EL PAíS › PERSONALIDADES DE LA CULTURA HABLAN DEL VOTO JOVEN

Volver a los 16

Músicos, artistas y escritores contaron a Página/12 a quién hubieran votado a esa edad. También celebraron la ampliación de derechos y afirmaron que los jóvenes están capacitados para votar. Muchos destacaron como positivo que el voto sea optativo.

Producción: María Luz Carmona

- Lito Vitale (músico): “Cuando tenía 16 estábamos en el ’77. No podía votar a nadie. Cuando vino Alfonsín voté por primera vez. Y lo voté a él. La iniciativa del voto a los 16 me parece muy buena. Lo que me parece es que el voto, así tengas 16 o 90 años no debería ser obligatorio. Deberían votar las personas que sí se interesan por saber exactamente a quién votan. Porque el hecho de ser obligatorio hace que mucha gente vote sin tener la mínima idea, no necesariamente por la edad, sino porque a mucha gente no le interesa la política. Los chicos de 16 años tienen perfectamente la capacidad y la conciencia para votar, pero están preparados quienes se interesan, no todos. Yo tenía 16 años en el peor momento de la Argentina. Siempre fui músico y mi hermana fue más propensa a militar y estaba interesada en la política, acompañada por mis viejos, que siempre fueron muy interesados a nivel político y social. Yo era más un animal musical. Después voté felizmente a Alfonsín, después a Angeloz, a la Alianza, Néstor y a Cristina”.

- Juan Sasturain (escritor y guionista de historietas): “Veo muy saludable la iniciativa del voto juvenil, más allá de cualquier interpretación que tenga que ver con la idea de incorporar más gente para votar, que es una idea que está desde el comienzo del debate. Esta ley tiene que ver con profundizar la democracia. Es un lugar común decir que los que están en contra de esta norma son los mismos que están a favor de bajar la edad de imputabilidad. Los jóvenes, en general, son muy importantes como consumidores. Pero ese es el único rol que se les asigna, lamentablemente. En nuestra población son mayoría y tienen una presencia muy activa. Los jóvenes son más abiertos al cambio. Y por eso son carne de consumo. Son presionados para que consuman. Para la sociedad cuanto más boludos sean, es mejor. En algún rincón escondido está cierto tipo de pensamiento que puede sostener eso. Puede resultar incómodo y molestar si son poco dóciles: entonces, si son activos, molestan. Por lo tanto, hay que tener en cuenta que para una sociedad mercantil, una sociedad de empresa, hay un concepto que ve a la gente como ‘manipulable’, por lo tanto se respeta a las personas en tanto y en cuanto sea consumidor. Ese tipo de gente cree que los jóvenes son básicamente manipulables. Si hubiese tenido la posibilidad, sí habría votado. No me hubiese equivocado ni más ni menos que de grande. Cuando era joven voté a Horacio Sueldo, del Partido Demócrata Cristiano, pero no eran elecciones presidenciales”.

- Teresa Parodi (cantante): “Está buenísimo que desde joven uno empiece a pensar en la política. Es muy importante la participación de la juventud. Me hubiese gustado poder votar a esa edad, hubiese votado a Perón, porque era de la Juventud Peronista y el peronismo me instaló en el corazón el fuego, la llama, la pasión por la militancia política, aunque vengo de una familia de raíz absolutamente antiperonista. La juventud siempre hace bien, y es muy importante que esté cerca siendo protagonista. Trabajar para crear un país mejor para todos es lo mejor que le puede pasar a un joven. Esta ley es muy importante y va a hacer desaparecer esa indiferencia que se instaló después de la dictadura y de los primeros años posdictadura. El modelo menemista, el neoliberalismo, hizo pensar que la política no sirve. Ahora tenemos un país que cambió mucho, con mucho dolor. Pero hoy tenemos un montón de ideas y conceptos nuevos”.

- Peteco Carabajal (músico): “Los jóvenes a los 16, igual que a los 18, tienen capacidad para pensar, para decidir, para tomar decisiones. Me parece bien que puedan votar. Si yo hubiese tenido la posibilidad a los 16, creo que hubiese votado, pero no sé a quién. Cuando yo tenía 16 años había dejado el colegio para ir a trabajar para poder comprarme ropa y para ir a bailar. A comienzos de los ’70 yo tenía 16. Todos mis amigos del barrio laburaban, entonces yo quería hacer lo mismo. Eramos de barrio, ni siquiera del centro de Morón, con toda la idiosincrasia que tienen los barrios, donde no había demasiada intelectualidad, por lo menos en ese tiempo. La primera vez que voté fue en el ’73 y voté a Perón. En el ’83 voté a Luder”.

- Rodolfo García (músico, ex integrante de Almendra y Aquelarre): “Cuando se dio a conocer la ley, no me pareció una iniciativa demasiado importante, luego, escuchando opiniones a favor y en contra la encontré interesante, sobre todo por el hecho de que en esta primera oportunidad fuese opcional. A mis 16, en 1962, no hubo elecciones. Derrocaron a Frondizi y pusieron a José María Guido, un presidente títere. Los jóvenes teníamos intereses muy diversos: nos unía el jugar al fútbol, luego las preferencias eran muy variadas, las típicas de la edad. En política había desencanto entre los jóvenes. Era la época en que, por ejemplo, estaba proscripto el peronismo. Voté por primera vez a los 19. Fue en elecciones legislativas. Voté al partido de Illia (UCRP)”.

- Carlos Nine (artista plástico): “A los 16 años ya estaba militando. El voto es el único recurso expresivo que nos queda a los ciudadanos para opinar. Cuanto antes se arranque está bien. Además lo que dice la ley es que es voluntario. Hay pibes que son mucho más lúcidos que muchos adultos. La edad a veces no tiene nada que ver con la madurez política. Cuando tenía 16 discutíamos mucho de política, porque en los ’60 se discutía muchísimo. Siempre me incliné por el peronismo y en ese momento estábamos con el tema de que Perón no podía volver a la Argentina. Faltaba el acto operativo de meter un voto, pero que estábamos preparados para votar. La primera vez que voté tenía 21 y voté a Illia. Lo había votado porque el tipo había prometido recuperar el petróleo. Y después hubo mucha desilusión porque se empezó a caer el gobierno, no tanto por las campañas, sino por las torpezas que cometía. En ese entonces participé por primera vez en una manifestación, donde nos enfrentamos con la policía. El viejo no sólo cayó porque tenía a los medios en contra, sino por su naturaleza política, era radical, no podía ser otra cosa”.

- Lucio Mantel (músico): “Cualquier ley que tenga que ver con la ampliación de derechos está bien. A los 16 años tenía mi propia opinión, bastante menos informado que ahora, pero con una opinión parecida a la de ahora. Lo que me termina de cerrar es la no obligatoriedad de la ley, porque me parece que de esa manera es claramente una libertad, un derecho en todos los sentidos, no es una obligación. Mi primer voto fue a Octavio Bordón, una de las fuerzas más grandes que había contra Menem. Voté contra Menem, claramente. Cuando yo tenía 16 era un momento social muy distinto del de ahora. Estamos en un momento de efervescencia y está buenísimo. A los 16 años si bien no militaba, estaba bastante enterado de lo que pasaba. También en ese momento, la juventud era un contrapeso de la banalidad que se veía en los medios. Los jóvenes tienen las ideas más frescas y no tienen la resignación que la gente tiene cuando es grande. Está bueno que ese aporte esté en las elecciones”.

- Diego Boris (músico, presidente de la Federación Argentina de Músicos Independientes): “Por supuesto que estoy de acuerdo con el voto joven. Eso también va a permitir que en las escuelas se pueda debatir y trabajar lo que es una elección. Y profundizar el valor de la democracia entendiendo que está bueno saber qué se elige. Que no es una cuestión de optar. A veces la concentración de los medios de comunicación nos obliga a optar y la idea es elegir. Para eso es fundamental el debate y las charlas. Cuando yo tenía 16 años lamentablemente había dictadura, con lo cual el voto estaba prohibido. Para mi generación, que creció sin la posibilidad de debatir, de poder expresar sus ideas políticas es realmente como un baño de felicidad. Pensar que cuando yo tenía esa edad no podía ver determinadas películas, determinados libros. Hoy los pibes pueden tener la responsabilidad de emitir su voto, es una alegría. Por primera vez voté en 1983. Y voté al Partido Intransigente, a Oscar Alende. Cuando tenía 16 años era rockero, entonces iba a los recitales y en general predominaban la música y la lectura pasatista, porque justamente los medios estaban orientados a encubrir una realidad que era tremenda, entonces era muy difícil encontrar algo profundo”.

- Susana Rinaldi (actriz y cantante): “Estoy muy contenta de que se haya instalado la posibilidad de dar crédito político a los jóvenes desde los 16 años. Siento que hay un adelanto y que sea este gobierno, al cual apoyo en muchísimas cosas, el que lo lleve adelante, me gusta más todavía. Cuando tenía 16 años eramos tipos y tipas juzgados por una metodología no mala, pero muy diferente de la de hoy. Entonces, un chico o una chica de 15 años tenía que apartarse de las conversaciones de los padres. El joven de hoy participa de la vida cotidiana, social, política y cultural y hay una distancia que crea un infinito al respecto. Está hablando una mujer que despertó a la política recién a los 23 años. Ahora podemos decir qué suerte que esto de ampliar el derecho de voto a los jóvenes de 16. Si hubiese tenido que votar a los 16 hubiese sido difícil porque mi padre era anarquista. Y mi madre tenía un acercamiento al peronismo por su origen obrero”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.