EL PAíS › LAS REPERCUSIONES POR LOS PALAZOS A MILITANTES DE LA CáMPORA

“Fue un episodio bochornoso”

El vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, repudió la presencia de la Infantería dentro del Senado. El jefe de Gabinete del gobernador Scioli, Alberto Pérez, dijo que la represión policial “fue un desenfreno que ha sido castigado”.

Los incidentes que terminaron con militantes de La Cámpora en el hospital por los golpes de la policía el día de la asunción del gobernador Daniel Scioli dejaron repercusiones. El flamante vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, aseguró ayer que “fue un episodio bochornoso porque estaba la Infantería en el Senado”, mientras que el jefe de Gabinete de Scioli, Alberto Pérez, destacó que la represión policial “fue un desenfreno que ha sido castigado” y resaltó que “vamos a seguir defendiendo como siempre la participación de la militancia”.

“Los chicos llegaban con sus entradas y no pudieron llegar a la tercera bandeja. Un hecho bochornoso que nada tiene que ver con la democracia”, señaló Mariotto un día después de que dos militantes de la agrupación kirchnerista terminaran con la cabeza rota por los golpes de los bastones policiales. La gravedad del hecho obligó a Scioli a ordenar al ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, a desafectar a los policías implicados, incluyendo al subcomisario a cargo del operativo en el interior de la Legislatura, y emitió inmediatamente una declaración pública en la que afirmó que no tolerará “ninguna acción de la fuerza pública contra militantes políticos”.

En el acto de jura de sus asesores y funcionarios, Pérez se mostró muy molesto con la actitud policial. “Fue un desenfreno que ha sido castigado y esperemos que este rediseño que hemos hecho, con civiles al frente de la operatividad de la Policía, vaya en el camino de que las órdenes políticas lleguen claramente hasta el momento de la operatividad”, afirmó el jefe de Gabinete bonaerense. Luego de recordar que los oficiales habían sido separados de sus funciones y desafectados del servicio hasta que la oficina de Asuntos Internos determinara el grado de compromiso que tuvieron, resaltó su “indignación, habida cuenta de que somos militantes políticos que desde hace años comenzamos a trabajar en la Juventud Peronista, sobre la actitud que ayer tuvieron fuerzas públicas”. Pérez insistió con la “determinación clara y política de que vamos a seguir defendiendo como siempre la participación de la militancia”. Además, confirmó que Emiliano Baloira –un colaborador suyo– se sumará al Ministerio de Justicia como subsecretario de Operatividad de la Policía. Apenas iniciado el acto en el que Scioli y Mariotto tomaban posesión de sus cargos, un grupo de militantes de la JP-La Cámpora pugnaba por ingresar al segundo piso, donde les habían reservar lugar para presenciar la jura. En las escaleras de ingreso a los palcos se encontraron con el cordón policial que les impidió el paso y, después de un forcejeo, los golpearon dejando al menos a dos con lesiones en la cabeza por los bastonazos. Los incidentes hicieron que el referente de los jóvenes, José Ottavis –integrante de la mesa nacional de la organización y vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense– se retirara en pleno discurso del gobernador. Luego, antes de trasladarse para tomar juramento al gabinete, Scioli, Mariotto y Ottavis se acercaron al hospital para comprobar el estado de los heridos.

El mal desempeño policial llegó hasta el Instituto de Formación Policial Juan Vucetich, de Berazategui, donde Casal presidió el acto de egreso de oficiales. Allí debió explicarles a los 1329 nuevos oficiales de la fuerza que “la militancia política fortalece a la democracia” y que la tarea “excluyente de la policía es la prevención de la seguridad ciudadana para que las familias vivan mejor y sin temor”. Por su parte, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández coincidió con los dichos de Pérez al considerar la represión como “un bochorno porque la policía no tenía nada que hacer ahí”. El ahora senador nacional por el Frente para la Victoria destacó a La Cámpora como una “agrupación joven muy grande, motivada y militante”, a la vez que dejó en claro su respeto por la organización y puntualizó que lo tienen “siempre de su lado”.

Compartir: 

Twitter
 

Luego de la jura, Daniel Scioli y Mariotto visitaron en el hospital a los militantes heridos.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.