EL PAíS › CON EL 40 POR CIENTO ESCRUTADO, ALICIA KIRCHNER GANABA ANOCHE EN SANTA CRUZ

La disputa por una gobernación clave

El Frente para la Victoria se imponía por el 55 por ciento de los votos contra el 42 del espacio que lidera el opositor Eduardo Costa. Sin embargo, la brecha se iba acortando a medida que ingresaban nuevos datos. Máximo Kirchner vencía por un margen más estrecho.

 Por Alejandra Dandan

Desde Río Gallegos

A las doce de la noche empezaron los cantos. Cambiaron las caras. Al cierre de esta edición y con 40 por ciento del padrón escrutado, el Frente para la Victoria vencía con el 56 por ciento de los votos. El frente opositor de Unión para Vivir Mejor obtenía el 41,4 por ciento. Si la tendencia continuaba, Alicia Kirchner podía ganar por primera vez la gobernación de Santa Cruz. Máximo Kirchner estaba primero en la disputa por los diputados nacionales con el 51 por ciento, frente al 45 del radical Héctor “Pirincho” Roquel. A los bravos en el bunker se sumaban los cantos: “El que no salta es radical”, decía parte de la militancia aunque todavía con cautela. El conteo en la provincia era muy lento por la ley de lemas y la enorme oferta electoral. Faltaban escrutar las mesas de los distritos más reacios al kirchnerismo. La militancia continuaba esperando en el legendario bunker del FpV, el comando desde donde Néstor Kirchner empezó a andar ese camino que lo llevó a gobernar el país en 2003. Y usado aquí como escenario simbólico para esta campaña.

Los números definitivos servirán para evaluar el escenario final y las diferencias con las PASO. Cuando se creció, cómo y dónde. Las diferencias eran importantes si se tiene en cuenta que en las primarias el FpV como fuerza política quedó dos puntos abajo de la oposición, que a diferencia de otras provincias sumó a Cambiemos y UNA. De todos modos, las mesas todavía eran pocas. La capital de la provincia, Río Gallegos, con el 35 por ciento del padrón pesa en los totales de la elección. Y anoche el candidato a intendente del frente opositor Roberto Giubetich salió a adjudicarse la victoria con números que según sus datos superaban 10 por ciento al FpV. Caleta Olivia, la segunda ciudad más numerosa, a esa hora tenía solo el 18 por ciento de las mesas escrutadas. Allí la diferencia era a favor de Costa por 52 a 44. En la calle gritaban los militantes. “Oleee oleéee, es un sentimiento...”, cantaban mientras esperaban.

Santa Cruz eligió presidente, gobernador, sus dos diputados nacionales, candidatos al Parlasur, diputados provinciales, concejales e intendentes. Hay ley de lemas. 329 lemas con una oferta de 2800 candidatos. Las boletas tenían diez pliegues, y en algunos cuartos oscuros estuvieron multiplicadas de a decenas. Los lemas sumaron puntos al candidato con mayor cantidad de votos dentro del frente y se podía ganar hasta por un voto ya que no hay ballottage.

Alicia Kirchner peleó por primera vez por la gobernación provincial. Fue ella la voz de la campaña con un buscado segundo plano de Máximo. Salió a conquistarse a la gente metro por metro. Recorrió las ciudades más grandes como Caleta Olivia, pero también fue hasta las localidades pequeñas como Tres Lagos, de 300 mil habitantes. El FpV llevó de aliado en el lema al PJ ortodoxo con Daniel Peralta, actual gobernador y candidato a repetir mandato.

La oposición de Cambiemos y UNA llevó a dos candidatos: Eduardo Costa, diputado, radical, empresario acaudalado y amigo de Mauricio Macri como candidato de Cambiemos y Osvaldo Pérez como candidato del massismo. Máximo Kirchner fue el candidato a diputado nacional del FpV. Héctor Roquel fue por el Frente opositor.

Días previos, unos y otros se daban por ganadores con dos o tres puntos de diferencia. Por eso los números que se conocían anoche fueron una sorpresa. Los pingüinos decían que habían remontado los números en los últimos días, pero también que esta era la elección más difícil de los últimos 20 años. Los radicales hablaban de números para el infarto.

Las PASO habían dejado planteada esa mirada. Máximo fue el candidato más votado en términos individuales en agosto, pero sacó 44,49 por ciento de los votos frente a Roquel y José Blassiotto que sumados sacaron 47,6. Con esos números, la campaña del FpV se concentró en las localidades más complicadas que son a la vez las de más habitantes. Gallegos y Caleta Olivia en el norte petrolero, con el 17,5. El FpV ganó las PASO en Caleta, pero perdió Gallegos por 4 puntos. Allí estaban puestas anoche todas las miradas. Alicia y Máximo concentraron fuerzas en Gallegos para achicar diferencias. La ciudad para las PASO venía de un conflicto gremial de 100 días que dejó casi incendiada la ciudad. Máximo y Alicia recorrieron toda la provincia alternándose.

Otra de las miradas estuvo puesta en Scioli. Anoche se esperaban los datos nacionales para saber cuánto podían sumar. Acá despegó un poco de los números nacionales. Pasadas las dos de la mañana sacaba en la provincia 50,2 por ciento, lejos del 24,4 de Macri y 20,6 de Sergio Massa.

El frente opositor veía difícil la elección. Eduardo Costa leído aquí como parte del macrismo pese a su filiación radical, se preocupó de federalizar el espacio y mostrarse con propuestas. Se acopló al frente, hizo competir por dentro como candidato a la gobernación a Osvaldo Pérez de Pico Truncado, tercera ciudad en importancia y del norte petrolero. Otra de sus figuritas fue Facundo Prades de Caleta que lo llevó como candidato a intendente. En 2007, Costa se candidateó por primera vez a gobernador. Obtuvo 38,85 por debajo de Peralta con 58 por ciento. En 2011, volvió a intentarlo: sacó 47 frente a 51. Números que para Costa son avances pero el FpV lee como un techo. Se acerca la madrugada y todavía faltan muchos votos por contar.

Compartir: 

Twitter
 

La ministra y candidata a gobernadora Alicia Kirchner al momento de votar ayer en Santa Cruz.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.