EL PAíS › EN UN LUNA PARK REPLETO, SCIOLI ENCABEZO EL CIERRE DE CAMPAÑA DEL FRENTE PARA LA VICTORIA

“Mi prioridad serán los humildes”

Acompañado por gobernadores, ministros, deportistas, artistas y miles de militantes, el candidato del FpV hizo su último acto antes de las elecciones. Elogió a la Presidenta y a Kicillof, prometió aumentar el mínimo de Ganancias y pidió “a todos” que lo acompañen.

 Por Nicolás Lantos

El candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, cerró ayer su campaña en un estadio Luna Park repleto de dirigentes y militantes de todas las vertientes del peronismo y de sectores aliados, donde anunció que en caso de ganar dará una fuerte suba al mínimo no imponible de Ganancias, que además quedará atado a las actualizaciones establecidas por la ley de movilidad jubilatoria. “Reafirmo mi compromiso: mi prioridad serán los humildes, los trabajadores y la clase media, incentivando el mercado interno y el consumo popular, pilares fundamentales de este modelo”, agregó el gobernador bonaerense, que en ese mismo sentido ratificó, además, su promesa de descontar el IVA en todos los consumos de jubilados que cobren la mínima y beneficiarios de planes sociales.

En el comienzo de su discurso, Scioli agradeció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “El 10 de diciembre asumiremos en un país ordenado, desendeudado y con paz social y también con más soberanía. Hoy la independencia económica es el desendeudamiento; la soberanía política es el autoabastecimiento energético y la justicia social es la Asignación Universal por Hijo”, dijo, tendiendo un puente entre las banderas históricas del peronismo y el proceso iniciado por Néstor Kirchner en 2003. Los tres, Juan Perón, CFK y Néstor Kirchner, fueron mencionados en repetidas ocasiones por el candidato.

El Luna Park estaba repleto, y cientos que se quedaron afuera copaban las calles circundantes, entre la avenida Alem y Puerto Madero. El naranja reglamentario convivía en paz con banderas azules, verdes, negras, rojas y celestes y blancas, de sindicatos, intendentes y organizaciones políticas que dieron el presente en el cierre de campaña del peronismo. Los vendedores de memorabilia (remeras con motivos peronistas, fotografías y banderas) alternaban con las parrillas humeantes que ofrecían chori, paty, bondiola a precios cuidados.

Adentro, en la platea alternaban funcionarios de la gobernación bonaerense con miembros del gabinete nacional (como el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y de Defensa, Agustín Rossi), figuras del deporte (el corredor Marcos Di Palma y el ganador del rally París-Dakar en cuatriciclos, Marcos Patronelli), del espectáculo (Nacha Guevara, entre otros) y dirigentes políticos, desde el secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, hasta intendentes como Francisco Gutiérrez, de Quilmes.

Todos ellos se sorprendieron cuando, después de los primeros oradores, el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, y el candidato a vicepresidente, Carlos Zannini, tomó el centro del escenario el cantante venezolano-lanusense Ricardo Montaner, amigo personal de Scioli, para cantar las dos canciones que constituyeron la banda de sonido de esta campaña presidencial. El espectáculo despertó más risas cómplices que entusiasmo, pero fue finalmente celebrado por la concurrencia, que esperaba las palabras del candidato.

Una vez concluido el número musical, Scioli finalmente dejó el lugar en el que aguardaba, junto a su mujer Karina Rabolini, y pasó al frente. Sobre el escenario lo acompañaban los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Luis Beder Herrera (La Rioja), Francisco “Paco” Pérez (Mendoza), Maurice Closs (Misiones), Alberto Weretilneck (Río Negro), José Luis Gioja (San Juan), Claudia Ledesma (Santiago del Estero) y Sergio Urribarri (Entre Ríos), además de los mandatarios electos Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). Además, había representantes de diferentes ramas de la industria y los candidatos Zannini y Fernández, con sus compañeras.

Durante su discurso, Scioli le dedicó un elogio al actual ministro de Economía y candidato a diputado en la Ciudad de Buenos Aires, Axel Kicillof, que un día antes había cerrado su campaña en el mismo lugar. “Es muy importante el trabajo llevado adelante por Axel Kicillof, con la conducción política de la Presidenta, donde la Justicia europea reafirmó la posición argentina frente a los fondos buitre. Tomen nota aquellos que querían ir corriendo a pagar de cualquier manera, y reconozcan de una vez por todas, el coraje que tuvieron Néstor y Cristina Kirchner, para las próximas generaciones proyectando al futuro una Argentina desendeudada social y económicamente”, dijo el gobernador.

“Toda mi vida, tengan la seguridad y la confianza, me preparé para asumir esta responsabilidad de ser su próximo presidente. Recorrí Argentina de punta a punta. Escuché a cada sector productivo, a cada gobernador e intendente, trabajamos con cada una de las universidades”, agregó, buscando diferenciarse de sus rivales. También enumeró las prioridades que afrontará en caso de ser electo: “La creación de nuevos y mejores empleos”, “convertir la lucha contra la inseguridad en una prioridad nacional”, “invertir cada vez más en educación porque de la mano de la educación vienen las soluciones de fondo a los problemas”, “sumar cada vez más ciencia y tecnología a la producción para tener más competitividad y productividad.”

También prometió “salir a buscar inversiones estratégicas que permitan dar cada día más sustentabilidad social, económica y productiva a este proyecto nacional y popular”, “expandir los créditos hipotecarios” para que haya “cada vez menos inquilinos y cada vez más propietarios” y también “construir un millón de viviendas” financiadas “desde la banca pública y desde la banca privada”, a partir de la experiencia de los planes Procrear. “Nunca más en la Argentina, ni un paraíso especulativo financiero, sino un paraíso productivo. A producir, a producir, a producir, para que vivamos en un país cada vez mejor”, arengó.

Finalmente, reafirmó su procedencia peronista pero amplió su llamado a otros espacios. “Pertenezco a un gran partido nacional, una fuerza federal y popular. Desde mi identidad como peronista los convoco a todos, porque voy a gobernar para todos”. Así, pidió el voto de “indecisos e independientes” porque “no son indiferentes” al futuro del país, “a los radicales del campo nacional y popular, porque Alfonsín, el padre de esta democracia, inició muchas de las políticas implementadas en estos años”, “a los peronistas que se alejaron, porque renovarán su fe y se convencerán” y “a los socialistas y progresistas”.

“Hoy, todos los espacios políticos cerramos las campañas y terminamos de hablar. Que el domingo hablen las urnas –concluyó–. Que hablen a favor de las oportunidades los jóvenes, que no son el futuro, son el gran presente y estoy seguro, que los trabajadores y los jóvenes van a definir esta elección el próximo domingo. Que se expresen en las urnas las mujeres, que quieren ganar más derechos y vivir sin miedos. Fuera y también dentro de su casa. Que hable en las urnas la familia argentina. ¿Queremos un futuro mejor? Vayamos a buscarlo.”

Compartir: 

Twitter
 

“Vayamos el domingo a votar con mucho entusiasmo y optimismo. ¿Queremos un futuro mejor? Vayamos a buscarlo”, arengó Scioli.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.