EL PAíS › CFK VALORO LA IMPORTANCIA DE RECUPERAR LA FUNCION DEL TRABAJO

“El gran organizador social”

La Presidenta saludó a los trabajadores del país y de América latina, relató su encuentro con el boxeador Sergio “Maravilla” Martínez y destacó las autorizaciones de endeudamiento para obras de infraestructura en diversas provincias.

Cristina Fernández de Kirchner utilizó ayer las redes sociales para saludar a los trabajadores en su día. “Felicidades a todos y todas los trabajadores de la Argentina, de nuestra América del Sur y de todos los países”, deseó la Presidenta a través de su cuenta personal en Twitter, donde sumó la “solidaridad” del gobierno nacional “con todos los trabajadores del mundo que hoy atraviesan horas difíciles y tristes”, que enfrentan crisis económicas en los países centrales. Más tarde, la Presidenta también recordó que el martes, en Casa de Gobierno, “el Poder Ejecutivo firmó autorizaciones de endeudamiento para obras de infraestructura provinciales con fondos de organismos nacionales”. Luego tuiteó sobre su encuentro con el boxeador Sergio “Maravilla” Martínez y los regalos que recibió de la comitiva que acompañó al campeón mundial de boxeo, entre ellos el libro Los católicos posconciliares en la Argentina, cuyo contenido también compartió en la red social.

Además de enviar deseos de buenos augurios para los trabajadores del país y de América latina, y de expresar su “solidaridad” con los que en otras regiones sufren los cimbronazos de la crisis económica, Cristina Fernández reiteró su compromiso de “seguir batallando por un mundo diferente, donde el trabajo vuelva a ser el gran organizador social”.

Pero no fueron las únicas expresiones de la Presidenta en la red social a lo largo del día. En una larga serie de tuits, CFK repasó las actividades que presidió en Casa Rosada antes del feriado, como el acto donde el Gobierno autorizó transferencias para realizar obra pública con fondos nacionales en varias provincias. Como los “170 millones de pesos” (de un total de 330) para un hospital de alta complejidad en Santa Rosa, La Pampa. “Será un gran salto de calidad en la atención de la salud provincial, especialmente para los sectores más vulnerables de la población”, señaló la Presidenta. Además de 95 millones para “desagües pluviales, cloacales y pavimentación en Entre Ríos, Río Negro y Tucumán”.

Otros 19,8 millones para los municipios bonaerenses de General Belgrano, General Arenales, General Lavalle, General Viamonte y Carmen de Areco”, que “extiende el Programa de Desendeudamiento Federal” de “los municipios con el gobierno provincial por 278 millones”, para que “el dinero vaya a obras para todos los vecinos”. La lista se completa con “26,6 millones” para Santa Fe, 17 para Córdoba y 20 para Tierra del Fuego.

Luego, CFK repasó el encuentro con Maravilla Martínez, “que estaba un poco averiado” (“fractura en la mano, un corte en la ceja y un moretón leve en un ojo”, describió) y comentó el regalo que le hizo: el cinturón de campeón, “con mi foto y bandera argentina a un lado del escudo central, y del otro la foto de Maravilla y el emblema de la WBC”. Aunque reconoció ante el boxeador que “el próximo round por el cinturón será con Máximo, mi hijo, fanático de Sergio”. “Se lo voy a tener que dar a él”, confesó.

“Casi me caigo de espaldas”, agregó luego sobre el libro que también le regaló uno de los acompañantes del boxeador, que terminó por atraparla. “Me dijo que si no te lo daba, me mataba”, le comentó Ramiro Mayol a la Presidenta, al entregarle el regalo que le encomendó su madre: Los católicos posconciliares en la Argentina, cuyos autores son Alejandro Mayol (padre de Ramiro), Norberto Habegger (detenido desaparecido) y Arturo Armada. Cristina comentó que Mayol se ordenó cura a los 27 años e integró el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo junto a Carlos Mugica, pero que decepcionado con el Concilio de Trento “abandonó el sacerdocio para casarse con Beatriz Braga y tuvieron cuatro hijos”. La Presidenta recomendó que “aunque no se interesen en teología, es un libro imprescindible para entender parte de la Argentina, de la Iglesia y del peronismo de los ’70”. “Bueno, si no les interesa ninguna de las tres cosas, estamos en el horno”, añadió CFK, en uno de sus últimos tuits de la jornada.

Compartir: 

Twitter
 

CFK recibió como regalo el cinturón de Maravilla Martínez y dijo que se lo dará a su hijo.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.