplen, podrían hacer cambiar el liderazgo del premier en las elecciones previstas para 2013, dijo.

En la tradicional concentración liguista que se realiza cada año en Pontida, en el norte de Italia, y que se usa para presentar el accionar del partido, Umberto Bossi dejó bien claro que los 12 puntos se deben concretar en un plazo de 180 días. Un “penultimátum” para Berlusconi después de las derrotas en las elecciones administrativas y en los referendos de hace una semana, comentó la prensa italiana, que al mismo tiempo descartó, al menos por ahora, la caída del gobierno.

Banderas de la Liga Norte, cartelones con el texto “Maroni primer ministro”, aludiendo al actual ministro del Interior de la Liga, Roberto Maroni, camisas verdes “liguistas”, música de ópera e imágenes de la película Braveheart sobre la independencia irlandesa, recibieron a Bossi y a los ministros y alcaldes del partido en el escenario. Durante la manifestación se escucharon gritos de “Secesión, secesión”, un tema, el del separatismo, que la Liga nunca abandona.

Sobre los 12 puntos presentados, Bossi pide mayormente que sean aprobados por el consejo de ministros, primer paso del proceso que después llevará las propuestas al Parlamento para ser aprobadas definitivamente. En dos semanas, según la Liga Norte, el consejo de ministros debe aprobar la reforma constitucional que prevé la reducción del número de Parlamentarios y la creación de un Senado federal. También se pide que el consejo de ministros dé luz verde a la reducción de los contingentes militares que se encuentran en el exterior en misiones de paz. En el término de un mes deben ser aprobados otros puntos como nuevas formas de autonomía regional, reducción de la boleta energética y reducción de los costos de la vida política, entre otros. Para antes del verano (europeo) se exige la aprobación por el Consejo de Ministros de la propuesta de ley que impone la reforma fiscal, la cual debería ser aprobada por el Parlamento a fines de este año. La Liga Norte quiere además trasladar algunos ministerios al norte de Italia porque, según Bossi, “el Ministerio de la Industria debe estar donde está la industria, o sea en el Norte. Y no en Roma”.

Uno de los temas que más darán que hablar es el de la reforma fiscal. El ministro de Economía, Giulio Tremonti, pese a las presiones del premier Berlusconi, ha sido un poco reticente en cuanto a lanzarla inmediatamente. Una de las ideas principales del gobierno es reducir los impuestos y ésta podría no ser una jugada inteligente en este momento en que Italia tiene una importante deuda pública y en el que la empresa de análisis de mercado Moody’s amenaza con degradar la deuda pública de Italia en los próximos meses si las cosas no cambian. Italia tiene miedo de que le suceda lo que está ocurriendo en Grecia y según algunos economistas, si Grecia es declarada en default, otros países europeos se podrían ver muy afectados, como España, Portugal, Irlanda y hasta Italia y Bélgica, estos últimos con una deuda pública considerable.

El otro tema delicado son las misiones de paz en las que Italia participa. La península tiene más de 9000 soldados destacados en misiones de paz en Afganistán, Balcanes, Etiopía y Eritrea y Sudán, entre otros. Pero en todo caso el compromiso más fuerte lo está sosteniendo en este momento en Libia, ya que forma parte de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), que tiene a cargo la conducción militar de esa guerra. La Liga sostiene que la guerra en Libia le ha costado a Italia hasta ahora cerca de mil millones de euros. Se había hablado de que la Liga quería el retiro de Libia, pero nada dijo de específico Bossi ayer ante sus partidarios. El papel con los doce puntos se limita a hablar de “reducción de los contingentes militares” en el exterior.

Pensando que la Liga Norte usa este tema sólo a nivel propagandístico, el líder de Italia de los Valores, Antonio Di Pietro, cuyo partido se opone a la guerra en Libia, dijo que presentará una moción en el Parlamento contra la guerra y “se verá de qué lado está realmente la Liga Norte”.

El traslado de los ministerios al Norte parece ser otra medida propagandística que ha generado no sólo estupor en el centroizquierda sino hasta en el partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PdL). La presidente de la región Lazio –donde se encuentra Roma–, Renata Polverini, que es del PdL, dijo que empezará a juntar firmas para que ese cambio no se produzca. Otras fuentes del gobierno hablan de que nunca se habló de trasladar ministerios, que costaría cifras importantes, sino de abrir oficinas de representación de ciertos ministerios en el Norte.

“La Liga no está rota. La Liga no está quebrada. Son todas falsedades de esos pel... de los periodistas. Periodistas chupamedias de Roma ladrona”, dijo Bossi refiriéndose a algunos rumores que giraron en la prensa y que aseguraban que él ya no controlaba su partido y que había opiniones muy dispares en su seno. ¿Un ejemplo? Bossi llamó a no votar en los referéndum de la semana pasada. Pero el 40 por ciento de los electores de su partido se presentó en las urnas.

Compartir: 

Twitter
 

“La Liga no está rota. La Liga no está quebrada. Son todas falsedades de los periodistas”, dijo Bossi.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.