EL PAíS › LA CONFERENCIA EPISCOPAL ARGENTINA ALERTO SOBRE EL NARCOTRAFICO

La droga, preocupación de los obispos

La conducción de la Iglesia Católica pidió “medidas urgentes” y advirtió sobre el “riesgo de pasar a una situación de difícil retorno”. Reclamó que se designe al titular del Sedronar.

La asamblea plenaria de obispos de la Iglesia Católica difundió ayer un documento titulado “El drama de la droga y el narcotráfico”, en el que reclamó “medidas urgentes” para “erradicar estas mafias” y advirtió sobre el “riesgo de pasar a una situación de difícil retorno”. El texto presentado a la prensa por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), José María Arancedo, sugiere “la complicidad y la corrupción” de dirigentes políticos y funcionarios judiciales, aunque evita hacerse cargo de esa acusación genérica con frases como “escuchamos decir” o “la sociedad sospecha”. Los prelados también reclamaron que se designe a un nuevo titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), que hasta marzo encabezó el ex canciller Rafael Bielsa.

“En la reflexión a puertas cerradas que tuvimos los obispos esta semana surge como problema preponderante y lugar común en todas las regiones del país el avance de la droga y el narcotráfico, que se ha instalado”, explicó Arancedo, arzobispo de Santa Fe, donde el gobernador Antonio Bonfatti y la secretaria de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad, Ana Viglione, fueron blancos de ataques encuadrados como presuntos intentos de amedrentamiento por parte de bandas de narcotraficantes. Jorge Lozano, titular de la Pastoral Social, alertó sobre “el riesgo de ser una Argentina peor” y “el peligro de instalar un sistema de organización social en el que el narcotráfico tenga una incidencia importante”.

Los obispos se encerraron durante la semana en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, en el partido de Pilar, donde ayer al mediodía dieron su conferencia. “El Estado y las autoridades tienen una responsabilidad primaria en la lucha contra el delito, por lo que el narcotráfico no pudo haber crecido sin ausencia del Estado”, dijo Arancedo. El titular de la CEA lamentó que “la voz de la Iglesia no siempre tenga eco” y citó la Biblia para decir que “muchas veces la Iglesia está hablando en el desierto”. Pero “tiene que hablar y decir”, agregó.

“La sociedad vive con dolor y preocupación el crecimiento del narcotráfico”, arranca el documento. “Nos conmueve acompañar a madres y padres que ya no saben qué hacer con sus hijos adictos, a quienes ven cada vez más cerca de la muerte. Nos quedamos sin palabras ante el dolor de quienes lloran la pérdida de un hijo por sobredosis o hechos de violencia vinculados al narcotráfico”, continúa. Para los obispos, el problema “es un emergente de la crisis existencial del sentido de la vida”, que “se refleja en el deterioro de los vínculos sociales y en la ausencia de valores trascendentes”. “Escuchamos decir con frecuencia que a esta situación de desborde se ha llegado con la complicidad y la corrupción de algunos dirigentes”, afirman los obispos sin mayores precisiones. “La sociedad a menudo sospecha que miembros de fuerzas de seguridad, funcionarios de la Justicia y políticos colaboran con los grupos mafiosos”, agregan.

“La Argentina está corriendo el riesgo de pasar a una situación de difícil retorno. Si la dirigencia política y social no toma medidas urgentes, costará mucho tiempo y mucha sangre erradicar estas mafias”, advierten, y reclaman “amplios consensos sociales que deriven en políticas públicas”. “Pero perseguir el delito es tarea exclusiva e irrenunciable del Estado”, recuerdan, y lamentan que el Sedronar “lleve tantos meses sin tener su responsable designado”. La CEA destaca el rol de “centros educativos, clubes barriales y ONGs y esboza una autocrítica al afirmar que “no hemos sido suficientemente eficaces en promover una pastoral que contenga a los jóvenes”. Al final expresa el anhelo de “una Justicia más eficiente que erradique sin demoras la impunidad” y cita a Jorge Bergoglio para dirigirse a quienes han caído en la droga: “Puedes levantarte, puedes remontar”.

Compartir: 

Twitter
 

El obispo José María Arancedo encabezó la reunión del Episcopado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.