EL PAíS › DECLARACIONES CONCILIADORAS DE MUJICA LUEGO DE LA PROTESTA ARGENTINA

“Nada ni nadie podrá separarnos”

El presidente uruguayo utilizó su audición radial para resaltar los lazos históricos entre ambos países, aunque no hizo ninguna referencia directa al incidente. Su esposa, la senadora Topolansky, consideró cerrado el asunto.

El presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, aprovechó ayer su programa radial para hablar de la relación con la Argentina, pero en ningún momento se refirió específicamente a sus declaraciones del día anterior sobre Néstor y Cristina Kirchner –que generaron una protesta formal de la Cancillería argentina– ni tampoco pidió disculpas. “Si bien la historia nos separó, nada ni nadie puede descuajar nuestra historia. Pertenecemos al grupo de esos pueblos, y tenemos que andar bien con toda la humanidad, pero en primer término con los pueblos que nacieron en la primera matriz. Y nada ni nadie podrá separarnos, definitivamente”, cerró Mujica su audición.

El jueves, antes de una conferencia de prensa, el presidente uruguayo no se dio cuenta de que estaba el micrófono abierto y que podía oírse lo que hablaba con el intendente de Florida, Carlos Enciso. “Esta vieja es peor que el tuerto”, le decía en referencia a Cristina y Néstor Kirchner. “El tuerto era más político, ésta es terca”, agregaba. Según revelaban ayer medios uruguayos, en ese momento Enciso le avisó a Mujica que los micrófonos podían estar abiertos y que el presidente se mostró despreocupado. “¿Qué le hace una mancha más al tigre?”, le dijo.

Sin embargo, después Mujica negó que se hubiera referido a la presidenta argentina y que él públicamente siempre había estado hablando de Lula y de Brasil. “Inventen los bolazos que quieran”, dijo. Pero el canciller Héctor Timerman convocó después al embajador de Uruguay en Buenos Aires, Guillermo Pomi, para entregarle una nota de protesta en la que, entre otras cosas, expresó que los comentarios de Mujica “ofenden la memoria y la investidura” del fallecido Néstor Kirchner, “que no puede replicar ni defenderse”. En tanto aclaraba que Cristina Kirchner no realizaría ningún comentario “sobre dichos agravios”.

Ayer, Mujica optó por no hacer ninguna referencia directa al problema y, en cambio, realzó los lazos históricos entre los dos países. “Nacimos en la misma placenta, pertenecemos a la vieja administración del Río de la Plata, sueño primero de la lucha por los Estados de la Independencia. La historia nos fue separando, y tiene la realidad de lo vigente. Nacimos en la misma placenta de los pueblos argentinos”, relató en su programa radial, luego de un extenso relato sobre la génesis del artiguismo y el federalismo rioplatense. “En definitiva, la derrota política del artiguismo no pudo ser total, porque la semilla quedó andando, por un lado generó el germen político de nuestra nacionalidad, pero por otro lado es la historia también de las divisiones internas”, añadió. Y cerró con la frase acerca de “nada ni nadie podrá separarnos, definitivamente”.

Su esposa, la senadora Lucía Topolansky, también quiso dar por zanjado el incidente. “Para nosotros se acabó ahí el tema”, se limitó a responder cuando la consultaron por la protesta de la Cancillería argentina. En tanto, el dirigente del oficialista Frente Amplio y titular de la petrolera estatal Ancap, Raúl Sendic, sostuvo que “lo único que implica esto es que la vamos a remar más” y que mientras había que esperar “a ver si incide en algo esta reacción del lado argentino”.

El tono, desde Mujica para abajo, fue conciliador, pero no incluyó un pedido de disculpas, como muchos imaginaban que realizaría. Uno de ellos, por ejemplo, fue el ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti, quien sostuvo que Mujica debía apresurarse en pedir disculpas y “cerrar este episodio penoso cuanto antes”. Según el análisis de Sanguinetti, Mujica apostó mucho a la relación con Argentina y luego fue frustrándose porque las cosas no marcharon como imaginaba. “No hubo respuestas positivas y eso le fue generando una sensación de frustración que expresan esos dichos. Ahora se arregla pidiendo disculpas”, resumió.

El tema ayer fue tapa de los diarios uruguayos. “Ahora sí, olvídense de Argentina”, publicó en su portada El País. Para El Observador, “Mujica insultó a los Kirchner y quebró relación con Argentina”, mientras que el portal La República tituló: “Mujica y el micrófono abierto: Cristina prefirió bajar decibeles”.

Compartir: 

Twitter
 

José Mujica y Cristina Kirchner siempre han mantenido una buena relación personal.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.