EL PAíS

Precauciones sanitarias

El Ministerio de Salud bonaerense recomendó a los vecinos en general que tomen medidas de higiene domiciliaria, precauciones con la electricidad y con los alimentos, ante la inundación que sufrió la provincia. En materia de alimentos, afirmó el ministerio que “deben tirarse, sin excepción” los que hayan tomado contacto con el agua. Sólo pueden conservarse los alimentos enlatados “que no estén abollados ni hinchados”. Antes hay que sacarles las etiquetas y dejarlos secar al sol, para luego rotularlos con nombre y fecha de vencimiento.

Un elemento de cocina que debería ser “arrojado a la basura” son las tablas de madera para picar alimentos que hubieran sido afectadas por las aguas. Se aclara que estos elementos “no pueden ser desinfectados en forma apropiada”. Se recomendó el uso de “agua segura” para beber, cocinar o higienizarse. El “agua segura” es la potabilizada, la mineral o aquella a la que se le agreguen dos gotas de lavandina por litro.

En cuanto a las casas inundadas, cuando se vuelve hay que abrir puertas y ventanas para airear, luego limpiar todo con agua y detergente, con la precaución de usar botas de goma, guantes y gafas de seguridad. Es necesario mantener alejada del área afectada a los niños y a las personas mayores.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.