EL PAíS › LOS ENCUESTADORES ANALIZAN LA TENDENCIA ELECTORAL PARA OCTUBRE

Haciendo cuentas

El kirchnerismo recuperó la iniciativa, con lo que queda claro que seguirá siendo la primera fuerza parlamentaria y tiene buena chance de seguir con quórum propio. El fuerte cambio en lo que dicen las encuestas desde agosto.

 Por Raúl Kollmann

Al iniciarse la campaña electoral está claro que el Frente para la Victoria (FpV) seguirá siendo la primera fuerza en el Congreso e incluso –según la evaluación realizada este fin de semana por el consultor Artemio López– tiene chance de retener el quórum en ambas Cámaras. En el distrito clave del país, la provincia de Buenos Aires, “las primeras encuestas después de las PASO fueron muy duras para el oficialismo”, señaló Roberto Bacman. “Esa tendencia ahora cambió en forma notoria, de manera que hay que esperar a ver cómo se de-sarrolla la campaña. Y en la Capital Federal hay que decir que Unen, que fue de alguna manera la que salió mejor parada de las PASO, hoy no está funcionando. Digo que no funciona como mezcla ideológica con la que se presentó en agosto.”

En el análisis que realiza la mayoría de los consultores, en el resultado de las PASO pesaron distintos factores, entre ellos la marcha de la economía, la seguridad y, en el Gran Buenos Aires, el transporte. En esos terrenos, la Casa Rosada retomó la iniciativa y la oposición aparece más bien apagada.

De todas maneras, se trata de una elección de medio término, que en el mundo entero son difíciles para los oficialismos porque el ciudadano vota a candidatos que pueden desarrollar buena labor en las Cámaras pero que no elegiría para gobernar el país. Por eso corresponde –y en eso coinciden la mayoría de los consultores– comparar la elección 2013 con la de 2009, no con la de 2011. Al mismo tiempo, lo que se pone en juego es la capacidad de tener quórum propio en el Congreso, o sea que la esencia es parlamentaria y, además, es una elección muy provincial, con realidades distintas entre un distrito y otro.

“Si tomo en cuenta la base estructural de los resultados de las PASO –señaló López– matemáticamente el Frente para la Victoria ampliaría su bloque en la Cámara de Diputados y perdería una o dos bancas en el Senado. Todo indica que el oficialismo lograría mantener las bancas que pone en juego en Diputados y sumaría dos más, lo que le permitiría llegar a las 117 bancas. Respecto de los aliados, siete lograrían renovar sus bancas, que sumadas a las que ya tienen me hace pensar en unos 130 diputados entre el FpV y los aliados. Es una situación estrecha, pero retendría el quórum.”

En este aspecto, hay datos que saltan a la luz nítidamente. En la Capital Federal, el FpV renueva una banca y en octubre la lógica es que consiga dos y hasta tres. En Santa Fe está cantado que Hermes Binner sacará una gran ventaja y que Miguel Del Sel es un posible segundo. Pero aun así, el oficialismo no sólo renovará el diputado que tiene sino que agregará al menos uno más.

Las bancas

El cálculo que hace Artemio López es que de las 127 bancas que se renuevan, la distribución más probable será la siguiente:

- El FpV renovará 39.

- El Frente Renovador conseguirá 14.

- El Frente Progresista Cívico y Social, 9.

- La UCR, 9.

- Unen 6.

- Unión-PRO, 5.

El resto se distribuirá entre Unión por Córdoba, Unidos por la Libertad, Compromiso Federal, partidos provinciales y fuerzas que tal vez consigan una banca.

Respecto del Senado, Artemio López proyectó las bancas de acuerdo a los resultados de las PASO.

- El FpV retendría 10 u 11 de las 12 que renueva.

- El Frente Cívico por Santiago conseguiría dos.

- Unen estaría entre uno y dos.

- Movimiento Popular Neuquino, dos.

- Unión-PRO, dos.

Y el resto se divide entre distintas fuerzas provinciales y la UCR.

Aplicando las proporciones de los votos de las PASO, el FpV no obtendría la banca que disputan Pino Solanas y Daniel Filmus. Sin embargo, todos los consultores son muy cautos: hoy por hoy, el cineasta no logra traccionar los votos que en la interna de Unen fueron para Rodolfo Terragno y Alfonso Prat-Gay. “Daniel Filmus está subiendo un par de puntos en comparación con lo obtenido en agosto. Es un porcentaje que a Solanas le va a costar –señala Bacman–. Por ahora no despegó.”

La impresión de los encuestadores es que Gabriela Michetti sigue teniendo y ampliando su ventaja en territorio porteño y que posiblemente arrastre también voto de diputados, en el cual el rabino Sergio Bergman no le sacaba mucha distancia a Elisa Carrió. Esa ventaja parece que se amplió en los últimos sondeos.

La provincia

En territorio bonaerense, las primeras encuestas después de las PASO marcaban un crecimiento de Sergio Massa y pérdidas de los demás candidatos. La mirada es que ese proceso se detuvo. Hubo un proceso natural por el efecto de la victoria del intendente de Tigre, en especial a partir de la pérdida de votos de Francisco de Narváez. Buena parte de los consultores sostienen que Margarita Stolbizer podría sacar uno o dos puntos más que en agosto; la hemorragia de De Narváez se frenó en unos seis puntos y eso se tradujo también en que Martín Insaurralde subió un par de puntos.

Una mirada está puesta en la política. Al principio de la campaña por las PASO, Massa superaba a Insaurralde por 40 a 25. En aquel momento, las apariciones de la Presidenta junto al candidato fueron estrechando la diferencia que, al final, quedó en cinco puntos. Hoy también el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, juega un papel protagónico. En el terreno de la seguridad, se dividió el ministerio, se puso un “barón del conurbano” a la cabeza de la Seguridad, hubo un aumento en los mínimos no imponibles de Ganancias y el Gobierno puso el acento en la transformación de los ferrocarriles. Habrá que ver cómo se traducen esas medidas en el terreno electoral, aunque nadie advierte cambios bruscos o de envergadura.

Un terreno de importancia será el político. En las PASO, los intendentes se jugaban una figuración que tenía su importancia, pero en octubre se definen bancas en los Concejos Deliberantes, algo que tiene enorme relevancia para cada mandatario municipal. Tiene que ver con su poder. Hay distritos donde los intendentes del FpV perdieron, como Tres de Febrero, Lanús, Avellaneda, José C. Paz.

Varios de ellos dijeron después que octubre será otra cosa y todo indica que se lanzarán a la campaña de forma distinta. En el municipio más grande, La Matanza, el oficialismo ganó por 11 puntos, pero los consultores creen que la diferencia podría ser mayor. Del otro lado, el triunfo de Massa se consolidó en lo que se llama la franja de oro, Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre, donde la ventaja que obtuvo fue sideral. Habrá que ver entonces cómo funciona la política en cada uno de los municipios, porque allí se juegan las diferencias entre Massa e Insaurralde. Los más cercanos al tigrense hablan de más de diez puntos de ventaja, los más cercanos a Insaurralde creen que la distancia es muchísimo menor, incluso creen que no sería hoy muy diferente a la que hubo en agosto.

Hoy, los ciudadanos no están metidos en la dinámica electoral y la mayoría no sabe qué se vota el 27 de octubre. La campaña se irá caldeando seguramente y habrá que tener en cuenta que, a diferencia de las PASO, en la elección de octubre no pesan los votos en blanco y anulados para la distribución de bancas, lo que favorece a los partidos grandes. En pequeños factores como ese, en mínimas diferencias que permiten sumar o perder un diputado o senador, se juega el quórum que el oficialismo retiene hoy en ambas Cámaras y que es un elemento de gobernabilidad.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.