EL PAIS › MARIANO RECALDE ES EL FAVORITO EN LA INTERNA DEL ESPACIO K PORTEÑO

Recuperar el kirchnerismo de la Ciudad

 Por Nicolás Lantos

El presidente de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde llega a las PASO porteñas como el favorito para ser, desde esta noche, el candidato a jefe de Gobierno por el kirchnerismo en los comicios de julio. Con el apoyo explícito de la Casa Rosada, su candidatura aúna a La Cámpora y al PJ, dos espacios en los que Recalde tiene activa participación política. En el camino, deberá superar una interna con seis aliados que oficiarán de adversarios, pero el objetivo está puesto más allá: recuperar para el Frente para la Victoria el lugar de segunda fuerza en la Ciudad, pensando en acceder a un eventual ballottage contra el PRO en tres meses.

En total son siete los precandidatos del Frente para la Victoria que tienen hoy su propia boleta en el cuarto oscuro. Además de Recalde, se postulan la legisladora Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro); el subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil del gobierno nacional Gustavo López (Forja); el diputado porteño y ex alcalde Aníbal Ibarra (Frente Progresista Popular); el diputado Carlos Heller (Partido Solidario); el médico Carlos Oviedo (Aluvión Ciudadano) y el cineasta Víctor Ramos (Revolución Urbana). A esta amplia oferta kirchnerista además hay que sumar la precandidatura de Pablo Ferreyra (Seamos Libres), que aunque fuera del FpV se manifiesta como partidario del gobierno nacional.

La ciudad de Buenos Aires le ha resultado esquiva al peronismo en las urnas desde hace dos décadas, cuando comenzó a elegir sus propias autoridades. Si bien Jorge Telerman fue jefe de Gobierno entre 2005 y 2007, lo hizo en reemplazo de Ibarra, cuando aquél fue desplazado por un juicio político luego de la tragedia de Cromañón. En los siguientes comicios, Telerman dividió votos con el entonces senador Daniel Filmus, allanando el camino del PRO, que gobierna el distrito desde entonces y este año tiene todos los boletos para renovar nuevamente.

En este contexto, el objetivo en estos comicios es doble. Por un lado se busca hacer una buena elección para fortalecer al Frente para la Victoria de cara a la campaña nacional. En estos términos, una buena elección implicaría acceder al ballottage y recuperar el segundo lugar en la ciudad, espacio del que fue desplazado en 2013 cuando se perdió la banca por la minoría en la Cámara alta en manos de Fernando “Pino” Solanas, de Proyecto Sur (en ese entonces parte de Unen, ya disuelto). El principal rival en ese escenario es el ex ministro de Economía y precandidato de ECO Martín Lousteau.

El segundo punto que se resolverá a partir de la interna en el peronismo porteño es el comienzo de un ciclo de renovación. Para Recalde, llegar a julio con un buen caudal de votos le permitirá perfilarse como referente de un espacio al que le faltan caras visibles. Una buena performance también cimentará la relación siempre oscilante entre La Cámpora y sectores del peronismo tradicional y los sindicatos, terminando de relegar a otros espacios de corte progresista que fueron durante los últimos años socios mayoritarios en esta alianza y hoy aparecen en retroceso.

Por último, también habrá un ojo puesto en lo que pase a nivel Legislatura, donde el kirchnerismo aspira a mantener la magnitud de su bancada. Los resultados de hoy definirán la conformación de la lista definitiva de precandidatos. Hay dos listas mayoritarias, una encabezada por el ministro de Trabajo Carlos Tomada (que cuenta con el apoyo de Recalde, Cerruti y López) y otra por el legislador Edgardo Form respaldada por Ibarra, Heller y el Movimiento Evita. Oviedo y Ramos, en tanto, llevarán cada uno su propia nómina de postulantes al Parlamento local.

Compartir: 

Twitter
 

Recalde con la Presidenta, parte de una construcción pensada para los comicios de julio.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.