EL PAíS › POR PRIMERA VEZ, UN PARTIDO BUSCA PRESIDIR LA COMUNIDAD JUDIA

El PRO va por la DAIA

Mañana, 85 instituciones judías eligen nuevo presidente de su organización política. La sorpresa es que un funcionario de la Ciudad se presenta abiertamente con una identidad partidaria.

 Por Raúl Kollmann

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) elige mañana su nueva conducción en una sorprendente elección: por primera vez intentará quedarse con la representación política de la comunidad judía una lista directamente vinculada con un partido, el PRO. Uno de los dos candidatos a presidente es Claudio Avruj, funcionario del gobierno porteño, que no renunció a su cargo sino que pidió licencia. Un impulsor de esa lista es otro referente del PRO, el rabino Sergio Bergman, legislador porteño del macrismo. La nómina es acompañada por el Bloque Unido Religioso, que representa al sector religioso más ortodoxo. En la otra vereda se postulará Julio Schlosser, que proviene del laborismo, encabezando la agrupación Nuevo Modelo Comunitario (NMC). Va acompañado por Waldo Wolf, presidente de Faccma, la federación que reúne toda la actividad deportiva comunitaria, y Jorge Knoblovics, de Hacoaj.

La DAIA y la AMIA son las dos instituciones centrales de la comunidad judía. La AMIA está más orientada hacia lo mutual, lo solidario, cultural y educativo, mientras que la DAIA es la voz de representación política, la que más está destinada a hablar en nombre de la comunidad judía. La DAIA representa a las demás instituciones, incluyendo a la AMIA, que en la asamblea de mañana tiene voto como los demás clubes, colegios, sinagogas e instituciones comunitarias. Por eso la elección en la DAIA es indirecta: hay 85 instituciones del área metropolitana y 20 del interior, pero por su envergadura, algunas instituciones tienen más de un voto. En total, habrá mañana unos 125 votos en disputa.

La particularidad que tiene la elección en esta oportunidad es la aparición del PRO disputando la presidencia sin tapujos. Hasta ahora, la DAIA ha mantenido su independencia, con momentos mejores y peores en la relación con cada uno de los gobiernos. El emblemático presidente en los ’90, Rubén Beraja, terminó fuertemente cuestionado por su intensa relación con Carlos Menem. No faltó quien consideró que ese vínculo se estableció en virtud de que al mismo tiempo era titular del Banco Mayo. La conducción actual, encabezada por Aldo Donzis, no está alineada con ningún partido y también tuvo idas y vueltas en el vínculo con la Casa Rosada. En las últimas semanas, por ejemplo, Donzis cuestionó las negociaciones con Irán.

La cabeza de la nómina del PRO es Avruj, quien revista como subsecretario de Derechos Humanos del gobierno porteño y pidió licencia para la campaña. Avruj fue director ejecutivo de la DAIA durante años, cargo que abandonó para asumir en el gobierno de Mauricio Macri. Inicialmente trató de despegar al PRO de su postulación sosteniendo que no es afiliado de ese partido, pero un largo listado de tweets que emitió lo muestran como integrante del PRO. Dos ejemplos entre docenas: en julio de 2011 twiteó “orgulloso de ser del PRO” o “comencé en el PRO en 2002”. Bergman, que surgió del progresismo pero hoy es legislador de Macri, es uno de los armadores de la lista. Como candidatos a vicepresidentes se postulan Alberto Hammerschlag y Boris Kalnicki. El viernes, el Bloque Unido Religioso (BUR), que agrupa a los sectores más ortodoxos, volvió a salir en defensa de esta lista. Y no dejó de llamar la atención la denuncia que realizó Jorge Lanata en su programa señalando que Schlosser es directivo de la escuela ORT y presionó para asegurarse sus votos. La información resultó falsa, dado que Schlosser nunca fue directivo ni tiene hijos en ese colegio y el Schlosser mencionado es Silvio, que estuvo en la conducción de la ORT hace una década y actualmente vive en Israel. La lista de NMC está encabezada por Schlosser e insiste en que la DAIA debe ser independiente de los partidos y el Gobierno. Sus candidatos provienen de los clubes sociodeportivos con más cantidad de socios. Esta semana hubo una intensa movida para vincular a NMC con la Casa Rosada, a partir de la renuncia del tesorero de la lista de Avruj, el tucumano Jaime Salomón. Se intentó relacionar la renuncia con una exigencia del gobierno de esa provincia, pero lo cierto es que Salomón fue desautorizado por la mayoría de la comunidad de Tucumán que no estaba de acuerdo en incorporarse a una lista encabezada por un funcionario del PRO.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.