EL PAíS › UNA REUNION CON EDESUR Y EDENOR HIZO QUE LA CIUDAD RECONOCIERA SU DEUDA

Macri pagó y se hizo de nuevo la luz

El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, fue el encargado de anunciar que el gobierno porteño pagará los casi 60 millones de pesos adeudados a las empresas porque no se hizo cargo de la quita de subsidios de la Nación. La luz volvió a las plazas.

 Por Werner Pertot

Y se hizo la luz. El gobierno de Mauricio Macri terminó reconociendo la deuda millonaria que tiene con las empresas de electricidad y acordó con ellas un plan de pagos en cinco cuotas. Luego de negarse durante meses a pagar, finalmente la gestión PRO dio marcha atrás y el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, se reunió con representantes de las privatizadas. Luego del acuerdo, volvió la iluminación a monumentos y parques, mientras que todavía se debía reestablecer el servicio en alguno de los Centros de Gestión y Participación (CGP). La Ciudad había acumulado una deuda con las empresas de electricidad que arañaba los 60 millones de pesos.

La estrategia del PRO tuvo varias contramarchas esta semana. Primero, cuestionaron la decisión de las empresas y se negaron a pagar la tarifa completa sin subsidios del Estado nacional. Habían recibido ya cinco intimaciones de las privatizadas y se iniciaron dos causas judiciales. En una de ellas, la Justicia falló en contra del gobierno porteño.

El miércoles, ante la ampliación de los cortes, los funcionarios de Macri aseguraron por todos los canales que pensaban esperar los tiempos de la Justicia, lo que les auguraba un panorama largo y oscuro. Se habían quedado sin iluminación, entre otros, el Obelisco, los bosques de Palermo, el Monumento de los Españoles, la Fuente de las Nereidas de Costanera Sur y la plaza Cortázar, además de varios CGP (ver aparte).

Ayer por la mañana, la vicejefa María Eugenia Vidal acusó al gobierno nacional de estar detrás de los cortes y dijo que tenían prevista una reunión con las empresas la semana próxima. Pero, pocas horas más tarde, desde el gobierno porteño informaron que el encuentro con las empresas iba a ser el mismo día de ayer a las 15. Allí pasaron del tono beligerante a la voluntad de acordar rápidamente.

Al encuentro asistieron el presidente de Edenor, Ricardo Torres, y el director comercial de Edesur, Sandro Rollán. Los recibió Grindetti, único funcionario presente. “Mauricio no pasó por la reunión”, aclaró luego en una conferencia de prensa. Café de por medio, el funcionario les anunció que pretendía pagar lo adeudado.

Abogados mediante, llegaron a un plan de pagos: la deuda que tiene el gobierno porteño –de 9 millones con Edenor y de 50,9 millones con Edesur– será cancelada en cinco cuotas quincenales. Además pasarán a pagar mensualmente la cuenta –antes pagaban anualmente– y abonarán la tarifa completa. El gobierno porteño no informó a cuánto ascenderán los punitorios por la mora en el pago. La deuda se había generado porque Macri rechazaba la quita de subsidios y había pagado a las empresas una tarifa reducida, como si el aporte del gobierno nacional siguiera vigente. De todas formas, Grindetti les dejó en claro que piensan seguir adelante con las dos causas judiciales. El encuentro duró, en total, unas dos horas.

“En la reunión planteamos no hablar del pasado y buscar una solución”, señaló Grindetti a Página/12. “Quisimos llegar a un acuerdo de forma tal que se solucione el problema de los vecinos y, no obstante, dejar claro que vamos a seguir con el amparo y la medida cautelar. Sin perjuicio de eso, resolvimos abonar mensualmente, que es lo que pedían. Le encontramos la vuelta y se está dando la luz”, indicó el ministro de Hacienda.

“Vamos a pagar la tarifa menos el impuesto de ingresos brutos de las empresas”, detalló el funcionario, que firmó un acta de acuerdo con los representantes de las privatizadas. La Legislatura ya había aprobado una partida de 384 millones de pesos para ese gasto en electricidad, como parte de la ampliación presupuestaria que pidió la gestión PRO.

–¿Por qué no hicieron un acuerdo antes de que se llegara a los cortes de luz? –le preguntó este diario a Grindetti.

–En realidad, veníamos teniendo reuniones. Hay una carta de las empresas que nos citaba a una reunión de conciliación para el 7 de agosto. Estábamos en diálogo, tal vez no al ritmo que las empresas querían.

Luego del encuentro, Edesur devolvió la luz al Obelisco. Y el resto de los monumentos y plazas volvía a ser iluminado ayer por la noche. Sólo restaban algunas dependencias públicas.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Néstor Grindetti dijo que quizás el diálogo con las empresas no se dio al “ritmo” adecuado.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.