EL PAíS › GUSTAVO POSSE NO ESTá DISPUESTO A ENCABEZAR UNA LISTA MACRISTA

Un PRO amarillo desteñido

El macrismo quiere sumar candidatos en la lista de Massa, quien postergó hasta mañana su definición.

 Por Werner Pertot

La estrategia del PRO en la provincia de Buenos Aires está en su punto más crítico. Un candidato a presidente sin un armado en el principal distrito es una contradicción en los términos. Los macristas saben esto, aunque hay quien insiste en que presenten una boleta corta, sin diputados nacionales. Cerca de Gustavo Posse, dejaron en claro que el intendente de San Isidro no está dispuesto a encabezar una lista del PRO. Esto los dejaría únicamente con Carlos Melconian, si fracasan las negociaciones con el espacio de Sergio Massa. El intendente de Tigre demorará su definición hasta el viernes a la noche, mientras que sus partidarios rechazan un acuerdo con Macri e intentan atraer a sus intendentes.

La primera opción –propuesta por Emilio Monzó– fue Gabriela Michetti, quien declinó la posibilidad de ir a provincia. Le siguió la hipótesis de que Macri renunciara a la Jefatura de Gobierno, que se cayó al igual que una nunca iniciada negociación con Martín Redrado. El último traspié fue un intento de cerrar un acuerdo con Francisco de Narváez, que terminó hecho pedazos. Los macristas se inscribieron con la idea de negociar con Massa para que los incluya como extrapartidarios. Si esto fracasa, sólo les queda presentar a Melconian, porque Posse no aceptará ser candidato de una lista del PRO. “Nunca fue del PRO”, indicaron cerca del intendente.

Ayer hubo rumores de que Posse se había pasado al espacio de Massa, como hizo el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, que huyó de la hecatombe provincial del PRO. Sin embargo, en el entorno de Posse negaron que se haya pasado y dijeron que sigue negociando para que no excluyan a los macristas del acuerdo.

Para incrementar la desesperación, Massa postergó su definición de hoy para mañana a la noche, cuando tendrá un plenario con sus intendentes.

“No hicimos ningún acuerdo con el PRO –destacó el intendente de General Villegas, Gilberto Alegre–. Gorro y remera amarilla no nos vamos a poner, no somos anti-K y tenemos un límite y una identidad. El límite es el macrismo y la identidad es que somos peronistas”. Son tiempos difíciles para ser macrista en la provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.