EL PAíS › MAS DE VEINTE CAMIONES CON DONACIONES LLEGARON A LA CIUDAD DE LA PLATA

La solidaridad, en todo el país

Las donaciones para los damnificados por la inundación continúan llegando a la capital provincial. Cómo se reparte la ayuda. El trabajo de voluntarios y militantes. Un operativo para recuperar las treinta escuelas dañadas.

Más de veinte camiones con donaciones llegaron desde distintos puntos del país ayer a la ciudad de La Plata. Quince habían transportado comida, frazadas y ropa desde Mar del Plata; ocho habían llevado elementos similares desde la catedral porteña. Alguno hizo el camino desde Santa Rosa, La Pampa. En La Plata, voluntarios de organizaciones sociales, sindicatos, partidos políticos y también sin ninguna pertenencia orgánica se dedicaban a organizar y hacer efectivo el reparto de la ayuda entre los damnificados que la inundación dejó en distintos barrios de la zona. También delegaciones de ministerios nacionales, como el de Desarrollo Social, Seguridad e Interior, coordinaban tareas, a las que se sumaron empresas estatales como el Correo Argentino y Aerolíneas Argentinas. El impulso solidario continuaba hasta entrada la noche de ayer, y seguirá adelante hoy, también con el objetivo de paliar la situación de los habitantes del barrio Mitre, en Buenos Aires, para donde ayer ya se recibían ayudas en sedes de la Universidad de Buenos Aires.

“Realmente fue emocionante”, dijo el diputado provincial Rodolfo Iriart (FpV) ver que cuando llegaron a La Plata los quince camiones con donaciones “los vecinos aplaudían y agradecieron la colaboración de los marplatenses”, que hasta última hora de la tarde de ayer seguían reuniendo colaboraciones, principalmente en la Plaza Colón, con la coordinación de la dirección provincial de Turismo, Deporte y Medio Ambiente. Desde el centro de evacuados de Los Hornos, una de las zonas más afectadas por el temporal, Iriart explicó que él y el resto de la delegación que acompañaba la ayuda tenían “sentimientos encontrados: por un lado la tristeza por este drama y por otro lado, la alegría de la respuesta solidaria de la gente. Es conmovedor”, dijo, y destacó “la enorme colaboración de los vecinos de Mar del Plata, que de-sinteresadamente ayudaron a los damnificados de La Plata”.

Desde la ciudad de Buenos Aires habían partido otros ocho camiones repletos de donaciones reunidas por la Red Solidaria, en cuya organización colaboraron jóvenes del movimiento Scout de Argentina, efectivos de la Policía Metropolitana y voluntarios anónimos. Mientras partían los ocho camiones, en las escalinatas de la catedral, un noveno transporte comenzaba a llenarse con ropa, alimentos no perecederos, agua y artículos de higiene, contaba Walter Bo, integrante de la Red Solidaria y propietario de los camiones que depositaban su carga en la sede de Cáritas en La Plata, en la calle 7 y 125, tras recorrer el camino custodiados por la Policía Metropolitana hasta el peaje de Dock Sud, y por Policía Bonaerense desde allí, para evitar saqueos o incidentes.

“Estudio trabajo social y esto tiene que ver conmigo. Vi imágenes tremendas y por eso estoy acá”, dijo una joven desde la catedral, adonde había llegado con otras dos amigas, tras reconocerse todas “impactadas” por las imágenes que habían visto en televisión. Conmovida, una joven que llegaba a su trabajo en el microcentro contó que vive en Quilmes y que “no me sobran las cosas, pero junté algo de ropa de mi placard y lo traje”. Sobre la vereda también se apilaban donaciones dejadas por gente que llegaba especialmente, transportando cajas y bolsas en sus autos.

En La Plata, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación entregaba colchones, frazadas, zapatillas, alimentos, prendas, mientras que Gendarmería mantenía las cocinas de campaña en las que cocinar para ofrecer comida caliente por la noche y un desayuno en la mañana. A las zonas en emergencia la ayuda llegaba acompañada por personal del Ejército o Gendarmería, para evitar situaciones de conflicto. Desde la mañana, camionetas del Ministerio del Interior ubicadas en 1 y 59 y en 46 entre 4 y 5 tramitaron gratuitamente el DNI para quienes lo habían perdido en la inundación. En la Facultad de Periodismo de La Plata, más de dos mil voluntarios de Unidos y Organizados recibía y clasificaba mercadería, que luego era enviada a los barrios no evacuados, donde era entregada a familias cuyas necesidades ya habían sido relevadas.

En tanto, en las treinta escuelas platenses más afectadas por el temporal ayer comenzó un operativo que se prolongará todo el fin de semana y que fue organizado por maestros y porteros que se ofrecieron a recuperar los espacios y contener a los chicos. En algunos establecimientos, como la primaria y jardín de infantes Almafuerte, del casco céntrico de la ciudad, llegó a haber más de dos metros de agua. Allí, contó Fernando, un auxiliar, al llegar en la madrugada del miércoles, “alertado por la directora, lo primero que hice fue buscar la bandera que llevé a las Malvinas en la expedición que hicimos los ex combatientes con motivo del 25 aniversario de la guerra. Estaba a salvo”. En el patio, maestros, padres y chicos secaban hoja por hoja los libros de la biblioteca, que los docentes definía como “el orgullo de la escuela”. De todos modos, algunas cosas no pudieron ser rescatadas; Silvia Ferraro, directora de ese jardín de infantes, enumeró: el piano, documentación y “el trabajo de los chicos, que guardábamos en carpetas dentro de los muebles”. La directora de la primaria, Elizabeth Vargas, lamentó que el temporal “se haya llevado parte de la historia de la escuela, que cumple en octubre 50 años”, pero se mostró confiada en que podrán comenzar “a dar clases cuanto antes” para que retorne una de las rutinas de la normalidad a la vida de los chicos. A días de un anunciado paro por aumento salarial, los docentes suspendieron todas las medidas de protestas y se sumaron al operativo de relevamiento y limpieza.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.