EL PAíS › EL CANDIDATO DE CAMBIEMOS TERMINO EN EL ORFEO DE CORDOBA

Macri llamó a su “Cordobazo”

El candidato de Cambiemos cerró junto a sus aliados radicales en la provincia donde centra sus expectativas de conseguir los votos que lo lleven al ballottage. Hubo muchos breves oradores.

 Por Marta Platía

Desde Córdoba

“No vengo a decirles lo que queremos hacer, sino lo que no estoy dispuesto a hacer. Y eso es hablar, hablar, hablar... y hacer cadenas nacionales todas las semanas. ¡Basta de cadenas nacionales!”, dijo Mauricio Macri en el clímax de su discurso de cierre, y esperó, con la sonrisa fija, que desde las tribunas del Orfeo (el Luna Park cordobés) bajaran los aplausos. Está claro que la oratoria no es su fuerte. En un discurso repleto de frases hechas, utilizó consignas caras a la historia cordobesa para explicar el porqué de su cierre aquí: “Estamos acá porque Córdoba nos empujó. Venimos a pedirles que nos ayuden a que juntos hagamos un Cordobazo del crecimiento. Un gran Cordobazo del desarrollo de la Argentina”, invitó, y saludó por sus nombres de pila a Oscar (Aguad), Mario (Negri) y Luis (Juez).

Gran despliegue gran de Cambiemos en la capital cordobesa. Y todo por dos puntos. Esa fue la finalidad del acto de cierre de campaña de anoche en Córdoba. Macri se juega aquí la supuesta diferencia que le daría el pase al ballottage. “Unión por Córdoba de José Manuel de la Sota sacó un 40 por ciento en las PASO; nosotros (Cambiemos) un 35 por ciento. Ahora buscamos sacar uno o dos puntos a nivel nacional para que podamos ir a segunda vuelta y que Mauricio (Macri) sea el presidente de la Argentina. Son unos 180 mil votos”, explicó poco antes del acto el candidato a diputado Javier Pretto, uno de los referentes cordobeses del espacio.

Pasadas las ocho de la noche, y luego de los breves discursos de Ramón Javier Mestre, el intendente radical reelecto; Negri, Julio Cobos, Alfredo De Angeli, María Eugenia Vidal, Gabriela Michetti, Elisa Carrió y Ernesto Sanz, el líder de Cambiemos por fin subió al escenario que se montó a la manera de un ring donde –por lo general– se acomoda la platea más costosa cuando llega un cantante.

Cada uno a su turno aportó de sí lo que se esperaba en tiempos rigurosamente cronometrados. Así, Mestre terminó cantando y palmeando “¡se siente/ se siente/ Macri presidente!” mientras le tomaba las manos a Mario Negri, que esperaba su momento. No supo aprovecharlo: “Scioli es pan con pan, no es el cambio”, atinó a explicar con tono campechano, mientras un Luis Juez poco convencido lo aplaudía desde su butaca. Tras Cobos, que ensalzó el triunfo de Cambiemos en Mendoza, De Angeli arremetió a grito pelado: “¡Dijeron que yo no estoy preparado, y no, no estoy preparado para robar, para eso no estoy preparado!”.

El cupo femenino llegó con Gabriela Michetti y María Eugenia Vidal, candidatas a vicepresidente y a gobernadora respectivamente. Ambas, con blusas rojas y pantalones oscuros, casi uniformadas. Las macristas eligieron un tono entre maternal y de maestra de escuela para dirigirse a los presentes, unas siete mil personas. “Nosotros pensamos en la cantidad de chicos que no pueden terminar el secundario en nuestro país. Queremos que todos los chicos puedan elegir qué vida quieren –se dijo Michetti–. Pensamos también en la otra punta de la vida, en nuestros abuelos, nuestros adultos mayores. Queremos querer a esos abuelos, los queremos contener de corazón”, se emocionó mientras se abrazaba a sí misma. “Lo que está pasando es algo único, grande, el cambio ya empezó y el domingo haremos posible lo imposible”, buscó convencer Vidal.

Michetti cometió un error antes de dejar el escenario. Anunció a Macri cuando aún faltaban dos oradores: Ernesto Sanz y Elisa Carrió. La diputada también estaba de rojo. Eso sirvió para que Sanz se ilusionara con el poder (perdido) de su partido, la UCR: “Verán que el cambio empezó en la Argentina: Cambiemos cambió de color esta noche, de amarillo a rojo”. Aprovechó para dar un mensaje a los radicales explicándoles que “hubo que dejar a un costado nuestras camisetas partidarias para ponernos la camiseta argentina. No fue fácil. Lilita se los puede decir”, la incluyó.

“Me van a matar de... –balbuceó Macri en su arranque–. Si el corazón me aguanta acá, estamos para muchos años más”, aseguró y siguió: “Viendo todos los que somos acá en el Orfeo, esta maravillosa ciudad y provincia de Córdoba... Claro que sí, aguanten los cordobeses, quiero, quiero decirles como dijeron estos maravillosos dirigentes, que estamos acá, tiene que ver con una idea... con algo muy profundo, con una esperanza, con un sueño... somos... casi 10 mil acá, somos casi 100 mil que nos están viendo por FB y YouTube”, sumó; mientras mechaba saludos “hola, Coneja (a Héctor Baldassi), hola, Luis (Juez), hola, Ramón (Mestre)”. No explicó cómo, pero aseguró que creará “más de dos millones de puestos de trabajo para una Argentina con pobreza cero y la mejor educación de Latinoamérica”; y la emprendió con lo que no está dispuesto a hacer. “No voy a sacarle la ayuda a nadie; ni ver el mundo como un enemigo, ni cambiar lo que se hizo bien. No voy a dejarte solo ni a vos, ni a vos, ni a vos...”, prometió señalando con el dedo a varias personas en una coreografía que, de tan rígida, dejó ver el ensayo. El cierre fue con la canción de Gilda “No me arrepiento de este amor”, un amago de baile y los infaltables globos, que en vez de amarillos fueron celestes y blancos.

Refractaria al kirchnerismo, Córdoba es la última esperanza de Cambiemos y también de la alianza UNA, de Massa y De la Sota, para aglutinar los votos que obtuvo la UCR local en la última elección, o quedarse con una buena parte de los sufragios del gobernador De la Sota en las primarias. En uno u otro caso, los votos cordobeses se han convertido en el peldaño que necesitan para entrar al ballottage, tal como está planteado el escenario a nivel nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri se sacó selfies con el público de las primeras filas en el estadio cordobés.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.