EL PAíS

Hiperquinético plan de campaña de Rodríguez Saá

Está en un lugar expectante y, sobre todo, se tiene fe. Para apuntalarlo va a recorrer la Patagonia, inaugurar un estadio y una ciudad en su provincia. También busca fiscales y pelearlo más a Kirchner.

 Por Martín Piqué

Algunas lo dan segundo, otras tercero, pero todas las encuestas lo muestran “ahí”. A cinco semanas de las elecciones, Adolfo Rodríguez Saá se mantiene en el lote de los tres primeros candidatos que aspiran a pelear el ballottage. Está en un lugar expectante, hasta con posibilidades de vencer, pero el tiempo se acaba y llega el tiempo de la “recta final”. De apelar al “último recurso” y jugar las cartas que estaban en la manga. Eso es, justamente, lo que se dispone a hacer Rodríguez Saá en las próximas dos semanas. La estrategia incluye una visita por la Patagonia para esmerilar en su terreno a Néstor Kirchner, la inauguración del “estadio de fútbol más moderno del país”, el estreno de la ciudad universitaria de “La Punta” y el despliegue de un discurso pacifista y antiimperialista con la intención de capitalizar electoralmente el rechazo generalizado al bombardeo e invasión de Estados Unidos sobre Irak.
En los planes de Rodríguez Saá también hay un lugar para la búsqueda de fiscales, como ocurre cada vez que se acercan las elecciones. La preocupación del “Adolfo” se concentra sobre las provincias del Noroeste –donde descuentan que Carlos Menem y Juan Carlos Romero se moverán a su gusto– y también en la provincia de Buenos Aires. En este último caso, desconfían del aparato del PJ bonaerense, que suponen que tratará de apuntalar a Kirchner para que logre una diferencia que le permita compensar otros distritos. “En la provincia de Buenos Aires ya casi tenemos todos los fiscales necesarios. Lo mismo pasa en Córdoba, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires”, aseguró a Página/12 el legislador porteño Enrique Rodríguez, quien compite por la jefatura de gobierno porteño entre otros precandidatos del “adolfismo”.
Otra de las urgencias del puntano es preparar algo para el cierre de la campaña. Kirchner y Menem ya tienen agendados actos masivos en el club River Plate, y el equipo de campaña “adolfista” quiere responder con un evento propio que esté a la altura de los adversarios. Por ahora, la idea que está confirmada es “hacer un acto masivo en las calles de la ciudad de Buenos Aires”. Aunque la ambición de Rodríguez Saá no es repetir la convocatoria de la UCR y el PJ a fines de los ‘80, los “adolfistas” esperan reunir a más de treinta mil personas. Para eso contarán con las estructuras sindicales de Camioneros y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Judiciales y otros aliados porteños del “Adolfo”.
Con la visita que comenzará hoy en Comodoro Rivadavia, el puntano retomará su clásica “Marcha de los Sueños”. Y lo hará justamente en el terruño de uno de sus adversarios dentro del PJ. La gira comenzará con una conferencia en el sindicato de Camioneros local, donde Rodríguez Saá hablará –estratégicamente– de una serie de temas con la explícita intención de desgastar a Kirchner en su propio territorio. Según un operador del candidato, durante su visita Rodríguez Saá desplegará un discurso con impacto emocional para los patagónicos: repudiará las exigencias de los acreedores de bonos argentinos que pidieron que el país salde sus deudas vendiendo parte de su territorio –justamente la Patagonia–. Luego el ex presidente chicaneará a su rival santacruceño con problemáticas propias de la región. “Lo que le decimos a Kirchner es que se pronuncie sobre la necesidad de crear una empresa de energía nacional. Y le vamos a pedir que se declare por la defensa del litoral marítimo, para evitar la depredación”, anticipó uno de los allegados al puntano.
La novedad de elegir a Kirchner como blanco de las críticas –hasta ahora el puntano desconocía al santacruceño y elegía siempre como adversario a Menem– puede ser producto de su viaje al Sur. Sin embargo, en el Conurbano comienzan a circular rumores de un progresivo acercamiento entre los dos ex presidentes con vistas al ballottage. Aunque la información surge del duhaldismo, que es parte interesada, algunos candidatos de segunda línea ligados a Aldo Rico han comenzado a admitir que una negociación está en puerta. Mientras se preparan en silencio parael escenario posterior al 27 de abril, en el equipo de campaña del “Adolfo” confían en que en dos semanas el puntano subirá en las encuestas gracias a un último recurso: “mostrar San Luis”. El plan consiste en dar amplia cobertura mediática a la inauguración de tres obras públicas con un valor simbólico para el proyecto del “Adolfo”. Se trata de “La Punta”, una ciudad universitaria ubicada a unos kilómetros de San Luis; el estadio de fútbol Juan Gilberto Funes de la capital provincial, y el complejo informático “Data Center”, elogiado por Bill Gates y que conectará a todos los pueblos de la provincia con más de 20 habitantes. “Será la mayor prestación informática de América latina”, elogió un asesor de Rodríguez Saá con el tono grandilocuente que tanto le gusta a su jefe.

Compartir: 

Twitter
 

Adolfo Rodríguez Saá quiere enfatizar un discurso antiimperialista.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.