EL PAíS › LA EX MINISTRA ALICIA KIRCHNER ASUMIO COMO GOBERNADORA DE SANTA CRUZ

Con Néstor Kirchner en la memoria

La gobernadora llamó a recuperar el rol activo del Estado. Estuvo acompañada por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y Máximo Kirchner. El ex gobernador Daniel Peralta participó de la ceremonia.

Alicia Kirchner juró “Por Dios, la patria, por Néstor y los Santos Evangelios”.
Imagen: Télam.

“Por Dios, la patria, por Néstor y los santos evangelios”, señaló con firmeza la ex ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner, al jurar sobre la constitución santacruceña para asumir la gobernación. Con la presencia de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y frente a los legisladores y la militancia local, la flamante mandataria tomó posesión del Poder Ejecutivo local junto a su compañero de fórmula, Pablo González. El gobernador saliente, Daniel Peralta, había anunciado la posibilidad de no presenciar la ceremonia pero finalmente asistió. La gobernadora llamó a recuperar el rol activo del Estado que debe ser “promotor, regulador y de control” para “superar las asimetrías regionales”.

El acto que encabezó Alicia Kirchner fue corto y sobrio. En el Colegio María Auxiliadora de la ciudad de Río Gallegos se convocaron los representantes del poder político, entre ellos el diputado Máximo Kirchner, además de CFK, para acompañar la jura de la ex ministra, quien recordó al ex presidente Néstor Kirchner. Kirchner fue la última gobernadora de la jornada en asumir. La ceremonia comenzó pasadas las 20, después de las juras en otros doce distritos.

El gimnasio del colegio estaba colmado por la militancia local de organizaciones como Kolina, La Cámpora, la Juventud Peronista y delgados del gremio estatal Unión personal Civil de la Nación, que llenaron el recinto de banderas. Los diputados y concejales de la región también asistieron al acto, un día después de haber realizado la Asamblea Legislativa en la Cámara de Diputados en la que pusieron en funciones a los legisladores electos y eligieron a las autoridades del parlamento local y de los distintos bloques.

La gobernadora aseguró que la provincia estaba “quebrada en sus finanzas” y que “en los próximos cuatro años” espera “crear de acuerdo al perfil productivo de cada región, generando el valor agregado de los productos de nuestra tierra”. “Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández de Kirchner después pusieron en valor las posibilidades de la provincia para superar sus debilidades estructurales”, señaló la gobernadora.

La llegada de Kirchner a la gobernación se produjo después de dos períodos de Daniel Peralta. En ese tiempo se profundizaron la diferencias entre los distintos espacios políticos internos del peronismo local, que derivó en una fuerte disputa.

El conflicto en el justicialismo santacruceño se agudizó en 2011, cuando Peralta, un día antes de asumir, anunció que enviaba a la legislatura un proyecto de ley de emergencia económica que contenía recortes en jubilaciones e intentaba achicar el déficit fiscal. Los legisladores kirchneristas no apoyaron el proyecto y rompieron la alianza que había llevado a Peralta a la gobernación. Dos años más tarde, la elección interna del Partido Justicialista local quedó en manos del espacio encabezado por Peralta que intentó tomar impulso propio, aunque seguía con problemas de financiamiento y debía mantener lazos con el gobierno nacional. La disputa se fue apagando, y en las últimas elecciones el kirchnerismo volvió a tomar las riendas del armado político y en las últimas elecciones Kirchner le ganó a Peralta.

El gobernador saliente publicó en su cuenta de Twitter un último mensaje a los santacruceños. Allí pedía “perdón por los errores”, y explicaba que había tratado “de hacer lo mejor y cumplir con este pueblo maravilloso como merece”. El ex mandatario se dirigió también “a las autoridades electas”, a quien les envió sus “deseos de éxitos en la gestión y mi compromiso como vecino común de estar siempre”. Peralta había jugado esta semana con la posibilidad de no asistir a la ceremonia de traspaso de mando, pero finalmente estuvo en el acto en el acto sentado junto a la ex presidenta y su hijo Máximo, con quien mantenía casi de forma personal la rivalidad política en territorio santacruceño.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.