EL PAíS › PELEA EN CHACO ENTRE JORGE CAPITANICH Y CARLOS BACILEFF IVANOFF

Un gobernador y su vice como perro y gato

Visiblemente molesto, el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, consideró “una falta de respeto” el desplante que le hizo su vice Juan Carlos Bacileff Ivanoff el viernes pasado, cuando lo dejó solo al momento de asumir. “El pueblo me votó a mí”, recordó. El mandatario dijo sentirse además “absolutamente consternado, dolido por una situación que no me merecía de ninguna manera”.

Capitanich y Bacileff Ivanoff compartieron fórmula en las elecciones pasadas, pero además vienen de hacer juntos todo el mandato anterior como gobernador y vice. Por eso fue tan imprevisto lo que pasó en el acto en el que debían asumir para un segundo mandato, cuando el vice, tras quejarse de que no había sido debidamente invitado a su propia jura, se retiró de la Legislatura donde se llevaba a cabo la sesión. Y al día siguiente, en declaraciones públicas, calificó a Capitanich como “un chico joven, sin calle y sin experiencia”.

Ayer, el gobernador continuó la polémica. “Ha sido una cuestión absolutamente inmerecida hacia mi persona, no correspondía hacerlo desde el punto de vista institucional, ni el político, ni el personal”, advirtió.

De todas formas, trató de quitarle trascendencia a la pelea y la calificó como “un tema menor”, que “no tiene importancia desde el punto de vista del ejercicio institucional o constitucional”.

“En política se puede coincidir o no, siempre existen observaciones en cuanto a estilo de liderazgo, a la capacidad de trabajo y ejecución”, señaló el mandatario. “Yo acepto todas las disidencias y todas las expresiones en el marco de la democracia, pero lo que no voy a aceptar es la falta de respeto hacia mi persona y hacia la envergadura institucional de mi función.”

Por su parte, el propio Ivanoff continuó expresando públicamente sus diferencias con el gobernador, al quejarse de que “por su decisión”, al designado subsecretario de Atención Primaria del Ministerio de Salud Pública del Chaco, Néstor Rolhaiser –un hombre de su confianza–, le quitaron el cargo. “Le dieron oficina, escritorio, vehículo y teléfono oficial, y ayer hasta atendió a la gente, pero hoy no asume”, se quejó el vicegobernador.

Capitanich le contestó que “si está en desacuerdo con cada una y todas las políticas que emanan del Poder Ejecutivo tendrá todas las posibilidades de expresarse, pero lo que yo voy a hacer es cumplir con el mandato constitucional porque el pueblo del Chaco me votó a mí”.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Capitanich dijo que su vice le faltó el respeto.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.