EL PAíS › UN CANDIDATO SOBRE EL INDEC

El cálculo de Caló

El metalúrgico Antonio Caló, candidato para ocupar la secretaría general en la CGT, admitió ayer que no cree en los datos del Indec y calculó para este año una inflación que rondará el 23 o el 24 por ciento. El titular de la UOM dijo que no hay diálogo “con los compañeros que están en la otra CGT”, admitió que “la cancha está embarrada” y “hay que jugar con los tapones altos”, aunque coincide en el descrédito del organismo que elabora las estadísticas oficiales con Hugo Moyano, quien ya adelantó que crearía su propio organismo para medir los índices de precios. Caló también ratificó que “está firme” su candidatura para conducir la central obrera.

Ante la fractura de la central obrera, Caló aseguró que no habló “con los compañeros que están en la otra CGT”. “Ojalá que algún día nos sentemos todos a la misma mesa y podamos llegar a una CGT única. Pero por ahora el partido está así, y la cancha está así, embarrada, así que ahora hay que jugar con los tapones altos, después veremos”. “Voy a ser franco conmigo, nunca le creí al Indec”, aseguró Caló. “No le creo a este Indec pero tampoco le creí cuando estaba la 1050 (en referencia a la circular del Banco Central) y por la inflación se quedaban con las casas de los trabajadores. No le creí nunca al Indec”, explicó en Radio 10.

El titular de la UOM aseguró que la inflación para 2012 rondará “el 23, 24 por ciento”. Los metalúrgicos consiguieron en sus paritarias un aumento “del 23 por ciento todo junto a partir del 1º de abril”. “Al menos en los primeros seis meses le ganamos a la inflación. Conseguir todo junto es un logro”, destacó. “Tengo acá en la UOM una oficina de estadísticas, y nosotros vamos al poder adquisitivo, no sacamos porcentajes”, agregó.

De cara al congreso que el sector enfrentado a Moyano celebrará el 3 de octubre para elegir secretario general, el titular de la UOM habló de sí mismo en tercera persona: “La candidatura de Caló está firme, los muchachos me dijeron que no había problemas. Yo estoy tranquilo, y si hay otro muchacho... aunque no creo, a esta altura del campeonato”. Cuando se le mencionaron los nombres de Omar Viviani, Héctor Daer, Arnaldo Pignanelli y Suárez, Caló aseguró que “esos muchachos van a apoyar mi candidatura, me lo dijeron en privado”. “Los problemas de los trabajadores son iguales para todos, camioneros, metalúrgicos, del plástico, lo de las asignaciones familiares, el Impuesto a las Ganancias. A veces hay diferencias entre los dirigentes gremiales, que no nos ponemos de acuerdo y traen esta fractura, ojalá momentáneamente”, describió.

Caló aclaró que el 16 de julio, cuando la presidenta Cristina Kirchner los convocó a la Casa Rosada, estaba de vacaciones. “Las tenía previstas hace mucho y las tenía que tomar. Soy un ser humano y tengo mis tiempos como cualquiera, y pongo a la familia por sobre todas las cosas”, aclaró. Sus pares le contaron luego que fue una “reunión amena, que la señora les dedicó dos horas y media” y “los compañeros le explicaron los problemas que tenemos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.