EL PAíS › PROTESTA EN SAAVEDRA, DONDE MUCHAS FAMILIAS SEGUIAN ANOCHE SIN LUZ

Bronca vecinal en un barrio castigado

A más de tres días del temporal en la ciudad de Buenos Aires, muchos vecinos continuaban anoche sin luz y sin agua. En Saavedra hubo un cacerolazo y para hoy convocaron a una asamblea para reclamar obras contra las inundaciones.

Que se terminen las obras del Medrano. Que dejen de avanzar sobre los espacios verdes. Que se brinde la asistencia necesaria para los damnificados. Que vuelva la luz y el agua. La lista de reclamos de los vecinos del barrio de Saavedra podría llenar sin demasiados inconvenientes varías líneas más. En una de las zonas más afectadas por el temporal del martes pasado, y en donde de hecho se produjeron dos muertes, decenas de vecinos expresaron ayer su bronca e indignación ante la falta de respuestas del gobierno porteño. Calles enteras del barrio continuaban, a más de tres días de las inundaciones, sin luz ni agua.

En el cruce de la calle Pinto y la avenida García del Río, justo enfrente del Parque Saavedra, varios grupos de vecinos improvisaron anoche, después de las siete de la tarde, un cacerolazo en el que se escucharon decenas de reclamos. “Desde acá hasta Cabildo el 60 por ciento de la gente sigue sin tener luz y agua”, contó Gustavo, un vecino del barrio. “La situación es indignante, nadie nos viene a asistir, es como si no existiéramos”, agregó. Las cacerolas y algunos bombos que resonaban en la zona atraían lentamente a los vecinos desprevenidos que, en familia, en pareja o solos, se sumaban al reclamo. “Si mañana no tenemos una respuesta, cortamos Cabildo. Esto así no puede seguir. En todo el día no vimos a nadie del gobierno recorriendo la zona”, dijo Alberto, otro de los manifestantes. “Recién ahora que nos empezamos a juntar viene la seguridad”, expresó con bronca Viviana, una de las vecinas que participaban del cacerolazo, en referencia a la presencia policial que vigilaba el lugar a una distancia prudencial. “Vivo en Vilela y Pinto y no tengo luz ni agua desde el martes, por eso estoy acá.” Con un silbato en la boca, Viviana caminaba en círculos y aplaudía, por momentos charlaba con otro vecino. Unas maderas ardían en el centro de la calzada.

Antes del cacerolazo, durante la mañana de ayer, Eugenia Supervielle y una decena de vecinos del barrio porteño se acercaron hasta el Centro de Gestión y Participación Comunal (CGP), que abarca los barrios de Villa Pueyrredón, Saavedra, Villa Urquiza y Coghlan, para solicitar ayuda ante la enorme cantidad de pérdidas que sufrieron, y la respuesta que les dieron fue, por lo menos, inesperada. “La primera vez que fuimos fue el jueves y me dijeron que no me podían ayudar hasta que no me pusiera al día con el ABL y lleve un libre deuda. Después de esa provocación y de haber discutido, un grupo de vecinos volvimos a ir al CGP hoy a la mañana (por ayer) y nos hicieron llenar unos formularios para acceder al subsidio. Esta vez nos dejaron pasar porque había algunos medios cubriendo el hecho. Pero la sensación es que únicamente nos querían despachar”, relató Eugenia. “Nos dijeron que nos iban a llamar en una semana. El problema es que no hay garantías de nada”, agregó.

Para hoy a las 5 de la tarde, los vecinos organizaron una asamblea en el Parque Saavedra en la que se discutirán los principales pedidos y urgencias de las personas del lugar. Ela Schmidt, una de las integrantes de la asamblea vecinal que se creó luego de la primera gran inundación, en diciembre de 2012, sintetizó los reclamos que se plantearán. “Pedimos asistencia a los inundados ya, un plan de emergencias para futuras inundaciones, la finalización de las obras del Medrano y que el ABL se deje de pagar hasta que se termine esa obra.”

En diciembre del año pasado, ante una inundación en el barrio, se creó la asamblea que presentó reclamos ante el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires. Los vecinos aseguran que no fueron escuchados. “Nosotros le advertimos al gobierno porteño que una futura inundación podía traer muertes y no nos quisieron escuchar. Lo cierto es que no tienen un plan de emergencia y lo único que ofrecen ahora es un subsidio que intenta contener a la gente”, sostuvo Ela. Jorge, otro de los miembros de la asamblea, contó que cuando llevaron el reclamo al ministerio, el año pasado, les contestaron que “ese tema no era una prioridad”.

Los vecinos también se oponen a la reducción de espacios verdes en los parques de la zona. “No podemos permitir que sigan recortando la cantidad de espacios públicos. Son zonas fundamentales de absorción de agua. Hace poco pudimos frenar un proyecto de construcción de unas fuentes de agua en el Parque Saavedra. También está el tema de las compuertas del shopping DOT. Esperamos poder organizarnos y que nos escuchen”, concluyó Jorge.

Informe: Nicolás Andrada.

Compartir: 

Twitter
 

Saavedra es uno de los barrios más castigados por las inundaciones en la ciudad.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.