EL PAíS › MILITANTES Y FAMILIARES ORGANIZARON UN FESTIVAL “ANTIRREPRESIVO”

Tras la sentencia, un recital

Familiares de Bulacio, miembros de la Correpi y seguidores de bandas diversas se juntaron en la Plaza de Mayo después de que el tribunal leyera su fallo. Hubo abucheos al veredicto y reclamos para que cese “la represión policial en los barrios”.

Diego Ramírez, militante de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), mira su bandera y dice: “Ese podría haber sido yo”. La bandera cuelga a un costado del escenario montado en Plaza de Mayo. Tiene dibujado, sobre un fondo rojo, dos rostros: el de Walter Bulacio y el del Indio Solari. “Yo iba a ver a los Redondos, igual que Walter. Pensar que podría haber sido yo, o cualquier otro, me deja helado. Ahora él tendría casi mi misma edad”, confiesa Diego, de 36 años. Tras conocerse el fallo que condenó al ex comisario Miguel Angel Espósito a tres años en suspenso por la detención ilegal del joven, en 1991, la Correpi y los familiares y amigos de Bulacio organizaron ayer a la tarde un recital “antirrepresivo” en Plaza de Mayo. Hubo abucheos y silbatinas para las fuerzas de seguridad, música en vivo, baile y hamburguesas.

A las cinco y media de la tarde, la plaza comenzaba lentamente a tomar color de festival. Grupos de jóvenes llegaban con mate o cerveza entre sus manos. Los militantes de la Correpi custodiaban las brasas de una parrilla donde las hamburguesas todavía estaban crudas. Diego, parado a un costado de su bandera, contaba: “Siempre seguí la causa. Walter era como yo, como todos los ricoteros. Y después de su muerte, en los recitales siempre se escuchaban los cánticos en contra de la policía. Pero no había ninguna bandera. Cuando se cumplieron 20 años del asesinato, con mi señora nos propusimos hacer una. Y ahí está. La llevamos a todas partes para recordar a Walter y para dejar en claro que el sistema represivo sigue en pie”.

“¡Por Walter y por todos! ¡Vamos che...!”. Desde arriba del escenario, montado delante de la Pirámide de Mayo, el vocalista de Pezones Cardozo alentaba al público. Leandro, un padre de 34 años, tenía a su hija de cinco subida a los hombros; mientras su esposa, a un costado, gatillaba su cámara de fotos. “Estar acá es una manera de apoyar la búsqueda de justicia de la familia de Walter y de todos los chicos que mata la policía. Lamentablemente el fallo no fue el esperado. Aunque desde el vamos la causa venía torcida. No pueden pasar tantos años”, sostuvo Leandro.

La hermana de Bulacio, Tamara, estuvo presente en el festival. Llevaba puesta, como tantos otros, una remera blanca que decía “por Walter y por todos, basta de represión”. “Me cayó pésimo el fallo. Esperábamos la pena máxima. Espósito tendría que estar encerrado en una cárcel común”, dijo Tamara.

En un intervalo musical, una chica con una pechera negra de la Correpi subió al escenario y, mientras leía las adhesiones recibidas, dijo: “Como saben, el tribunal resolvió condenar a Espósito a tres años...”. Una silbatina generalizada brotó desde varios puntos de la plaza. Se sumaron también algunos abucheos para el ex comisario. La militante de la Correpi, tras leer las adhesiones, bajó del escenario para dejarles el lugar a otras bandas invitadas: Cumpas del Barrio. La cumbia piquetera del grupo del Frente Popular Darío Santillán contagió rápidamente al público, que comenzó a bailar al ritmo de la música.

“La represión y el hostigamiento de las fuerzas de seguridad son permanentes en los barrios. Venimos acá para apoyar esta lucha. Para que no se repitan más los casos como el de Bulacio o Arruga”, comentó, tras su participación, el guitarrista de Cumpas del Barrio, Federico Orchani.

Martín, un estudiante de Sociología de la UBA que se acercó al festival luego de su trabajo, consideró que “al fallo hay que leerlo en términos generales, porque el Estado es el que protege a los órganos de represión y no hay intención de modificarlos. Hay una lógica generalizada de protección de la policía por parte del Estado”. El cierre del festival estuvo a cargo de Las Manos de Filippi y 2 Minutos.

Informe: Nicolás Andrada.

Compartir: 

Twitter
 

Sobre el escenario hubo bandas; arriba y abajo hubo protestas por la impunidad del caso Bulacio.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.