EL PAíS › AHORA TENDRAN FOTO Y CODIGO DE BARRAS

Padrones renovados

 Por Raúl Kollmann

En la víspera del 1º de mayo se cerró el Padrón Electoral, lo que significa, por ejemplo, que quien cambie de domicilio a partir de hoy, figurará en el padrón con el domicilio que tenía registrado hasta el martes. Esta semana la Cámara Nacional Electoral –los jueces Santiago Corcuera, Alberto Dalla Via y Rodolfo Munné– reunió en la Capital Federal a los fiscales electorales de todos los distritos para repasar todo lo que tiene que ver con los comicios que se vienen. Entre otras cosas, les pidieron a los fiscales que activen los casos en los que se está discutiendo la publicidad electoral, las cuentas de los partidos y todo lo que hay pendiente en materia electoral. Dentro de algo más de un mes se vencerá el plazo de presentación de alianzas para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias que se realizarán el 11 de agosto.

El nuevo padrón tendrá gran cantidad de cambios. El primero y más notorio es que figurará la foto de cada ciudadano, lo que contribuirá a identificar a quien se presente en la mesa a votar. Por supuesto que la base de la identificación será el documento válido, pero la foto será un elemento de utilidad para que las autoridades de mesa puedan identificar al votante.

La otra novedad de importancia es que cada ciudadano tendrá en el padrón un código de barras, de manera que será muy sencillo para la Justicia Electoral determinar quién votó y quién no lo hizo. Se supone que a la planilla se le pasa un lector de códigos e instantáneamente quedarán registrados los que no concurrieron a las urnas.

Esto tiene que ver con que se actualizaron las multas por no ir a votar. Ahora son hasta 500 pesos. Con el listado, los fiscales y jueces electorales de cada distrito le pedirán explicaciones a cada uno de los votantes que se ausentaron. Y luego aplicarán la multa. La forma en que el Estado se garantizará el pago será con la prohibición de hacer trámites en los 24 distritos –la Ciudad de Buenos Aires y las 23 provincias– si previamente no se acreditó el pago.

Como se sabe, la obligación de votar existe para los ciudadanos de 18 a 70 años, lo que significa que los 750.000 jóvenes de 16 y 17 años que cambiaron el DNI no están obligados a votar, aunque se supone que lo harán porque justamente actualizaron su documento.

Por lo que se ha visto hasta ahora, buena parte de los ciudadanos votarán en el mismo lugar donde lo hicieron en la última elección. Los mayores problemas surgen por la realización simultánea de las elecciones nacionales –diputados y senadores– y las de distrito –legisladores, concejales y otros cargos locales–, porque en algunas provincias todavía no rige el voto de los jóvenes de 16 y 17 años. En el caso de esos distritos, habrá dos padrones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.