EL PAíS › DEBATE POR LA IDEA QUE PLANTEO EL PRESIDENTE DE LA CAMARA DE DIPUTADOS

El eterno sueño de mudar la Capital

Domínguez propuso “repensar si la capital política debe estar en la Ciudad de Buenos Aires o en el norte argentino”. Desde la oposición criticaron la iniciativa, aunque algunos dirigentes reconocieron la necesidad de “estudiar una política de descentralización”.

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, recuperó la posibilidad de mudar la Capital Federal, una iniciativa que aparece y desaparece de la agenda política desde hace varias décadas, desde que la presentó Rául Alfonsín tras la restauración democrática. En esta ocasión, Domínguez opinó que “los países que tienen proyectos grandes no tienen sus capitales en los puertos”, insistió con mudar el epicentro económico y político nacional al “interior” y apostó al norte del país: “Hay que volver a repensar la Argentina, repensar en el norte grande”, desafió. Dirigentes de la oposición descalificaron la propuesta y se burlaron del diputado. “Que un grupo de incapaces que no puede resolver problemas estructurales como el transporte o la energía diga que quiere trasladar la Capital suena a broma”, opinó el senador Fernando “Pino” Solanas, del frente Unen. “¡Nos salvamos!”, ironizó la diputada macrista Laura Alonso. “Estoy convencido de que este modelo de Estado fue concebido hace 200 años con su capital en el puerto y los países que tienen proyectos grandes no tienen sus capitales en los puertos. Las colonias tienen sus capitales en los puertos”, analizó el presidente de la Cámara de Diputados, al reponer un viejo proyecto: el que propone la mudanza de la capital política y administrativa del país afuera de Buenos Aires. El impulso más fuerte a la iniciativa lo dio el ex presidente radical Alfonsín, quien durante su mandato planeó trasladar la Capital Federal a la ciudad rionegrina de Viedma, con el objeto de descentralizar el poder político y económico y, al mismo tiempo, fomentar el desarrollo y la población de la Patagonia.

El propio Domínguez ya había coqueteado mediáticamente con la idea en mayo de 2013, cuando aseveró: “Yo sueño con que cambiemos la Capital a una provincia, que podamos construir una visión mucho más federal de la Argentina, donde nos vinculemos al Pacífico y al Mercosur”. Ahora regresó sobre aquella idea: “Hay que volver a repensar la Argentina, repensar en el norte grande, repensar si la capital política argentina debe estar en esta ciudad o en el norte argentino. Hay que volver a repensar el país, repensar su salida al Pacífico”.

La oposición no tardó en cuestionar la idea. “Es un gran tema y una asignatura pendiente que se planteó varias veces en el país”, tomó carrera Pino Solanas, quien descartó cualquier chance de que pueda analizarse el traspaso en la actualidad: “Ahora, en la situación en que se encuentra la Argentina, en una inminente cesación de pagos, con reservas escasas y superada por un maremoto social, entre saqueos, insurrecciones y cortes de luz, pensar en el traslado sería un proyecto muy a largo plazo”.

En ese sentido, Solanas se mostró dispuesto a “estudiar seriamente una política de descentralización”, pero descreyó de las intenciones de Julián Domínguez, a las que extendió al “gobierno nacional”: “Estamos ante un gobierno de tantas incapacidades y de tanta ceguera, integrado por incapaces de resolver problemas estructurales como el trasporte y la energía, que el hecho de que a alguno se le ocurra el traslado de la Capital parece una broma”, desafió.

Desde la red social Twitter, la diputada porteña por el PRO Laura Alonso se refirió al tema con sarcasmo. “¡Nos salvamos! Julián Domínguez, que está repensando el país, propone mudar la Capital al norte. Así si #DecadeWon”, escribió, en referencia al lema kirchnerista de “la década ganada”.

“Tengo sensaciones encontradas”, confesó el diputado socialista Roy Cortina, cuya reflexión se acercó bastante a la de Solanas. “Habría que resolver problemas reconocidos, incluso por el propio gobierno nacional, cotidianos y fuertes, como la desigualdad, la crisis energética, la situación impositiva, antes de pensar siquiera en discutir el traslado de la Capital”, dijo.

Cortina también planteó que “no se puede pensar en un traspaso de la Capital Federal sin una estrategia de reformulación estructural desde el punto de vista demográfico y de reordenamiento territorial del país, que fue el sueño o la aspiración de muchos”.

Compartir: 

Twitter
 

“Las colonias tienen sus capitales en los puertos”, dijo Domínguez, retomando una idea que ya había esbozado.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.