EL PAíS › HERMES BINNER CERRO SU CAMPAÑA PRESIDENCIAL CON UN ACTO EN ROSARIO

“Esta es la puerta de ingreso al cambio”

El gobernador socialista y candidato del Frente Amplio Progresista dijo que “el domingo habrá dos opciones: más de lo mismo o el progresismo real”. Aseguró que en estas elecciones “en Rosario y Santa Fe ganará la limpieza, la honestidad”.

 Por Luis Bastús

Desde Rosario

El Frente Amplio Progresista cerró su campaña junto al río, en Rosario, la ciudad de la que todos los oradores de anoche se valieron como ejemplo de gestión para resumir las razones por las que enfrentarán la reelección de Cristina Fernández e intentarán iniciar la historia de una nueva fuerza que emerja del atomizado campo opositor. Los discursos no hicieron tanto eje en cuestionar la economía nacional. Eligieron diferenciarse del Gobierno exponiendo valores como “decencia, participación ciudadana, transparencia e igualdad verdadera”. Hermes Binner, candidato a presidente del FAP, marcó que “el domingo habrá dos opciones: más de lo mismo o el progresismo real”. Y pronosticó que “en Rosario y Santa Fe ganará la limpieza, la honestidad”. Otra constante del acto fue una recomendación a los votantes del frente: que lleven la boleta en el bolsillo. Temen que los perjudique el hurto de boletas.

A medida que caía la tarde, la explanada del Parque España se fue cubriendo de banderas azules, naranjas y blancas, provenientes de ciudades como Reconquista, San Javier, Santa Fe, San Lorenzo, Pérez y Las Parejas, entre otras, y de las distintas fuerzas que integran el FAP. Los jóvenes, dueños del pogo binnerista, en primera fila. Covers de rock nacional con la banda Los Extranjeros, y Jairo para entonar el Himno y la milonga “Los Hermanos”, de Yupanqui.

El intendente rosarino, Miguel Lifschitz, abrió el fuego con un tiro por elevación al discurso oficialista. “Este proyecto no es de él ni de ella, es de todos nosotros”, dijo. Y llamó a “cambiar un estilo autoritario y personalista por uno democrático; una economía inflacionaria que corroe salarios por crecimiento inclusivo de trabajadores y empresas con futuro; cambiar corrupción por transparencia”. Invitó a “cambiar como Rosario cambió hace 22 años mientras el país fracasó paradigmas una y otra vez con 20 años de gobierno peronista y ocho años de gobierno radical”. Enumeró acciones de la gestión socialista y coronó con que “en un país con millones de pobres no existe la libertad ni la igualdad declamada, aunque la economía haya crecido”. La primera ovación llegó cuando exclamó: “Ya ganamos, porque estamos en todo el país. Cuanto más votos consiga el FAP, más cerca estará el cambio anhelado”.

Juan Carlos Zabalza habló en nombre de la lista de diputados que estaba sentada en pleno sobre el escenario. Eligió exponer logros de orden provincial y cargó contra “las quince visitas de ministros nacionales y dos de la Presidenta que vinieron a apretar, con la chequera libre”. Y por las dudas, contestó la última diatriba lanzada por Elisa Carrió: “No habrá ninguna posibilidad de que dejemos pasar ninguna idea loca de reelección indefinida”.

Luego habló Norma Morandini, con chalina naranja a tono con la ocasión y tonada cordobesa. La candidata a vice del FAP cosechó aplausos al declararse “honrada por acompañar a este médico austero y sobrio que lideró este cambio en Rosario”. También agradeció “la generosidad de Margarita Stolbizer por haber comenzado el diálogo que fructificó en esta alternativa política”. La candidata a gobernadora de Buenos Aires estaba detrás, junto a otros dirigentes como Victoria Donda, Roy Cortina y Humberto Tumini, entre varios.

Para el final de una campaña “corta pero intensa”, Binner definió que la instalación del FAP en la escena nacional no será efímera ni coyuntural. “Esta es la puerta de ingreso al cambio”, dijo. El gobernador se diferenció de “los que se disfrazan de progresistas pero apenas les rascamos la corteza encontramos que son madera podrida, como el que se dice progresista y en los ’90 presidió el Banco de Santa Fe cuando se lo entregaron a los hermanos Rohm. Les conocemos la historia a todos”, disparó. El toque emotivo lo dio al presentar a Facundo, un joven sentado en la tribuna que nació en la Maternidad Martin con una enfermedad que obligó a su operación en Buenos Aires. “Hoy en Rosario esa operación se hace gratis en nuestros hospitales públicos. Eso es progresismo.” Y cerró con un pronóstico y un aviso a futuro: “El domingo en Rosario y Santa Fe ganará la limpieza, la transparencia de gobierno, la honestidad. Tenemos la experiencia, los equipos y el programa para cambiar el país”. Entre los truenos y relámpagos de la pirotecnia final, la locutora volvió a recomendar para el domingo: “Lleven el voto desde su casa”.

Compartir: 

Twitter
 

Junto a Morandini y Zabalza, Binner buscó diferenciarse de “los que se disfrazan de progresistas”.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.