EL PAíS › CREARON EL SISTEMA FEDERAL DE MEDIOS Y CONTENIDOS PúBLICOS (SFMCP)

Otro decreto para el sistema de medios

Hernán Lombardi tendrá bajo su órbita la administración de los medios públicos, las producciones audiovisuales, Tecnópolis y el Centro Kirchner. Prometió que “todas las voces van a tener lugar”.

 Por Emanuel Respighi

El gobierno nacional creó ayer –a través de otro decreto, por supuesto– el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (Sfmcp), otorgándole facultades que lo convierten en algo así como un “superministerio”. La resolución 237/15 estipula que la flamante cartera, presidida por Hernán Lombardi, tendrá bajo su órbita no sólo la administración de los medios públicos, sino también de la totalidad de las producciones audiovisuales, que hasta el kirchnerismo estaban descentralizadas en distintas áreas y ministerios. El nuevo organigrama centraliza en el ex ministro de cultura de la Ciudad de Buenos Aires la administración de RTA (Radio Nacional, Canal 7 y Télam), a la vez que tendrá intervención en el funcionamiento de las señales Encuentro, Pakapaka y DeporTV, en el Consejo Asesor de la TDA, en el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (Bacua), y en la administración, operación y programación de Tecnópolis y del Centro Cultural Kirchner. El Sfmcp también representará al Estado nacional en la cadena de noticias regional Telesur.

El decreto publicado ayer no hace más que oficializar lo que Lombardi había expresado en declaraciones a los medios, transfiriendo a un único sistema diversas áreas que hasta la asunción de Mauricio Macri habían estado diseminadas en diferentes ámbitos de la administración pública. Bajo los criterios de perfeccionar la “racionalidad” y la “eficiencia”, el Sfmcp asume funciones que lo posicionan como uno de los espacios de mayor incidencia del gobierno nacional a la hora de planificar la política cultural, artística y mediática de los próximos años. En efecto, entre sus amplias funciones, el sistema tendrá también la misión de “colaborar con la Jefatura de Gabinete de Ministros en la planificación y administración de la ejecución de la publicidad oficial de los actos de gobierno”.

“Lo que buscamos con la creación del sistema es mejorar la articulación de todas las áreas públicas productoras de contenidos para, sin infusionarlo, darle una mirada coordinada y federal”, explicó Lombardi a Página/12. “En los últimos años, el Estado nacional amplió el volumen en la generación de contenidos públicos. Notábamos que había una gran dispersión. Creemos que se puede mejorar la articulación para construir medios públicos del siglo XXI”, puntualizó.

–¿Qué significa construir “medios públicos del siglo XXI”?

–Muchas cosas. En principio, construir espacios que se ajusten a valores tradicionales que deben tener los medios públicos, que tienen que ver con el pluralismo, con la construcción de la ciudadanía, con garantizar que todas las voces tengan lugar, generando contenidos que interpelen a todas la edades y a todos los públicos. Otro aspecto del que somos conscientes es que estamos en plena revolución tecnológica, por lo que tenemos que contemplar qué pasa con los medios públicos y su relación con las nuevas tecnologías, con el apagón analógico previsto para 2019, con las redes sociales...

–Si algo justificó la política kirchnerista fue, justamente, apostar a la renovación tecnológica de un sistema casi abandonado.

–Creemos que los medios públicos se han modernizado mucho en numerosas áreas. Pero también notamos que hay que darles un sentido federal. La federalización de los contenidos será un punto esencial. Nuestra visión crítica sobre los medios públicos tiene que ver con que, por momentos, se transformaron en potentes propaladores del discurso oficial. Apostamos a que todas las voces tengan lugar. El plan estratégico es construir un sistema de medios públicos estatal y no gubernamental. Creemos que en los medios públicos no siempre se preservó lo que debería haberse preservado, que es como el oxígeno para respirar, como lo es la pluralidad.

–Sin embargo, ¿no cree que esa pluralidad de voces entra en contradicción con la no continuidad de 6,7,8, por citar un ejemplo?

–6,7,8 es una coproducción entre el canal e Indalo. Fue la productora privada la que, tal vez persiguiendo su afán de rentabilidad, decidió no continuar el programa y así nos lo hizo saber.

–Pero usted, anteriormente, había expresado públicamente que el ciclo no iba a continuar bajo su gestión.

–Nosotros vamos a respetar todas las voces. Y seguramente hasta a algunos periodistas de 6,7,8 les ofrezcamos que continúen pero en otros formatos. Lo que no deseamos es que continúe un formato que se convirtió en espacio de linchamiento y escarnio de diferentes personalidades, porque le hace mal a la ciudadanía y no es el contenido que queremos tener en pantalla. No es un problema con las ideas que sustentan los periodistas, sino con el formato. Insisto: todas las ideas van a tener un lugar.

–¿No cree que queda dañada la institucionalidad de los medios públicos, ante la “forzada” renuncia de Tristán Bauer como presidente de RTA y de María Seoane como directora ejecutiva de Radio Nacional?

–Todos, los que piensan parecido y los que piensan diferente, merecen nuestro respeto. Mi deseo es mantener la institucionalidad de RTA, dando al mismo tiempo un perfil propio a la gestión. Tuve una buena reunión con Bauer, que entendió que lo importante era mantener el fuerte rol que alcanzaron los medios públicos bajo su gestión, y dio un paso al costado.

–¿Qué pasará en caso de que el otro representante del Ejecutivo en el directorio de RTA, Alberto Cantero, decida continuar en el cargo? ¿Evalúan en el Gobierno la posibilidad de una “intervención”?

–No analizamos esa hipótesis.

Compartir: 

Twitter
 

“El plan es construir un sistema de medios estatal y no gubernamental”, dijo Hernán Lombardi a Página/12.
Imagen: Luciana Granovsky
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.