EL PAíS › ENTREVISTA A MIGUEL GALUCCIO, TITULAR DE YPF, EN LA TELEVISION PUBLICA

Los socios y la nueva ley

El presidente de la petrolera recuperada por la Argentina se refirió a temas de permanente debate: por qué se fue Repsol, por qué es necesario asociarse con capital extranjero para explotar recursos propios y por qué una nueva Ley de Hidrocarburos.

En un programa especial de la Televisión Pública, Miguel Galuccio, presidente y CEO de YPF, fue entrevistado anoche por el periodista Adrián Paenza. Entre los temas tratados, rescatamos algunos párrafos donde el titular de la firma se refiere a la política de Repsol en la compañía y la nueva ley de hidrocarburos.

Adrián Paenza: –¿Qué pasaba antes? ¿Por qué la gente que manejaba los destinos de YPF, Repsol, no hacía las inversiones?

Miguel Galuccio: –Yo pienso que se dieron dos cosas. Repsol YPF, por razones que no comparto, estaba corriendo este negocio en un modelo que yo llamo cash cow, ordeñar la vaca. Esta es una operación que tiene mucha producción. Entonces, al tener mucha producción tenés mucha liquidez. Y esa liquidez vos podés, con una visión empresarial, decir que la vas a distribuir a otros lugares del mundo. No comparto ni acepto eso cuando el lugar de donde sacás el dinero tiene un problema fundamental que es la energía. Y estás sacando dinero acá para ponerlo en otro lado, y el lugar de donde vos comés, el lugar de donde vos operás, el lugar más importante para vos tiene un problema. Eso rompe el sentido común del mundo del negocio.

A. P.: –¿Por qué necesitamos socios?

M. G.: –Nosotros necesitamos perforar quinientos pozos para lograr lo que alguno de los pozos de Arabia Saudita dan con un solo pozo. Arabia Saudita es una joyería, lo nuestro es un supermercado. Entonces, para desarrollar Vaca Muerta necesitamos mucho capital, y ese capital tiene márgenes muy bajos con lo cual necesitamos ser extremadamente eficientes en la técnica con la cual lo desarrollamos y extremadamente eficientes en costos, extremadamente competitivos. Si no logramos esa competitividad, ese recurso nunca va a ser reserva, y nunca esa reserva se va a transformar en producción. Pensá que en dos años y medio, con Loma Campana, que es el yacimiento que estamos desarrollando con Chevron, hoy produce 33 mil barriles de petróleo equivalente. Hemos fabricado un yacimiento que es el segundo que más produce en la Argentina en dos años. En dos años pasamos al resto del mundo, excepto Estados Unidos que empezó diez años antes que nosotros, en tener un show case, algo para mostrar, donde ya no decimos si es posible o no es posible desarrollar Vaca Muerta, hemos probado que es posible. Lo que nos queda demostrar es cuán rápido es posible.

A. P.: –Ahora, ¿qué socios hereda el gobierno argentino con la Ley de Hidrocarburos anterior y qué cambia con la ley actual?

M. G.: –El negocio petrolero argentino está basado en una Ley de Hidrocarburos que tiene una filosofía de tax and royalties (impuestos y regalías). Esa es la manera en que se comparte la renta petrolera en la Argentina. Esa renta en la ley anterior tenía un máximo de regalías que se fijaba en un 12 por ciento. En esta nueva ley se tiene un máximo de regalías que se fija en un 8 por ciento. Una cosa importante que tiene esta ley, que tiene que ver con la previsibilidad: esta ley apunta mucho a la transparencia. ¿Cómo se hace más transparente? Primero, hay un marco único para las licitaciones, un pliego modelo, que se consensúa entre el poder de aplicación de la provincia, que son los dueños de recursos y la Secretaría de Energía, que es la dueña del Plan Nacional de Energía y que lo tiene que coordinar. Entonces ahí hay un consenso de cómo se va a licitar. Y, segundo, las extensiones. La extensión se basa en reglas que están prestablecidas. Las cuales no son discutidas. Yo que tengo un área sé que voy a tener que pagar las reservas que quedan por el precio del petróleo por un factor. Y, a su vez, la autoridad de aplicación tiene el derecho a sacarme el área si yo no cumplí con las obligaciones de lo que tenía que hacer como concesionario, y no presento un plan de inversión que de alguna manera hace sentido al país. ¿Qué quiere decir esto? Tenemos muchas áreas hoy en la Argentina donde hay compañías que han decidido apostar no por producir, han decidido apostar por especular. Eso podrá ser un muy buen negocio para ese empresario, que seguro no es petrolero. Porque ese no es el negocio petrolero. Pero al final del día es malo para el país. Y las leyes están para ordenar lo que es bueno para el país.

Compartir: 

Twitter
 

Galuccio, en una charla distendida, pero sobre temas muy picantes, con Adrián Paenza.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.