EL PAíS › CON VOTOS DE LA COALICION CIVICA Y PROYECTO SUR, EL PRO CONSIGUIO LA LEY PARA LOS GRUPOS DE MEDIOS

Macri feliz porque pudo hacer buena letra

Luego de un debate acalorado, la ley fue aprobada con 35 votos positivos y 15 negativos. Fue un proyecto de la CC y Proyecto Sur que mantuvo los lineamientos del DNU de Macri que fue suspendido por un fallo judicial.

 Por Werner Pertot

Con los votos de la Coalición Cívica y del jefe del bloque de Proyecto Sur, Julio Raffo, el macrismo consiguió convertir en ley el contenido del DNU de Mauricio Macri sobre las empresas periodísticas. La votación llegó luego de un acalorado debate en la Legislatura: la ley tuvo 35 votos positivos, 15 negativos y 7 abstenciones. De ahora en más, las cuestiones relativas a la libertad de expresión –como posibles planteos sobre la ley de medios– serán tratadas por el Tribunal Superior de Justicia porteño, en el que Macri logró ubicar a su candidata, Inés Weinberg de Roca (ver aparte).

El DNU de Macri fue suspendido parcialmente por un fallo del juez en lo contencioso administrativo Osvaldo Otheguy. Aunque del jefe de Gobierno para abajo aseguraron que seguía vigente, pronto debieron abandonar la estrategia para que se ratificara el DNU en la Legislatura y acudieron a negociar con otras fuerzas opositoras al gobierno nacional, como la Coalición Cívica y Proyecto Sur. Sus jefes de bloque, Fernando Sánchez y Julio Raffo, respectivamente, elaboraron el proyecto de ley que en lo sustancial mantiene los aspectos del DNU de Macri que generaron polémica: los aspectos que chocan con la ley de medios, lo que se considera un avance sobre las competencias federales y las leyes nacionales.

La sesión empezó al mediodía. “Bajo la comandancia de Macri, Solanas y Carrió que son los custodios de los privilegios del Grupo Clarín”, los saludó el kirchnerista Francisco “Tito” Nenna. El legislador de Proyecto Sur Jorge Selser aprovechó para anunciar que cinco de los seis legisladores votaban en contra: “El Partido Socialista Auténtico no está de acuerdo con este proyecto, vota negativamente”. “Hay artículos que resultan imposibles de votar desde una concepción socialista”, coincidió Adrián Camps, quien señaló que la ley avanza sobre los derechos sindicales de los periodistas. Inmediatamente, se sumó al voto negativo Pablo Bergel, quien dijo que “este proyecto se llama Ley Clarín”. “La libertad de expresión se está atacando a bala por parte del gobierno de Mauricio Macri. ¡Mi voto es no, no, mil veces no!”, lanzó.

Raffo, en tanto, defendió su proyecto y los cambios que se hicieron sobre el DNU: “Una de las cosas que no se aceptaron fue la derogación de la prórroga de las licencias de los grandes medios”, afirmó. “Todos los medios tienen derechos a tener línea editorial, pero el Estado no puede comprarla”, aseveró Sánchez, quien cuestionó la ley de medios porque “busca regular la relación del periodismo de investigación frente al poder. No quieren que se muestre cuánto se robaron”.

Las diferencias en Proyecto Sur estuvieron a la orden del día. Esto quedó más que claro cuando el legislador Rafael Gentili destacó que “esta ley es un arma potente para los que no quieren que la ley de medios se empiece a aplicar, ya que abre un nuevo frente judicial, manejado por el macrismo. Ese es el gran objetivo”. Y le indicó a este diario: “En ese marco debe entenderse el empecinamiento de nombrar a una jueza del TSJ con inhabilidad moral para ocupar ese cargo” (ver aparte).

“Es un error político muy grande avalar esto”, sumó su rechazo el legislador del MST, Alejandro Bodart. “Una ley de la democracia que llevó años de trabajo se borra de un plumazo con un acuerdo de medianoche entre el PRO, Pino Solanas y Carrió”, indicó la legisladora del bloque 20/21 Claudia Neira. “No es una ley de libertad de expresión, es la ley de privilegios de Clarín. Acá se están confundiendo los derechos humanos de las personas con los privilegios de una empresa”, consideró. “Los diputados del PRO y de la Coalición Cívica hablan de democracia y república. Sin embargo, no veo audiencias públicas, ni organizaciones debatiendo ni foros, ni discusión honesta. Para hacer esta ley sólo se escuchó la opinión del Grupo Clarín”, destacó.

“El borrador fue escrito en el departamento jurídico de Clarín. Es vergonzoso que grupos denominados de centroizquierda se arrodillen ante Magnetto y Macri para obtener protección”, sostuvo el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Juan Cabandié. “Esta ley es un cambio cosmético del DNU que envió Mauricio Macri, la mayoría de los artículos son exactamente iguales y hechos a medida de los grandes medios”, advirtió Aníbal Ibarra, quien consideró que “pueden no estar de acuerdo con la ley de medios, pero si la Corte Suprema le da plena vigencia no pueden plantear una ley local en contra de lo que dice la propia Corte porque eso es un alzamiento contra las instituciones, la Justicia federal y la propia Corte Suprema para frenar la ley de medios”.

Luego entró a la cancha el vicepresidente primero Cristian Ritondo. “¿No será que entre tanto alzamiento de Aníbal Ibarra y la sedición de Juan Cabandié estarán pensando en la intervención de la ciudad de Buenos Aires?”, pateó la pelota afuera. “Sáquense las caretas, quisieron intervenir al Grupo Clarín con (Guillermo) Moreno y (Axel) Kicillof, pero cuando le descubrieron la jugada tuvieron que dar marcha atrás y ahora no saben cómo explicarlo”, conjeturó el dirigente macrista.

A la hora de la votación, el macrismo contó con sus habituales aliados (el bloque que responde a Patricia Bullrich, Daniel Amoroso, los radicales), a lo que se sumaron los votos de la CC-ARI y de Raffo, que fue abandonado por su bloque. El resto de los bloques se abstuvieron o votaron en contra en general. En particular, algunos luego votaron los artículos que tienen que ver con la libertad de expresión. “Todo negativo”, consignó Rafael Gentili, para luego aclarar cuáles artículos votaba. “Me voy a abstener en todos los artículos”, indicó Bodart. “Eso es ser coherente, nada de andar con chiquitas”, ironizó Ritondo, contento con el resultado.

Compartir: 

Twitter
 

Durante el debate, la oposición acusó a Macri de preocuparse por defender los privilegios del Grupo Clarín.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.