EL PAíS › LA CAUSA SOBRE LAS FICHAS DE MILITANTES SOCIALES

La Gendarmería debe explicar

La defensa del delegado gremial de Kraft Darío Hermosilla hizo públicas esta semana fichas en las que se identifican a actores sociales y qué actividades realizan. Por ejemplo, el encargado de un comedor de la Villa Fátima, perteneciente al Movimiento Evita. En el marco de una causa en que se acusa a la Gendarmería por espionaje, los letrados sostienen que las fichas son parte del llamado Projecto X que, según ellos, es una estructura destinada a espiar a los militantes sociales. Desde el Ministerio de Seguridad y la propia Gendarmería contestan que esas fichas no tienen nada que ver con el Projecto X, sino que son documentos de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales (Uesprojud), con sede en Campo de Mayo, y cuyo trabajo consiste en identificar, por pedido de un juez, a quienes cortan rutas o cometen algún otro delito. En el ministerio dicen que la Gendarmería tendrá que justificar ante el juez federal Sebastián Casanello qué magistrado pidió la información que motivó esas fichas.

El choque judicial se produce a raíz de las imputaciones contra Hermosilla y otros dirigentes por cortar rutas. Como contragolpe, los abogados de los líderes, Myriam Bregman y Agustín Correas, acusan a la Gendarmería de espiarlos y conseguir de forma ilegal los elementos para la acusación. En ese marco, sostienen que existe un llamado Projecto X que está al servicio del espionaje de los movimientos sociales.

De manera oficial, la Gendarmería admitió el año pasado que el Projecto X existe, pero que es un software dedicado a la inteligencia criminal, básicamente grupos narcos. En ese software se registran todas las personas que aparecen en causas de narcotráfico, aunque sean choferes de camiones o autos en los que se llevaba droga. También se archivan teléfonos, patentes de vehículos y otros elementos. El objetivo es que si esos mismos nombres aparecen en otro procedimiento se permita vincular los casos y las bandas.

Ante las fichas que los abogados de los gremialistas dieron a conocer esta semana, la respuesta del ministerio es que –en principio– no tienen nada que ver con el Projecto X, que funciona cerca del edificio Centinela, sino que esas fichas están en la Uesprojud, en Campo de Mayo, y su origen son pedidos de jueces que ordenaron se identifique, fotografíe y filme a quienes cortan rutas por constituir un delito.

Será ahora tarea del juez Cassanello determinar si las fichas aparecidas responden efectivamente a pedidos de jueces y, en cada caso, de qué magistrado se trata. Por lo tanto, la Gendarmería, en cuyo ámbito funciona la Uesprojud, tendrá que justificar el origen de esas fichas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.